Monitorización del comportamiento y las actitudes de la población relacionadas con la COVID-19 en España (COSMO-SPAIN): Estudio OMS


El Instituto de Salud Carlos III coordina la encuesta de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Behavioural Insights sobre COVID-19 en España, con el objetivo de dar seguimiento al comportamiento y las actitudes de la población relacionadas con la COVID-19 en nuestro país.

Los resultados de esta encuesta ayudarán a hacer frente a la epidemia aportando información relevante a la hora de diseñar estrategias de salud y campañas de sensibilización. Este estudio se ha puesto en marcha en otros 31 países, en los que ya ha resultado ser útil para para identificar 'en tiempo real' las necesidades de información y preferencias de los ciudadanos, conocer el grado de aceptación y adherencia a las medidas implementadas o previstas, identificar las conductas de riesgo, el impacto de la desinformación y los factores psicológicos en el comportamiento preventivo.

Los datos obtenidos con esta encuesta, se irán publicando en esta web regularmente para que tanto los ciudadanos como las instituciones puedan tener acceso a ellos.

Rondas:

Estudio Preliminar: encuesta realizada en mayo de 2020

Resultados más relevantes:

Percepción del riesgo

La mayoría de los encuestados considera a la Covid19 una enfermedad grave o muy grave, y cree que aún podrían contagiarse. Los lugares donde los encuestados consideran que es más probable contagiarse son: al hacer la compra, en el transporte público y en el lugar de trabajo.


Conocimientos

El estudio muestra que la población tiene, en general, un buen conocimiento respecto a las formas de contagio más frecuentes, los grupos de riesgo y los síntomas del COVID-19. Además, el 97% de los encuestados contestan que las personas sin fiebre pueden ser contagiosas. Igualmente es bueno el conocimiento que los encuestados tienen sobre las medidas para reducir el contagio.


Comportamiento

La mayoría de los encuestados reportan haber seguido, hasta la fecha, las recomendaciones de las instituciones sanitarias para reducir la transmisión del COVID-19, sobre todo en lo que se refiere al lavado de manos y la distancia de seguridad (96%).


Fuentes de información

Telediarios, prensa y ruedas de prensa son las fuentes de información más utilizadas, mientras que la web del Ministerio de Sanidad, las ruedas de prensa y los telediarios son las que se consideran más fiables (ver chart). Aunque la fiabilidad en la información recibida a través de las redes sociales es percibida como muy baja por la gran mayoría de los encuestados uno de cada tres refiere utilizarlas para informarse sobre el COVID-19


Ronda 1: encuesta realizada en julio de 2020

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda, han participado 1033 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos (50,1% hombres). El 30% tenían entre 30 y 44 años y un tercio de la muestra entre 45 y 60 años. El 45% tenían estudios universitarios o FP superior y la mayor parte (56%) de los participantes refirieron estar trabajando.


Preocupación

La preocupación de la población respecto a la pandemia sigue siendo elevada, un 64% dice que el coronavirus/Covid19 le preocupa mucho o muchísimo y solo un 11% de los encuestados reporta que le preocupa un poco o nada. Las principales preocupaciones de los encuestados con respecto al Covid19 son: perder a un ser querido, la gente que va sin mascarilla, la saturación de los servicios sanitarios y un nuevo confinamiento, todas con una media (M) por encima de 4, en una escala entre 1 (nada) y 5 (muchísimo). Así mismo, un 36% de los encuestados dicen tener la sensación de que el coronavirus/Covid19 les deprime.


Percepción del riesgo y contagio

En general, la percepción del riesgo sigue siendo alta, un 42% de los encuestados cree que lo peor de la pandemia está por venir o que estamos viviendo lo peor de la pandemia un 23%, y solo un 21% considera difícil/muy difícil poder evitar la infección. La percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse es también alta: un 43% considera que sería grave o muy grave. Las situaciones o actividades en las que los encuestados creen que es más fácil contagiarse son: ir a sitios concurridos y al utilizar el transporte público y las que menos, reunirse en casas particulares, trabajar fuera de casa y hacer la compra.


Conocimientos, mascarillas y alfabetización en salud

Los conocimientos sobre las formas de contagio siguen siendo adecuados, incluyendo la capacidad de contagio de las personas sin fiebre. Sobre el uso de la mascarilla, el 94% piensa que el uso de mascarillas sirve para evitar contagiar a los demás y solo el 70% señala su utilidad para protegerse de ser infectado. El 86% refiere que las mascarillas tienen que tapar la nariz y la boca pero todavía hay un 10% que cree que hay que quitarse la mascarilla para toser o estornudar.

La dificultad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus es muy variable. Más del 75% de los encuestados refiere que le es fácil o muy fácil encontrar información sobre los síntomas y las restricciones relacionadas con el coronavirus/COVID-19, averiguar qué hacer en el caso de sospechar que tiene la enfermedad, entender y seguir las restricciones y recomendaciones que dan las autoridades sobre el coronavirus/COVID-19 o decidir cuándo quedarse en casa (y no ir al trabajo/colegio/actividades sociales). La dificultad percibida aumenta a la hora de entender lo que dicen las autoridades sobre el coronavirus/COVID-19, valorar cuando necesita ir al médico por un problema sin relación con el coronavirus/COVID-19 y valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus/COVID-19 es fiable.


Comportamiento

En la última semana, las medidas más frecuentemente seguidas por los encuestados para evitar el contagio fueron usar mascarillas (91%), lavarse las manos, usar gel hidroalcohólico y guardar distancia física (84%). Además, un 32% refiere haberse quedado en casa al tener síntomas.


Fuentes de información

Telediarios, prensa (en papel y online) y ruedas de prensa, son las fuentes de información más consultadas por la población, mientras que la información procedente de los profesionales sanitarios, la OMS y el Ministerio de Sanidad son las que más confianza generan. Una vez más, las redes sociales son bastante consultadas aunque se confía poco en ellas. Los programas de debate de radio y televisión son los segundos que menos confianza generan.

Sobre el tipo de información que más le interesaría recibir los más mencionados son: la evolución del virus (21%), la vacuna (15%) y cómo prevenir el contagio (15%). Un 11% de los encuestados refieren tener suficiente información y no necesitar ninguna de forma específica.


Confianza

Preguntados sobre la confianza que les generan distintas instituciones a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus/COVID-19, los encuestados confían más en los científicos, hospitales y centros de salud (M= 3,9; 3,8 y 3,7 respectivamente, utilizando una escala del 1=muy poca confianza, al 5=mucha confianza); por igual en el Ministerio de salud y en sus Comunidades Autónomas (M=3,3); con medias cercanas al 3 están los centros educativos y la prensa, y por debajo de 3, la confianza en el trasporte público, compañías aéreas, y trenes/autobuses de larga distancia.


Decisiones tomadas hasta ahora

Al consultar con los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, utilizando unas escala del 1 (nada de acuerdo) al 5 (totalmente de acuerdo) hemos encontrado que los encuestados consideran, casi por igual, que las decisiones tomas en España para reducir la propagación del COVID19 han sido adecuadas (M=3,9) e improvisadas (M=3,8).

Al analizar hasta qué punto los encuestados están de acuerdo con las decisiones adoptadas durante la pandemia vemos que las que mayor acuerdo generan son el uso obligatorio de mascarilla, la apertura de comercios, la libertad de movimientos entre provincias y que sean las comunidades autónomas las que determinen las normativas. Las que mayor desacuerdo generan son la libertad de movimiento entre países, la apertura de gimnasios o instalaciones deportivas, la realización de eventos y espectáculos de masas y la apertura de los bares y restaurantes.


Vacuna

El 70% de las personas encuestadas dicen se pondrían una vacuna si estuviera disponible y fuera indicada.


App de rastreo

El 59% de los encuestados dicen que se descargaría una aplicación gratuita de rastreo para el teléfono móvil, que le advirtiera si puede haber sido infectado con el coronavirus/COVID19.


Segundo brote

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno en el caso de que se produjera un segundo brote generalizado del COVID19, las medidas con más aceptación son prohibir los eventos de masas de cualquier tipo y confinar los núcleos urbanos o las provincias más afectadas. Las medidas que más desacuerdo generan serían volver a cerrar la actividad empresarial no esencial, volver a los horarios de salida y volver al Estado de Alarma.



Ronda 2: encuesta realizada en septiembre de 2020

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1057 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos (49,6% hombres). El 30% tenían entre 30 y 44 años y un tercio de la muestra entre 45 y 60 años. El 42% tenían estudios universitarios o FP superior y la mayor parte (55%) de los participantes refirieron estar trabajando.


Preocupación

La preocupación de la población respecto a la pandemia sigue siendo elevada: 60% de los participantes indican mucha o muchísima preocupación. Sin embargo, el nivel de preocupación ha disminuido respecto a la encuesta anterior, en la que la preocupación de la población se mantenía en niveles similares a los registrados en pleno confinamiento. Además, ha aumentado en un 3% los encuestados que dicen que el coronavirus/Covid19 les preocupa poco o nada.

Las principales preocupaciones de los encuestados con respecto a la Covid19 se mantienen similares a la ronda anterior: la saturación de los servicios sanitarios, la gente que va sin mascarilla y un nuevo confinamiento, pero aumentan la preocupación por la situación económica y laboral (“no poder pagar mis facturas” y “la conciliación laboral y familiar”). A uno de cada dos encuestados le preocupa mucho poder perder su trabajo. Además, las situaciones que menos preocupaban a la población en la ronda anterior, como la salud física y mental, salir a la calle, el cierre de centros educativos o las discusiones familiares derivadas del cumplimiento de las restricciones, también han aumentado en esta ronda.


Percepción del riesgo y contagio

En general, la percepción de la población sobre la evolución de la pandemia ha empeorado, un 47% de los encuestados cree que lo peor de la pandemia está por venir y un 31% que estamos viviendo lo peor de la pandemia. Además, un 78% de la población tiene la sensación de que el coronavirus se está propagando rápido. A nivel psicológico el porcentaje de los encuestados que afirma que la Covid19 le hace sentir deprimido se mantiene en cifras similares a la encuesta anterior (un 37%).

Sin embargo, la percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse ha descendido: un 39% considera que sería grave o muy grave (frente a un 43% de la encuesta anterior) y solo un 27% de la población cree que sus probabilidades de contagio son elevadas o muy elevadas. Por otro lado, ha aumentado 5% la población que percibe como difícil/muy difícil evitar infectarse.

Aproximadamente un 75% de los encuestados considera que existe una alta probabilidad de contagio al acudir a sitios concurridos en espacios cerrados pero la percepción del riesgo baja cuando el sitio, a pesar de ser concurrido, es un espacio abierto (52%).

Utilizar el transporte público, reunirse con familiares o amigos en casa o acudir a un centro sanitario siguen siendo situaciones en las que la precepción del riesgo de contagiarse es alta. Finalmente, el 48% de la población cree que es probable contagiarse en los centros educativos y el 45% al trabajar presencialmente.


Conocimientos, cuarentenas y alfabetización en salud

En general los conocimientos sobre las formas de contagio son adecuados y se mantienen altos desde el confinamiento, aunque el porcentaje de personas que piensan que las personas sin fiebre no son contagiosas ha aumentado, llegando al 24% en esta ronda. Sobre el uso de la mascarilla, el conocimiento ha ido mejorando a lo largo del tiempo pero sigue habiendo un 9% que cree que hay que quitarse la mascarilla para toser o estornudar. Además, un 12% de la población cree que la vacuna de la gripe sirve para prevenir el coronavirus y que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia.

En relación a las cuarentenas y los confinamientos, el 95% de la población sabe que si tiene síntomas se tiene que quedar en casa. A las preguntas sobre qué harían en caso de ser contacto estrecho de un positivo, el 74% llamaría inmediatamente al Centro de Salud o al teléfono de información para seguir sus indicaciones y el 54% se aislaría inmediatamente a la espera de ver si desarrolla síntomas. Sin embargo, un 17% se aislaría en casa pero no de su familia y un 12% dice que haría vida normal. Hay un 3% de la población que no sabe lo que debería hacer.

La facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta. Un 78% de los encuestados refiere que le es fácil o muy fácil encontrar información que necesita sobre el coronavirus/COVID-19 y más del 80% afirma que le es fácil o muy fácil entender y seguir las recomendaciones sobre cuándo debería quedarse en casa, así como entender y seguir las restricciones y recomendaciones que dan las autoridades sobre cómo protegerse.

La dificultad percibida aumenta a la hora valorar cuándo necesita ir al médico por un problema sin relación con el coronavirus/COVID-19 y al valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus/COVID-19 es fiable.


Comportamiento

La adherencia a las medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias sigue siendo alta. Durante la semana previa a la encuesta, las medidas de prevención que la población dice haber realizado “siempre” siguen siendo por este orden: usar mascarillas (90%), lavarse las manos y/o usar gel hidroalcohólico (85%), ventilar los espacios cerrados (84%) y guardar distancia física de 2 metros (80%).

Evitar el transporte público es una medida considerada como preventiva por el 72%, a pesar de que la gran mayoría de los encuestados ha retomado el trabajo presencial.

Aunque solo el 68% de la población dice haber evitado las reuniones sociales y familiares, es un porcentaje acorde con la probabilidad de contagio en estas reuniones manifestada por los encuestados.

También la desinfección de superficies, como pomos de las puertas y timbres, parece que se han establecido como rutina para el 55% de la población.


Fuentes de información

A pesar del tiempo transcurrido desde el inicio de la pandemia, algo más del 40% de la población busca información sobre el coronavirus/COVID19 entre 4 y 5 veces al día. Las fuentes de información consultadas han variado poco en estos meses. Actualmente, los telediarios, internet y la prensa, siguen siendo las fuentes de información más consultadas por la población, mientras que la información procedente de los profesionales sanitarios, la OMS y el Ministerio de Sanidad continúan siendo las que más confianza generan. Una vez más, las redes sociales son bastante consultadas aunque se confía poco en ellas y lo mismo ocurre con los programas de debate de radio y televisión.


Confianza

Preguntados sobre la confianza que les generan distintas instituciones a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus/COVID-19, la población vuelve a confiar más en los científicos (69%), hospitales (58%) y centros de salud (54%); y un poco más en el Ministerio de Salud (42%) que en sus Comunidades Autónomas (39%) Ha aumentado la población que tiene confianza en los centros educativos en un 5%, pero la prensa y el transporte público siguen siendo las fuentes de información que menos confianza generan.


Decisiones tomadas hasta ahora

Al consultar a los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, ha bajado en un 3% los que consideran que las decisiones tomadas han sido adecuadas. Por otro lado, el 63% de los encuestados no considera exageradas las medidas tomadas hasta la fecha.

En consonancia con la ronda anterior, las medidas adoptadas durante la pandemia que mayor acuerdo generan son el uso obligatorio de mascarilla (80% de acuerdo) y las restricciones de aforo y horario en bares, restaurantes y locales de ocio: únicamente un 10% de la población dice estar en desacuerdo con las restricciones de aforo en bares y restaurantes y un 14% dice estar en desacuerdo con las restricciones de horarios en locales de ocio.

Con la apertura de los centros educativos está de acuerdo el 42% de los encuestados. Mantener la libertad de movimientos entre provincias es considerada una buena medida para el 40% de los encuestados en el momento de la encuesta, mientras que la libertad de movimientos entre países genera más desacuerdo. Aunque también se considera acertada, ha aumentado la población en desacuerdo con que sean las comunidades autónomas las que determinen las normativas. Finalmente, la población en desacuerdo con la prohibición de fumar en la vía pública es solo del 22%.


Vacuna

En la ronda 1, realizada a finales de julio, el 70% de los encuestados decía estar de acuerdo en vacunarse si hubiera una vacuna disponible y fuera indicada. Sin embargo, en esta segunda ronda, las personas dispuestas a ponerse una vacuna contra la Covid19 si estuviera disponible mañana mismo solo es del 43%. Las principales razones por las que la población dice, en la ronda 2, que no se pondría la vacuna son: “puede tener riesgos para mi salud” (59%); “me pondría una segunda o tercera, no la primera” (37%) y “creo que no será eficaz” (16%).

Los resultados del modelo de regresión logística indican que las mujeres muestran casi el doble de probabilidad (odds ratio, OR: 1,94) de estar en desacuerdo en vacunarse o indecisas que los hombres. Además, las personas que valoran la enfermedad por coronavirus como leve tienen el doble de probabilidad (OR=2,10) de estar en desacuerdo en vacunarse que los que valoran la enfermedad como grave. Los que no tienen confianza en los científicos tienen un 45% menos de probabilidad (OR=0,45) de querer vacunarse que los que tienen confianza. Los que no se preocupan por el coronavirus/COVID-19 presentan el doble de probabilidad de no querer vacunarse o estar indecisos (OR=2,05) que los que se preocupan. Finalmente, las personas que no están preocupadas por la gente que no usa mascarillas presentan casi el triple de probabilidad de estar en desacuerdo con vacunarse o ser indecisas (OR=2,97) que las personas con esta preocupación.


App de rastreo

En relación al uso de una aplicación gratuita de rastreo para el teléfono móvil, que le advirtiera si puede haber sido infectado con el coronavirus/COVID19 el porcentaje de la población que dice que se la descargaría se mantiene en más del 55%.


Segundo brote

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno en el caso de que se produjera un segundo brote generalizado del COVID19, la medida con más aceptación es “unificar la normativa y las restricciones a nivel nacional” con un 63% de la población totalmente de acuerdo; seguida de confinar a las zonas más afectadas (62%). Ha subido la población que estaría de acuerdo con volver a proclamar el estado de alarma a casi un 50% y un 43% está de acuerdo con que habría que volver a confinar a toda la población. La medida que más desacuerdo genera sería confinar a los mayores de 70 años, con un 43% de la población en desacuerdo.



Ronda 3: encuesta realizada en noviembre 2020

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1018 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución igual por sexos. El 33% tenía entre 45 y 60 años. El 43,1% tenía estudios universitarios y la mayor parte (56,7%) de los participantes refirió estar trabajando, de los cuales el 27,7% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.


Preocupación y situación de la pandemia

La preocupación de la población respecto a la pandemia sigue siendo elevada: el 59% de los participantes indican mucha o muchísima preocupación, manteniéndose respecto a la ronda 2. Las principales preocupaciones de los encuestados con respecto a la COVID-19 se mantienen similares a las rondas anteriores: perder a un ser querido (93%), la saturación de los servicios sanitarios (91%) y la gente que va sin mascarilla (85%). En esta ronda aumenta la preocupación por la propia salud física y mental y disminuye la preocupación por un nuevo confinamiento.

Se mantiene el porcentaje de participantes que cree que la pandemia se está propagando rápido (79%). A nivel psicológico, el porcentaje de los encuestados que afirma que la COVID-19 le hace sentir deprimido ha aumentado ligeramente respecto a la encuesta anterior (un 42%).

Un 31% de los encuestados cree que lo peor de la pandemia está por venir y un 47% que estamos viviendo lo peor de la pandemia.


Conocimientos

En general los conocimientos sobre el coronavirus en general, las formas de contagio y las medidas preventivas son adecuados y se mantienen altos. El porcentaje de personas que piensan que las personas sin fiebre pueden ser contagiosas ha aumentado, llegando al 92% en esta ronda, y el 96% sabe que la enfermedad se transmite por gotas al toser y hablar. En relación a las cuarentenas y los confinamientos, más del 95% de la población sabe que si tiene síntomas se tiene que quedar en casa y que si es contacto estrecho debe aislarse. Casi todos los encuestados saben que la mascarilla tiene que tapar nariz y boca, y un 94% que mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz y que hay que lavarse las manos antes y después de usar la mascarilla.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse ha descendido: un 36% considera que sería grave o muy grave (frente a al 43% y 39% de las encuestas anteriores) y solo un 26% de la población cree que sus probabilidades de contagio son elevadas o muy elevadas, igual que en la ronda 2.

Los lugares con más probabilidad de contagio percibida son los sitios concurridos en espacios cerrados (81%), el transporte público (72%) y las reuniones con familiares o amigos (59%).

El 24% de los encuestados manifiesta que es muy difícil conseguir evitar infectarse por el coronavirus, un porcentaje que se mantiene similar al de las rondas anteriores.


Medidas preventivas

La adherencia a las medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias sigue siendo alta. Las medidas de prevención que la población dice haber realizado “siempre” siguen siendo por este orden: usar mascarillas (93%), ventilar los espacios cerrados (87%) y utilizar el gel hidroalcohólico (86%). Respecto a las rondas anteriores, han disminuido ligeramente los comportamientos de lavado de manos, guardar la distancia de seguridad, evitar tocarse ojos, nariz y boca con las manos sucias, evitar reuniones sociales y familiares y desinfectar superficies. La aplicación Radar-COVID es la medida preventiva menos usada.


Mascarillas

El tipo de mascarilla más usada habitualmente es la mascarilla quirúrgica (44%), seguida por la mascarilla FFP2 (26%). Es de destacar que el 60% de los encuestados indica que mira la etiqueta para ver si la mascarilla cumple la normativa antes de comprarla.


Alfabetización en salud

La facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta. En un rango de 1 (muy difícil) a 5 (muy fácil), seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse alcanza una media de 3,27, averiguar qué hacer cuando sospecha que tiene coronavirus llega a una media de 3,19, y entender las recomendaciones sobre cuándo debería quedarse en casa tiene una media de 3,13. Sin embargo, los participantes tienen más dificultades en valorar cuándo ir al médico (media de 2,69) y si la información de los medios es fiable (media de 2,34).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha bajado respecto a la ronda anterior, el 34% indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día, cuando en la ronda 2 era del 41%. Los telediarios, internet y la prensa nacional siguen siendo las fuentes de información más consultadas por la población. La información procedente de los profesionales sanitarios, la OMS y el Ministerio de Sanidad continúan siendo las que más confianza generan. Una vez más, las redes sociales son bastante consultadas aunque se confía poco en ellas y lo mismo ocurre con internet y con los programas de debate. El índice de relevancia (frecuencia x confianza) más alto lo alcanzan los telediarios (0,47) e internet (0,38), aunque estos valores son un poco más bajos que en la ronda 2.


Confianza en las instituciones

Las instituciones que generan más confianza en la población, a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus/COVID-19, son las mismas que en rondas anteriores: en un rango de 1, muy poca confianza, a 5, mucha confianza los científicos (con una media de 3,9), hospitales (media de 3,57) y centros de salud (media de 3,36). Ha aumentado la población que tiene confianza en los centros educativos en un 5%, pero la prensa y el transporte público siguen siendo las que menos confianza generan.


Decisiones tomadas

Al consultar a los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, ha bajado en un 3% los que consideran que las decisiones tomadas han sido adecuadas, aunque el 63% de los encuestados no considera exageradas las medidas tomadas hasta la fecha.

Las medidas adoptadas durante la pandemia que mayor acuerdo generan, en un rango que va de 1, no de acuerdo, a 5, de acuerdo, son el uso obligatorio de mascarilla (una media de 4,5), el toque de queda nocturno (media de 3,74), la prohibición de reuniones de más de 6 personas (media de 3,7). Ha aumentado el grado de acuerdo con la apertura de los centros educativos, pasando de una media de 3,21 en la ronda 2 a 3,59 en la ronda 3. La medida que menos acuerdo suscita es la libertad de movimiento entre países (media de 2,2).


Vacuna

El porcentaje de personas dispuestas a ponerse una vacuna contra la COVID-19 si estuviera disponible mañana mismo es del 39%, lo que representa una disminución con respecto a la ronda 2 (43%). También ha disminuido en un 7% la población que dice que “no tendría dudas sobre la vacuna, si está recomendada es que es segura”. Las principales razones por las que la población no se pondría la vacuna son: “me pondría una segunda o tercera, no la primera” (52%) y “puede tener riesgos para mi salud” (48%).


App de rastreo

En relación al uso de una aplicación gratuita de rastreo para el teléfono móvil, que le advirtiera si puede haber sido infectado con el coronavirus/COVID19 el porcentaje de la población que dice que se la descargaría se mantiene, como en la ronda anterior, en más del 55%.


Medidas en caso de rebrote

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno en el caso de que se produjera un rebrote generalizado del COVID19, la medida con más aceptación es unificar la normativa y las restricciones a nivel nacional (media de 3,83, en un rango que va de 1, nada de acuerdo, a 5, totalmente de acuerdo) seguido de confinar las zonas más afectadas (media de 3.5). Las medidas que menos acuerdo generan son confinar solo los fines de semana (media de 2,17) y confinar a los mayores de 70 años (media de 2,09).


Fatiga pandémica y costes

Como novedad en esta ronda 3, se ha preguntado a los participantes sobre su nivel de fatiga pandémica. En un rango de 1 (nada de acuerdo) a 5 (totalmente de acuerdo), las afirmaciones más mencionadas son “estoy cansado/a de los debates sobre la COVID-19”, con una media de 3,88, seguido por “estoy harto/a de oír hablar de COVID-19”, con una media de 3,52. Sin embargo, los encuestados no refieren cansancio debido a las limitaciones para proteger a los más vulnerables ni que hayan perdido las ganas de luchar contra la enfermedad (medias de 2,07 y 2,01, respectivamente). En general, los encuestados manifiestan una responsabilidad moral a la hora de cumplir con las recomendaciones (media de 4,42), y no creen que se pierda tiempo al seguir las recomendaciones y restricciones (media de 2,27).



Ronda 4: encuesta realizada en enero de 2021

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1002 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 33% tenía entre 45 y 60 años. El 42% tenía estudios universitarios y la mayor parte (58%) de los participantes refirió estar trabajando, de los cuales el 30% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.


Preocupación y situación de la pandemia

La preocupación de la población respecto a la pandemia ha aumentado: el 67% de los participantes indican mucha o muchísima preocupación, el más alto de las 4 rondas. Entre las principales preocupaciones de los encuestados con respecto a la COVID-19 también han aumentado la preocupación por la saturación de los servicios sanitarios con una media de 4,63 (sobre 5) y la gente que va sin mascarilla (4,51). En esta ronda vuelve a aumentar la preocupación por la propia salud física y mental y a descender la preocupación por un nuevo confinamiento.

También aumenta el porcentaje de participantes que cree que la pandemia se está propagando rápido (92%), así como el porcentaje de los encuestados que afirma que la COVID-19 le hace sentir deprimido (50%) o le produce miedo (47%).

Además, un 54% de los encuestados cree que estamos viviendo lo peor de la pandemia, la más alta de todas las rondas.


Conocimientos

En general los conocimientos sobre el coronavirus, las formas de contagio y las medidas preventivas son adecuados y se mantienen altos. Ha aumentado a un 96% el porcentaje de población que sabe que mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz así como que los que afirman que las recomendaciones de las autoridades son de obligado cumplimiento (89%). La mayoría de los encuestados saben también que si tiene síntomas se tiene que quedar en casa (97%) y que si es contacto estrecho debe aislarse (96%).


Pruebas de detección

En esta ronda se ha preguntado sobre los conocimientos y prácticas de la población sobre las pruebas para la detección y diagnóstico del coronavirus. El 54% de la población considera estar bien informada sobre las diferentes pruebas existentes. Además, el 78% afirma que si el resultado de la PCR o del test de antígenos es positivo, “definitivamente tengo el coronavirus”, el 81% afirma que “si el resultado es negativo, podría ser positivo al día siguiente” y finalmente el 90% niega que si el resultado es negativo eso significa que 'puedo reunirme con amigos y familiares sin adoptar medidas de seguridad'.

En relación a si se han realizado una PCR o test de antígenos durante los últimos dos meses, un 72% responde que no. Del 28% que responde que sí, las razones más frecuentes fueron por ser contacto de un positivo (25%), por motivos de trabajo y por tener síntomas un 15%, y por acudir a la campaña de cribado en su localidad o barrio 12%, entre otros.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse sigue siendo baja, solo un 36% considera que sería grave o muy grave. Ha aumentado ligeramente la población que cree que sus probabilidades de contagio son elevadas o muy elevadas a un 32%, frente al 26% de rondas anteriores.

También ha aumentado la percepción de probabilidad de contagio según lugar y actividad. Los lugares con más probabilidad de contagio percibida siguen siendo los sitios concurridos en espacios cerrados, que alcanza el 85%, y el transporte público (75%). Sin embargo, son las reuniones con familiares o amigos las que mayor aumento de percepción de contagio registran en relación a las rondas anteriores, llegando a un 71%.

Igualmente aumentan los encuestados que manifiestan que es muy difícil conseguir evitar infectarse por el coronavirus, llegando al 30%, el porcentaje más alto de todas las rondas.


Medidas preventivas

La adherencia a las medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias también ha aumentado en esta ronda. Las medidas de prevención que la población dice haber realizado “siempre” son: usar mascarillas (94%), aumentando también la población que dice utilizar la mascarilla cuando está con amigos (87%), y utilizar el gel hidroalcohólico (86%). No visitar a familiares o amigos en cuarentena, guardar la distancia de seguridad, evitar el transporte público y evitar las reuniones sociales o familiares también han aumentado en esta ronda.


Mascarillas

Aunque el tipo de mascarilla más utilizada sigue siendo la mascarilla quirúrgica, ha descendido un poco (40%), mientras que la mascarilla FFP2 ha pasado a ser utilizada por el 37% de la población (frente al 26% de la ronda anterior). También han aumentado los encuestados que indican que miran la etiqueta para ver si la mascarilla cumple la normativa antes de comprarla (75%).


Alfabetización en salud

La facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta, aunque ha disminuido ligeramente en esta ronda. En un rango de 1 (muy difícil) a 4 (muy fácil), seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse baja a una media de 3,23, averiguar qué hacer cuando sospecha que tiene coronavirus baja a una media de 3,15 y entender las restricciones baja a 2,6. Sin embargo la facilidad percibida para entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho de un positivo es alta, con una media de 3,15, al igual que la facilidad para decidir si debe vacunarse (3,15). Sin embargo, la población tiene más dificultades para entender los beneficios y riesgos de vacunarse (2,96), encontrar información sobre las vacunas (2,59) o valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre las vacunas es fiable (2,3).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de consulta de información sobre el coronavirus ha aumentado respecto a la ronda anterior, de un 34% a un 38% de las personas que indican que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día. La información procedente de los profesionales sanitarios y la OMS continúa siendo las que más confianza genera. Una vez más se confía poco en las redes sociales, internet y los programas de debate.


Confianza en las instituciones

Las instituciones que generan más confianza en la población son las mismas que en rondas anteriores: en un rango de 1 a 5, los participantes indican tener mucha confianza en los científicos, con una media de 3,9, la única que ha aumentado en esta ronda); los hospitales (media de 3,5) y los centros de salud (media de 3,2). La confianza en el resto de las instituciones ha continuado su descenso, menos la relativa a la prensa, que se mantiene con una media de 2,3.


Decisiones tomadas

Al consultar a los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, ha bajado en un 8% los que consideran que las decisiones tomadas han sido adecuadas en comparación con la ronda anterior, mientras que el 72% de los encuestados no considera exageradas las medidas tomadas hasta la fecha.

Las medidas adoptadas durante la pandemia que mayor acuerdo generan, en un rango de 1, no de acuerdo, a 5, de acuerdo, son el uso obligatorio de mascarilla (una media de 4,6), el toque de queda nocturno (media de 3,9) y la prohibición de reuniones con no-convivientes (media de 3,6). Ha aumentado el grado de acuerdo con la limitación del movimiento entre provincias, pasando de una media de 3,4 en la ronda 3 a 3,6 en la ronda 4, y ha descendido la conformidad con que sean las CCAA las que determinen las normativas (3,14 a 2,99).


Vacuna

El porcentaje de personas dispuestas a ponerse una vacuna contra la COVID-19, si estuviera disponible mañana mismo, ha aumentado del 39% al 72%. También ha aumentado hasta un 62% la población que dice que “no tendría dudas sobre la vacuna, si está recomendada es que es segura”. Como novedad, un 55% de la población considera que habría que sancionar a las personas que no siguen las recomendaciones de vacunación. Las razones por las que la población no se pondría la vacuna también han descendido, ya que en la ronda anterior un 52% de la población afirmaba que “me pondría una segunda o tercera, no la primera” frente a un 17% en esta ronda y lo mismo ocurre con la afirmación de que “puede tener riesgos para mi salud”, que ha pasado de ser contestada por un 48% de la población a solo un 26%. “Me falta información para decidir” es ahora la principal razón para no ponerse la vacuna, para el 54% de la población.


Medidas ante el aumento de casos

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno ante el aumento de casos de COVID19, en un rango de 1, nada de acuerdo, a 5, totalmente de acuerdo, la medida con más aceptación es unificar la normativa y las restricciones a nivel nacional (media de 3,84), seguida de confinar las zonas más afectadas (3.32) y adelantar el toque de queda (3,20). La posibilidad de confinar solo los fines de semana ha pasado de una media de 2,17 en la ronda 3, a una de 2,47 en la ronda 4. Confinar a los mayores de 70 años sigue siendo la medida que menos acuerdo genera, con una media de 1,92.


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica se ha hecho notar con el empeoramiento de la evolución de la epidemia, aumentando en todas las opciones planteadas. En un rango de 1 (nada de acuerdo) a 5 (totalmente de acuerdo), las afirmaciones más mencionadas son “estoy cansado/a de los debates sobre la COVID-19”, con una media de 3,91, seguido por “estoy harto/a de oír hablar de COVID-19”, con una media de 3,62 y “me siento en tensión tratando de seguir todas las recomendaciones” con una media de 3,04 en esta.


Reuniones familiares y ocio

Se preguntó a la población sobre las reuniones familiares en los días festivos durante las navidades y el 70% dice haber celebrado Año Nuevo solo con sus convivientes, entre un 36% dice haber celebrado Nochebuena con no-convivientes de un núcleo familiar y un 5% dice haberse reunido con no-convivientes de varios grupos familiares en Nochevieja. Respecto a los demás días festivos, el porcentaje de personas que se reunió solo con los convivientes fue entre 68% en el día de Reyes y 60% en Nochebuena.

Finalmente, se le preguntó a la población si, en los últimos dos meses, habían estado más de 15 minutos en el interior de un bar/restaurante sin mascarilla y un 24% contestó que sí. De estos, el 34% afirma que sí estaban ocupadas todas las mesas del interior del bar/restaurante


Participación social

En esta ronda también se preguntó a la población si ha participado en redes comunitarias para apoyar a sus vecinos durante la pandemia y el 77% responde no haber participado. En relación a si han recibido apoyo de su comunidad por necesidades de salud o sociales que hayan podido surgir durante la pandemia el 73,4% contestó que no.



Ronda 5: encuesta realizada en marzo de 2021

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1002 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 34% de los encuestados tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (56%) refirió estar trabajando, de los cuales el 22% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo alto de contagio. El 29% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

En esta ronda la preocupación de los participantes por el coronavirus ha disminuido (52% indicaron que el coronavirus/COVID-19 les preocupa mucho/muchísimo, frente al 67% de la ronda anterior), al igual que la sensación de que el virus se propaga rápido (69% respondieron que el coronavirus se propaga rápido, frente al 92% en la ronda 4), y el sentimiento de depresión (44% de los encuestados manifestaron sentirse deprimidos, frente al 50% de la ronda anterior). El sentimiento de miedo se mantiene (41%) respecto a la ronda anterior.

El grado de preocupación también ha bajado para las distintas situaciones planteadas, excepto para “un nuevo confinamiento” (media: 3,88 sobre 5 puntos), “no poder pagar mis facturas” (3,53) y “perder mi trabajo” (3,16), que aumentan ligeramente.

Por primera vez, la mitad de los encuestados cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado y solo un 23% aún cree que lo peor de la pandemia está por venir.


Conocimientos

El grado de conocimiento baja ligeramente con respecto a la ronda anterior, particularmente en las preguntas: “el coronavirus se transmite por el aire” (82% de los encuestados responde correctamente, frente al 85% en la ronda anterior), “si soy contacto estrecho debo aislarme” (94% responde correctamente, 96% en la ronda anterior), y “hay que lavarse las manos antes y después de usar la mascarilla” (91% responde correctamente, 96% en la ronda 4). El porcentaje de encuestados que cree incorrectamente que puede hacer vida normal si es contacto estrecho pasa del 6% en la ronda 4 al 8% en la ronda 5.


Pruebas de detección

Sin embargo, en esta ronda aumenta el número de personas que dice sentirse bien informado sobre las pruebas de detección del coronavirus (54% al 56%), pero baja el número de personas que muestra un conocimiento correcto sobre las pruebas. Mientras que disminuye el número de personas que se ha realizado PCR o tests de antígenos (28 al 21%).


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de gravedad de enfermedad también baja con respecto a las rondas anteriores: únicamente el 35% de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. La percepción de probabilidad de contagio en general, también es la más baja de todas las rondas, ya que solo el 25% de los encuestados cree que tiene muchas probabilidades de contagiarse. La percepción de probabilidad de contagio en situaciones específicas disminuye para todas las situaciones, particularmente en relación a sitios concurridos en lugares cerrados, que pasa de una media de 4,35 sobre 5 en la ronda anterior a 4,17 en la ronda actual, y en reuniones con amigos y familiares (de 3,97 a 3,81). La autoeficacia aumenta a valores similares a la primera ronda, con un 29% de encuestados que cree que es fácil evitar contagiarse.


Medidas preventivas

Se observa una ligera bajada en la frecuencia de cumplimiento de todas las medidas preventivas, excepto en el uso de gel hidroalcohólico (se mantiene) y ventilar espacios cerrados (aumenta ligeramente). Utilizar mascarillas sigue siendo la medida más usada (media: 4,7).


Mascarillas

El uso de mascarillas FFP2 aumenta del 37 al 46% y disminuye el de mascarillas quirúrgicas, del 44% al 35%. Se mantiene en el 75% la proporción de personas que indica que se fija en si las mascarillas cumplen la normativa al comprarlas.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud aumenta en los siguientes aspectos: entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho (media: 3,18 en un rango de 1, muy difícil, a 4 muy fácil), cuando se sospecha que tiene coronavirus (3,17), valorar cuándo necesita ir al médico (2,76), entender las restricciones que dan las autoridades (2,65), encontrar información sobre las vacunas (2,62), y averiguar si la información de los medios en general (2,31) y sobre las vacunas (2,32) es fiable. Sin embargo, baja en cuanto a: decidir si debo vacunarme (3,09), entender los riesgos y beneficios de vacunarse (2,93) y encontrar información sobre el coronavirus (2,93).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información baja progresivamente, y solo el 27% de los encuestados indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día (38% en la ronda anterior).

La confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus baja para casi todas las fuentes. Sin embargo, la confianza en el Ministerio de Sanidad, las ruedas de prensa y redes sociales sube respecto a la ronda anterior. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,95 sobre 5), la OMS (3,15) y el Ministerio de Sanidad (3,12).


Confianza en las instituciones

La confianza sube para casi todas las instituciones, excepto para los científicos, aunque se mantienen como los que más confianza generan (media: 3,84 sobre 5) y en la prensa, que baja hasta una media de 2,35.


Decisiones tomadas

Baja la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado en España no han sido adecuadas (del 56% en la ronda 4 al 45% en la ronda 5). Aumentan las personas que consideran que las decisiones adoptadas han sido exageradas en relación a la ronda anterior (de un 8% a un 15%), alcanzando cifras similares a la ronda 1 (julio de 2020).

En relación a medidas específicas, el grado de acuerdo ha bajado para el uso obligatorio de mascarilla (media: 4,46 sobre 5), aunque sigue siendo la medida que más acuerdo genera. También ha descendido el acuerdo con el toque de queda nocturno (3,76), y limitar movimiento entre provincias (3,42). Ha aumentado el grado de acuerdo con la apertura de centros educativos y que sean las CCAA las que determinen las normativas.


Percepción de cumplimiento de normativa

Se pregunta por primera vez sobre la percepción en el cumplimiento de las normas por parte de la sociedad española en general y el 60% de los encuestados cree que la mayoría de la población española cumple las normativas, aunque el 75% de los encuestados cree que la mayoría de los españoles se quita la mascarilla en las reuniones familiares y el 63% cree que la mayoría de los españoles se reúne con no convivientes en lugares cerrados.


Vacuna

El 8% de los encuestados ha recibido ya alguna dosis de la vacuna. De los que no han recibido la vacuna, aumenta el porcentaje de personas que dicen que se la pondrían (74% frente al 72% en la ronda anterior). Los motivos más mencionados por los que dicen no querer vacunarse son: falta de información (57% lo indican) y que puede tener riesgos para la salud (52%). Los motivos para querer vacunarse son proteger su propia salud (81% lo indican) y la de los demás (73%).


Medidas ante el aumento de casos

En caso de otro rebrote, las medidas con más acuerdo son unificar la normativa a nivel nacional (media: 3,92 sobre 5, con un aumento del acuerdo respecto a la media de la ronda anterior), prohibir las reuniones con no convivientes (3,61), y confinar las zonas más afectadas (3,53, con aumento del acuerdo con respecto a la ronda anterior).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta ligeramente para todas las afirmaciones, siendo mayor el aumento en “estoy perdiendo las ganas de luchas contra la COVID-19”. Las afirmaciones más mencionadas siguen siendo “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de COVID-19”.


Medidas específicas para Semana Santa

En el momento de la encuesta, justo una semana antes de la Semana Santa, el 44% percibe las medidas tomadas para la Semana Santa como adecuadas (26% nada adecuadas) y el 95% dice que se quedará en casa. Del 5% que dice que saldrá, la mayor parte (55%) saldrá fuera de la provincia, el 51% se alojará en hotel/camping/casa rural, y el 82% viajará solo o con la unidad familiar.


Reuniones familiares y ocio

Ha aumentado la proporción de personas que ha estado más de 15 minutos en el interior de un bar o restaurante (24% al 27%). De los que han ido a bares/restaurantes, el 81% cree que se cumplían las recomendaciones de aforo y distancia entre mesas y comensales.


Participación social

La participación social en redes comunitarias ha bajado respeto a la ronda anterior, con un 76% de personas que indica que no ha participado (73% en la ronda 4). Ha aumentado del 77% al 79% los encuestados que indican que no han necesitado de apoyo comunitario para necesidades de salud o sociales debido a la pandemia.



Ronda 6: encuesta realizada en mayo de 2021

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1001 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 34% tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (52%) refirió estar trabajando, de los cuales el 48,5% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 23,5% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

De nuevo, y van ya dos rondas consecutivas, la preocupación por el coronavirus ha disminuido en la población (48% indicaron que el coronavirus/COVID-19 les preocupa mucho/muchísimo en esta ronda, frente al 52% de la ronda anterior), al igual que la sensación de que el virus se propaga rápido (43% respondieron que el coronavirus se propaga rápido, frente al 69% en la ronda 5), y el sentimiento de depresión (36% de los encuestados manifestaron sentirse deprimidos, frente al 44% de la ronda anterior). Sin embargo, el sentimiento de miedo se mantiene (40%) respecto a las rondas anteriores.

El grado de preocupación también sigue bajando para la mayoría de las distintas situaciones planteadas, excepto, una vez más para las preocupaciones económicas y familiares como “la conciliación laboral y familiar” (media: 3,6 sobre 5 puntos), “no poder pagar mis facturas” (3,6) y “perder mi trabajo” (3,16), que aumentan ligeramente. Por primera vez preguntamos sobre la preocupación de la población sobre las nuevas cepas de coronavirus y esta se sitúa entre las cuatro preocupaciones más mencionadas, con una media de 4,1.

Una vez más, aumenta el porcentaje de encuestados que cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado, alcanzando en esta ronda el 77%, y solo un 11% aún cree que lo peor de la pandemia está por venir.

Por primera vez se preguntó a la población cómo se había sentido durante las últimas dos semanas con la escala WHO-5 Well Being Index. En una escala de 1 (nunca) a 5 (todo el tiempo), los encuestados obtuvieron una media de 2,7 en la pregunta “me he sentido alegre y de buen humor” y de 2,6 en la pregunta “Mi vida cotidiana ha estado llena de cosas que me interesan”. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 52 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica un valor moderado de bienestar emocional.


Conocimientos

El grado de conocimiento sigue bajando ligeramente en la mayoría de las respuestas propuestas con respecto a las rondas anteriores, particularmente en las preguntas: “Si se es PCR o test es negativo hoy, podría ser positivo al día siguiente” (75% de los encuestados responde correctamente, frente al 81% de hace dos rondas), “el coronavirus se transmite por el aire” (77% de los encuestados responde correctamente, frente al 85% de hace dos rondas), “mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz” (93% responde correctamente, 95% en la ronda anterior), y “la mascarilla debe tapar nariz y boca” (96% responde correctamente, 98% en la ronda 5). El porcentaje de encuestados que cree incorrectamente que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia pasa del 6% en la ronda 5 al 9% en esta ronda y también crecen los que erróneamente creen que la mascarilla se debe quitar para toser o estornudar, de un 5% a un 7% en esta ronda.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de gravedad de enfermedad ha seguido bajando con respecto a las rondas anteriores, y solo el 31% de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. La percepción de probabilidad de contagio en general es la más baja de todas las rondas: únicamente el 16% de los encuestados cree que tiene muchas probabilidades de contagiarse.

La percepción de probabilidad de contagio en situaciones específicas también muestra esta tendencia a la baja. Por ejemplo, la percepción de probabilidad de contagio en sitios concurridos en lugares cerrados pasa de una media de 4,2 sobre 5 en la ronda 5 a 4,1 en esta ronda; en el transporte público pasa de 3,9 a 3,8; y en reuniones con amigos y familiares, pasa de 3,8 a 3,7.

La autoeficacia aumenta, consiguiendo los valores más altos de todas las rondas: un 36% de los encuestados cree que es fácil evitar contagiarse.


Comportamiento preventivo

Utilizar mascarillas sigue siendo la medida más usada (media: 4,7), y aumenta ligeramente en relación a la ronda anterior, como también sucede con ventilar espacios cerrados y desinfectar superficies. Sin embargo, en el resto de medidas preventivas se observan disminuciones en la frecuencia de cumplimiento, particularmente en el uso del gel hidroalcohólico, el uso de mascarilla cuando se está con amigos, guardar la distancia física, no ir a sitios concurridos, evitar el transporte público y evitar reuniones familiares y sociales.


Alfabetización en salud

Por otra parte, la alfabetización en salud continua la tendencia creciente de rondas anteriores. Destaca el aumento que experimentan las cuestiones relativas a la vacunación: decidir si debo vacunarme pasa de una media de 3,1 (en un rango de 1, muy difícil, a 4, muy fácil) en la ronda 5 a 3,3 en esta ronda; entender los riesgos y beneficios de la vacunación pasa de 2,9 a 3,1; encontrar información sobre las vacunas pasa de 2,6 a 2,8; y valorar si la información que dan los medios sobre las vacunas es fiable pasa de 2,3 a 2,5.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información también baja progresivamente, y más de un tercio de la población indica que nunca o casi nunca consulta la información sobre coronavirus.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a la ronda anterior. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,9 sobre 5), la OMS (3,2) y el Ministerio de Sanidad (3,1).


Confianza en las instituciones

La confianza también se mantiene para todas las instituciones, subiendo ligeramente la confianza en los científicos, los centros educativos y las comunidades autónomas, siendo de nuevo los científicos los mejor valorados (media: 3,9 sobre 5).


Decisiones tomadas

Sube el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España, y baja la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas (del 45% en la ronda 5 al 36% en la ronda 6) así como el porcentaje de personas que piensan que las decisiones han sido exageradas.

El acuerdo con la eliminación del toque de queda es bajo (con una media de 3,1 sobre 5), y desciende el acuerdo con la finalización del estado de alarma. Sin embargo, ha aumentado el grado de acuerdo con mantener la libertad de movimiento entre países, que pasa de una media de 2 en la ronda anterior a 2.7 en la ronda actual.


Cumplimiento de normativa

La percepción de los encuestados sobre el grado de cumplimiento a la normativa por parte del resto de la población española no ha sufrido cambios importantes en comparación con la encuesta anterior. El 62% de los encuestados cree que la mayoría de la población española cumple las normativas, aunque el 75% de los encuestados cree que la mayoría de los ciudadanos se quita la mascarilla en las reuniones familiares y el 64% cree que la mayoría de las personas se reúne con no convivientes en lugares cerrados.


Vacuna

El 37% de los encuestados ha recibido ya alguna dosis de la vacuna. Aumenta considerablemente el porcentaje de personas que dicen que se la pondrían (85% frente al 74% en la ronda anterior; esta cifra incluye a los que se han vacunado). En los encuestados que dicen no querer vacunarse, los motivos más frecuentemente mencionados son similares a la ronda anterior: falta de información (56% lo indican) y que puede tener riesgos para la salud (50%). Los motivos para querer vacunarse son proteger su propia salud (80% lo indican) y la de los demás (76%).

Por primera vez se ha preguntado a los que tienen hijos menores de 18 años si vacunarían a sus hijos si hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada para ellos y el 65% han respondido que los vacunaría seguro.

En esta ronda hemos analizado otros aspectos relevantes relacionados con la vacunación como la información recibida sobre la vacuna y la satisfacción con el proceso de vacunación. La satisfacción es adecuada para todos los aspectos evaluados. La satisfacción es muy alta (superior a 4 en una escala con rango entre 1, poco satisfecho, y 5, muy satisfecho) para “el tiempo de espera hasta la citación”, “el método de citación”, “el acceso al lugar de la vacunación y “el tiempo de espera en el sitio de la vacunación”. La información recibida durante la vacunación es el ítem que peor valoración obtiene (3,8 sobre 5). Un 14% de los vacunados refiere no haber sido informado sobre la vacuna que le habían administrado.


Medidas preventivas en la población vacunada

Por primera vez se ha preguntado a los participantes su opinión sobre la posibilidad de que en un futuro se permitiera a los vacunados con la pauta completa realizar distintas actividades.

En un rango de 1 (nada de acuerdo) al 5 (totalmente de acuerdo), la población opina que los vacunados deberían seguir cumpliendo con todas las restricciones del coronavirus en los espacios públicos, en el lugar de trabajo y en presencia de personas de riesgo (media de 4,1 sobre 5). La medida de relajación que más consenso genera es que los vacunados puedan moverse sin restricciones dentro de España (media 3,4) y la que menos acuerdos genera sería la posibilidad de que los vacunados no hicieran cuarentena, ni test/PCR en caso de ser contacto directo de un positivo (media 2,1).


Medidas para controlar un rebrote

En caso de otro rebrote, las medidas con las que más de acuerdo está la población serían unificar la normativa a nivel nacional (media de 3.9 sobre 5), confinar las zonas más afectadas (3,7) y prohibir reuniones con no convivientes (3,6), y las medidas que generan menos acuerdo serían el cierre de locales de ocio y el instaurar un confinamiento total (con medias de 2,9 y 2,8, respectivamente).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica ha disminuido para todas las afirmaciones, siendo mayor el descenso en “me siento en tensión tratando de seguir todas las recomendaciones”. Las afirmaciones más mencionadas siguen siendo “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de COVID-19”.



Ronda 7: encuesta realizada en julio de 2021

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1000 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 34% tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (57%) refirió estar trabajando, de los cuales el 48% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 20% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

Mientras que la sensación de que el virus se está propagando rápido ha pasado de un 43% en la ronda anterior a un 77% en esta última ronda, la preocupación por el coronavirus ha aumentado muy poco, solo un 1% más de los encuestados (el 49%) indicaron que el coronavirus/COVID-19 les preocupa mucho/muchísimo. Tampoco ha variado el sentimiento de depresión (el 36% de los encuestados manifestaron sentirse deprimidos) y desciende, también ligeramente, el sentimiento de miedo al 39%.

El grado de preocupación también se mantiene para la mayoría de las distintas situaciones planteadas. Sube ligeramente la preocupación por las nuevas cepas de coronavirus y la preocupación por la salud física y mental, siendo la preocupación que más sube la de “las peleas familiares por el cumplimiento de las normas” que pasa de un 2,9 de media a 3,1 (5=mayor preocupación). Por primera vez preguntamos sobre la preocupación de la población de “infectar a mi familia” y esta se convierte en la segunda preocupación más mencionada, con una media de 4,4. La única preocupación que desciende en esta ronda es “la gente que va sin mascarilla” que pasa de una media 4,3 en la ronda anterior a 4,1 en esta.

En esta ronda, disminuye el porcentaje de encuestados que cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado, pasando del 77% en la ronda anterior al 54%, y aumenta al 21% los que creen que lo peor de la pandemia está por venir.

Tampoco hay gran variación en la escala WHO-5 de bienestar, con la que se pregunta a la población cómo se ha sentido durante las últimas dos semanas. En una escala de 1 (nunca) a 5 (todo el tiempo), los encuestados mantienen una media de 2,7 en la pregunta “me he sentido alegre y de buen humor”, aumentando dos décimas en la pregunta “Mi vida cotidiana ha estado llena de cosas que me interesan”. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 53 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene un valor moderado de bienestar emocional.


Conocimientos

El grado de conocimiento sigue siendo alto, aunque continúan bajando las respuestas correctas en la mayoría de las cuestiones propuestas con respecto a las rondas anteriores, particularmente en las preguntas: “las recomendaciones de las autoridades sanitarias son obligatorias” (el 82% de los encuestados responde correctamente frente al 87% de la ronda anterior), y “el coronavirus se transmite por el aire” (74% de los encuestados responde correctamente, frente al 77% de hace dos rondas). Sin embargo, aumenta el conocimiento de “Si se es PCR o test es negativo hoy, podría ser positivo al día siguiente” (79% de los encuestados responde correctamente, frente al 75% de hace la ronda anterior). Por primera vez preguntamos sobre si “las personas vacunadas pueden contagiarse de coronavirus” contestando que sí el 93% de los encuestados.

El porcentaje de encuestados que cree incorrectamente que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia se mantiene en 9% y descienden los que erróneamente creen que “si soy contacto estrecho debo hacer vida normal”, pasando de un 7% en la ronda anterior a un 5% en esta.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de gravedad de enfermedad sigue bajando con respecto a las rondas anteriores y solo el 27% de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. A pesar del aumento de casos, la percepción de probabilidad de contagio sube muy ligeramente, pasando de un 17% en la ronda anterior a un 18% los encuestados que creen que tienen muchas probabilidades de contagiarse.

La percepción de probabilidad de contagio se mantiene con respecto a la ronda anterior en la mayoría de las situaciones planteadas, siendo la percepción de probabilidad de contagio en espacios concurridos cerrados la que tiene la media más alta (4,1). La percepción de la probabilidad de contagio en espacios concurridos abiertos es la única que aumenta muy ligeramente pasando de una media de 3,2 en la ronda anterior a 3,3 en esta.

La autoeficacia percibida disminuye con respecto a la ronda anterior ya que un 27% de los encuestados cree que es fácil evitar contagiarse, frente al 36% de la ronda anterior.


Comportamiento preventivo

No ha habido mucha variación en la mayoría de los comportamientos preventivos, aunque el uso de mascarilla cuando se está con amigos y el evitar reuniones sociales familiares han disminuido a 4,1 y 3,4 de media respectivamente. Por primera vez hemos preguntado sobre comportamientos como “usar la mascarilla al aire libre” y “evitar juntar jóvenes con personas mayores” y ambas se sitúan entre los comportamientos menos frecuentes con una media de 3,9 y 3,8 (sobre 5).


Alfabetización en salud

Por otra parte, la alfabetización en salud mantiene una ligera la tendencia creciente, destacando un aumento en las cuestiones relativas a la vacunación: decidir si debo vacunarme pasa de una media de 3,3 (en un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil”) en la ronda anterior a 3,4 en esta ronda; entender los riesgos y beneficios de la vacunación pasa de 3,1 a 3,2; encontrar información sobre las vacunas pasa de 2,8 a 3,0; entender las restricciones pasa de un 2,7 a un 2,8 y valorar si la información que dan los medios sobre las vacunas es fiable pasa de 2,5 a 2,6.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información aumenta con respecto a las dos rondas anteriores, y casi un tercio de la población indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a la ronda anterior. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,9 sobre 5), la OMS y el Ministerio de Sanidad (3,2), aumentando una décima esta última fuente.


Confianza en las instituciones

La confianza en los servicios de salud se mantiene mientras que sube ligeramente la confianza en el Ministerio de Sanidad, en el Gobierno Central y en el transporte público. Por otro lado, baja ligeramente la confianza en los centros educativos, la comunidad autónoma y los científicos, aunque estos últimos permanecen como los mejor valorados a la hora de abordar el coronavirus (media: 3,8 sobre 5).


Decisiones tomadas

Baja ligeramente el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España, aumentando la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas (del 36% en la ronda 6 al 41% en la ronda 7, por debajo del 56% de la ronda 4). Aumenta el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España no han sido exageradas (60%).

En relación con las medidas específicas adoptadas, desciende en general el nivel de acuerdo con la mayoría de las medidas preguntadas. La medida que más acuerdo genera en esta ronda es permitir la libertad de movimiento entre provincias con una media de 3,4 (sobre 5). La segunda decisión que más acuerdo genera es que sean las comunidades autónomas las que determinen las restricciones.


Cumplimiento de normativa

La percepción de los encuestados sobre el grado de cumplimiento a la normativa por parte del resto de la población española ha cambiado en comparación con la encuesta anterior. Ha descendido el porcentaje de participantes que cree que la mayoría de la población española cumple las normativas (del 62% en la ronda 6 al 53% en la ronda 7). Además, ha aumentado el porcentaje que cree que la mayoría de las personas se reúne con no convivientes en lugares cerrados (73% frente a 64% en la ronda anterior) y el porcentaje que cree que la mayoría de los ciudadanos se quita la mascarilla en las reuniones familiares (del 75% en la ronda 6 al 79% en la ronda 7).


Vacuna

Sigue aumentando considerablemente el porcentaje de encuestados que ya han recibido alguna dosis de la vacuna (85%), así como el porcentaje de personas que dicen que se vacunarían (93% frente al 85% en la ronda anterior; esta cifra incluye a los que se han vacunado). Entre los encuestados que dicen no querer vacunarse, ha descendido el porcentaje de personas que indican que les falta información para decidir (del 56% en la ronda 6 al 40% en la ronda 7) y el porcentaje que indica que puede tener riesgos para su salud (del 50% en la ronda 6 al 45% en la ronda 7). Ha aumentado el porcentaje en los que creen que la vacuna no será eficaz (del 15% en la ronda 6 al 27% en la ronda 7), aquellos que no creen en las vacunas (13% respecto a 9% en la ronda anterior) y los que creen que tienen pocas probabilidades de contagiarse (15% frente al 9% en la ronda anterior).

Ha aumentado el porcentaje de encuestados que responden que vacunarían seguro a sus hijos si hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada para ellos (65% en la ronda 6 y 71% en la ronda 7).

También se han analizado otros aspectos relevantes relacionados con la vacunación como la información recibida sobre la vacuna y la satisfacción con el proceso de vacunación. La satisfacción es adecuada para todos los aspectos evaluados, aunque ha habido un ligero descenso respecto a la ronda anterior en todas las preguntas. La satisfacción es muy alta (superior a 4 en una escala con rango entre 1, poco satisfecho, y 5, muy satisfecho) para “el tiempo de espera hasta la citación”, “el método de citación”, “el acceso al lugar de la vacunación y “el tiempo de espera en el sitio de la vacunación”. La información recibida durante la vacunación sigue siendo el ítem que peor valoración obtiene (3,7 sobre 5). Se observa un ligero aumento en porcentaje de los vacunados que refiere no haber sido informado sobre la vacuna que le habían administrado (16% frente al 14% en la ronda anterior).


Medidas preventivas en la población vacunada

Ha descendido el grado de acuerdo medio sobre la posibilidad de que en un futuro se permitiera a los vacunados con la pauta completa realizar distintas actividades.

Se observa un aumento en el grado medio de acuerdo sobre que los vacunados deberían seguir cumpliendo con todas las restricciones del coronavirus en los espacios públicos, en el lugar de trabajo y en presencia de personas de riesgo (media de 4,3 en la ronda 7). La medida de relajación que más consenso genera es que los vacunados puedan moverse sin restricciones dentro de España (media 3,2) y la que menos acuerdos genera sería la posibilidad de que los vacunados no hicieran cuarentena, ni test/PCR en caso de ser contacto directo de un positivo (media 2,0).


Medidas para controlar un rebrote

En caso de otro rebrote, las medidas con las que más de acuerdo está la población serían disolver botellones y multar a los participantes (media de 4,5 sobre 5), unificar la normativa a nivel nacional (3,9), controlar el aforo de playas y parques (3,8), confinar las zonas más afectadas (3,7), limitar reuniones con no convivientes (3,7) y volver a cerrar el ocio nocturno (3,6). Las medidas que generan menos acuerdo serían declarar otra vez el estado de alarma (2,8), el cierre de bares y restaurantes (2,6) y el instaurar un confinamiento total (2,5).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta ligeramente en casi todas las afirmaciones excepto en las afirmaciones más mencionadas “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de COVID-19” que siguen en descenso.


Vacaciones de verano

En esta ronda se preguntó sobre lo que harán los encuestados durante las vacaciones de verano y el 63% responde que se quedará en casa. Entre los que dicen que se irán de viaje, el 72% asegura que viajará fuera de su provincia o comunidad autónoma y el 79% que lo hará solo o con su unidad familiar, un 17% dice que se alojarán con otros grupos familiares y un 14% con un grupo de amigos.



Ronda 8: encuesta realizada en octubre de 2021

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1042 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexo. El 34% de los participantes tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (54%) refirió estar trabajando, de los cuales el 47% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 22% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

En esta ronda del estudio la preocupación general respecto al coronavirus baja notablemente y por primera vez desde el inicio de la pandemia menos del 39% de la población refiere niveles altos de preocupación (frente un 49% de la ronda anterior). La sensación de que el virus se propaga rápido también ha descendido en esta ronda a los niveles más bajos desde que se iniciaron las encuestas y solo un 28 % de la población refiere sentir que se propaga muy rápido. Los sentimientos de miedo y depresión también alcanzan las frecuencias más bajas en esta ronda, con un 34% y un 31% de ciudadanos que manifiestan sensaciones altas de miedo y depresión, respectivamente.

Las preocupaciones de la población bajan para todas las situaciones planteadas en la encuesta con la excepción de la preocupación por “perder a un ser querido” y “no poder pagarlas las facturas”, que se mantienen. Las situaciones que más preocupan a la población siguen siendo perder a un ser querido, infectar a la familia y la saturación de los servicios sanitarios (con una media superior a 4, en una escala del 1 al 5). Las peleas familiares por el cumplimiento de las normas y salir a la calle son las situaciones que menos preocupan a los encuestados (todas con una media igual o menor a 3).

En esta ronda ha aumentado notablemente el optimismo respecto a la situación de la pandemia, y un 80% de los encuestados perciben que lo peor ya ha pasado (frente a un 54% de la ronda anterior).

Los ítems que miden bienestar emocional muestran una ligera mejora en esta ronda, consolidándose la tendencia al alza de la salud mental. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 55,3 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene un valor intermedio de bienestar emocional.


Conocimientos

El nivel de conocimiento sobre el coronavirus sigue descendiendo en esta ronda. El porcentaje de la población que contesta correctamente a las cuestiones planteadas baja para todos los ítems propuestos en la encuesta, excepto para la afirmación “el coronavirus se transmite por el aire”, que se identifica como correcta por tres cuartas partes de los encuestados en las dos rondas.

Este empeoramiento en el conocimiento es especialmente acusado para los ítems: “Mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz”, “El COVID−19 se contagia por gotas al toser/hablar”, “Las recomendaciones de las autoridades son obligatorias” y “Si PCR o test es negativo, podría ser positivo al día siguiente” (en los que el porcentaje de población que responde correctamente disminuye más de un 3% respecto a la ronda anterior).

Es de destacar el porcentaje de la población que incorrectamente piensa que “Si el resultado de un test es negativo, puedo reunirme con amigos y familiares sin medidas de seguridad”, que aumenta de un 7,2% en la ronda anterior a un 12,3% en la actual. También se incrementa notablemente el porcentaje de los que erróneamente creen que los síntomas aparecen en cuanto te contagias (del 9,1% al 9,5%) y que la mascarilla se debe quitar para toser o estornudar (del 4,9% al 6,1%).


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción del riesgo disminuye tanto en lo referente a la probabilidad de contagio como en la gravedad de la enfermedad. El porcentaje de la población que piensa que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagio desciende de un 27% a un 24% respecto a la encuesta anterior, y solo un 17% piensa que tiene muchas probabilidades de contagiarse, frente al 18% de la ronda anterior.

La encuesta refleja también el descenso en la percepción de riesgo de contagio en escenarios concretos. Las situaciones en las que se percibe mayores probabilidades de contagio siguen siendo acudir a sitios concurridos en espacios cerrados, el transporte público y las reuniones con amigos/familiares.

La autoeficacia, entendida como la capacidad percibida de evitar el contagio, ha mejorado y en esta ronda un 32% de los encuestados refiere que les resulta fácil evitar el contagio (frente al 27% de la ronda anterior).


Comportamiento preventivo

La adherencia a las medidas preventivas sigue siendo muy alta, pero se aprecia un ligero descenso en el comportamiento preventivo, que resulta más acusado en la utilización correcta de la mascarilla. Las medidas que la población encuestada refiere practicar con más frecuencia siguen siendo usar mascarilla, la higiene de manos y la ventilación (con medias superiores a 4 en una escala del 1 al 5). La adherencia es más baja para las medidas “evitar reuniones sociales/familiares” y “desinfectar superficies”.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta y en general mantiene la tendencia creciente de las últimas encuestas. En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es superior a 3 para los ítems: “Decidir si debo vacunarme”, “Seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse”, “Entender los beneficios y riesgos de vacunarse” y “Entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho”.

Valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus y la vacuna es fiable son las cuestiones percibidas como más difíciles, con medias de 2,6 y 2,7 respectivamente.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha disminuido con respecto a la ronda anterior, ya que solo el 19% de la población indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día y el 40% nunca o casi nunca.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a las rondas anteriores. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,9 sobre 5), la OMS (3,3) y el Ministerio de Sanidad (3,2).


Confianza en las instituciones

La confianza en los servicios de salud (hospital, centro de salud) se mantiene, mientras que sube la confianza en el Ministerio de Sanidad, centros educativos, Comunidades Autónomas y en el transporte público. Los científicos siguen siendo los que generan más confianza a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus (media: 3,8 sobre 5).


Decisiones tomadas

Ha aumentado el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España, aumentando la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado han sido adecuadas (33% en esta ronda frente al 26% en la ronda 7). Por otra parte, ha disminuido el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España no han sido exageradas, pasando del 60% de la ronda 7 al 55% en esta ronda.

En relación con las medidas específicas adoptadas, en general ha aumentado el nivel de acuerdo con la mayoría de las medidas preguntadas, sobre todo en relación con permitir la libertad de movimiento entre provincias, que es la medida que más acuerdo genera (3,9 sobre 5). También ha subido el acuerdo con que sean las comunidades autónomas las que determinen las restricciones, con el fin del toque de queda nocturno y con la no obligatoriedad de la mascarilla en exteriores. Como novedad, en esta ronda se ha preguntado por el nivel de acuerdo con la relajación de restricciones en el ocio nocturno, con un 2,8 sobre 5.


Medidas preventivas en la población vacunada

En general, se observa un aumento en el nivel de acuerdo medio con todas las medidas propuestas, particularmente el acuerdo con que los vacunados con pauta completa puedan moverse sin restricciones dentro de España (media de 3,6 sobre 5) y en la Unión Europea (3,3 sobre 5). Sin embargo, baja el nivel de acuerdo con que los vacunados con pauta completa deban seguir cumpliendo todas las restricciones, aunque sigue siendo la medida que más acuerdo genera (4,1 sobre 5).


Vacuna

Un 93% de las personas que han contestado a la encuesta dicen haber recibido alguna dosis de la vacuna. El 85% de ellos indican que se les ha informado sobre el tipo de vacuna administrada. La satisfacción es adecuada para todos los aspectos relevantes relacionados con la vacunación evaluados, aumentando en todos ellos con respecto a la ronda anterior. La satisfacción es muy alta (superior a 4 en una escala con rango entre 1, poco satisfecho, y 5, muy satisfecho) para “el tiempo de espera hasta la citación”, “el método de citación”, “el acceso al lugar de la vacunación y “el tiempo de espera en el sitio de la vacunación”.

Entre los motivos más citados para vacunarse, están proteger la propia salud y la de los demás, aunque en ambos casos se observa una disminución en el porcentaje de encuestados que lo indican con respecto a las rondas anteriores. Por el contrario, aumenta el número de encuestados para los que el poder reunirse con familiares y amigos es un motivo de vacunación (del 43% en la ronda 7 al 49% en la ronda 8).

Por primera vez se ha preguntado sobre la intención de vacunación en el caso de que las autoridades sanitarias recomendaran una dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19, y el 89% de los encuestados indican que sí se la pondrían.

Entre los encuestados hay un 5% que dice no querer vacunarse, al igual que en la ronda anterior. Entre los motivos de no vacunación, ha descendido el porcentaje de personas que indican que les falta información para decidir (31% en la ronda 8 frente al 40% en la ronda anterior) y el de encuestados que indica que esperaría un tiempo (33% en esta ronda frente al 37% en la ronda anterior). Ha aumentado el porcentaje de los que creen que la vacuna puede tener riesgos para su salud (51% en esta ronda frente al 45%), de los que creen que la vacuna no será eficaz (36% en esta ronda frente al 27%), aquellos que no creen en las vacunas (21% actual respecto al 13%) y los que creen que tienen pocas probabilidades de contagiarse (19% frente al 15% en la ronda anterior).

Ha disminuido ligeramente el porcentaje de encuestados que responden que vacunarían seguro a sus hijos si hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada para ellos (69% en esta ronda frente al 71% en la ronda anterior).


Medidas para controlar un rebrote

Las medidas para controlar un rebrote con las que más de acuerdo está la población serían disolver botellones y multar a los participantes (media de 4,3 sobre 5), unificar la normativa a nivel nacional (3,7), confinar las zonas más afectadas (3,5), controlar el aforo de playas y parques (3,5), limitar reuniones con no convivientes (3,4), volver a cerrar el ocio nocturno (3,3) y pedir certificado COVID para entrar en lugares de ocio (3,3). Las medidas que generan menos acuerdo serían declarar otra vez el estado de alarma (2,6), el cierre de bares y restaurantes (2,5) y el instaurar un confinamiento total (2,5).


Fatiga pandémica

Los ítems que miden la fatiga pandémica muestran valores medios similares a la ronda anterior o disminuyen ligeramente.



Ronda 9: encuesta realizada en diciembre de 2021

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1049 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexo. El 34% de los participantes tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (61%) refirió estar trabajando, de los cuales el 48% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 25% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

En esta ronda del estudio la preocupación general respecto al coronavirus ha subido ligeramente con respecto a la ronda 8: el 44% de los encuestados indicaron que les preocupa mucho/muchísimo, frente al 39% de la ronda anterior. La sensación de que el virus se propaga rápido también ha aumentado en esta ronda y un 60% de la población refiere sentir que se propaga muy rápido (28% en la ronda 8). En esta ronda un 25% de los encuestados percibieron que lo peor de la epidemia está por venir, frente a un 11% de la ronda anterior. Sin embargo, los sentimientos de miedo y depresión han mostrado unos niveles parecidos a los de la ronda anterior, con un 36% y un 32% de ciudadanos que manifiestan niveles altos de miedo y depresión, respectivamente.

Las preocupaciones de la población suben ligeramente para todas las situaciones planteadas en la encuesta con la excepción de la preocupación por “perder mi trabajo”. Las situaciones que más preocupan a la población siguen siendo perder a un ser querido, infectar a la familia y la saturación de los servicios sanitarios (con una media superior a 4 en una escala del 1 al 5). Las peleas familiares por el cumplimiento de las normas y salir a la calle son las situaciones que menos preocupan a los encuestados (todas con una media igual o menor a 3).

Los ítems que miden bienestar emocional muestran una ligera mejora en esta ronda, consolidándose la tendencia al alza de la salud mental en todos los ítems excepto en “Me he sentido tranquilo/a y relajado/a”, que descendió algo con respecto a la ronda 8. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 55,1 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene un valor intermedio de bienestar emocional.


Conocimientos

El nivel de conocimiento sobre el coronavirus ha mejorado en esta ronda. El porcentaje de la población que contesta correctamente a las cuestiones planteadas ha aumentado para algunos de los ítems propuestos en la encuesta. Destacan las cuestiones: “las personas vacunadas pueden contagiarse de coronavirus”, que pasa del 93,5% al 96,3%; “mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz”, que pasa del 89,8% al 94,4%; “el COVID−19 se contagia por gotas al toser/hablar”, que sube del 87,9% al 90,4% y “los casos que no tienen síntomas pueden ser contagiosos”, que pasa del 87,6” al 90,3%. Como novedad, en esta ronda se introdujo la pregunta “usar mascarilla en interiores es fundamental para evitar la transmisión”, a la que ha respondido correctamente el 93,7% de los encuestados.

El porcentaje de población que incorrectamente piensa que “si el resultado de un test es negativo, puedo reunirme con amigos y familiares sin medidas de seguridad” ha aumentado del 12,3% en la ronda anterior al 13,6% en la actual. También se incrementa notablemente el porcentaje de los que erróneamente creen que “si soy contacto estrecho debo hacer vida normal”, del 5,6% al 8,9%.


Percepción del riesgo y autoeficacia

El porcentaje de la población que piensa que en caso de contagiarse la enfermedad sería grave o muy grave se mantiene en niveles parecidos a la encuesta anterior (25%), y aumenta ligeramente el porcentaje de encuestados que piensa que tiene muchas probabilidades de contagiarse, que es del 22% frente al 17% de la ronda anterior.

La encuesta refleja también un aumento en la percepción del riesgo de contagio en todos los escenarios propuestos. Las situaciones en las que se perciben mayores probabilidades de contagio siguen siendo acudir a sitios concurridos en espacios cerrados, el transporte público y las reuniones con amigos/familiares.

La autoeficacia, entendida como la capacidad percibida de evitar el contagio, disminuye en esta ronda: un 29% de los encuestados refiere que le resulta fácil evitar el contagio (frente al 32% de la ronda anterior).


Comportamiento preventivo

La adherencia a las medidas preventivas sigue siendo muy alta, pero se aprecia un ligero descenso en casi todos los comportamientos preventivos, excepto en “no visitar a familiares o amigos en cuarentena”, que pasa de una media de 4 (sobre 5) en la ronda 8 al 4,3 en esta ronda. Las medidas que la población encuestada refiere practicar con más frecuencia siguen siendo usar la mascarilla, la higiene de manos y la ventilación (con medias superiores a 4 en una escala del 1 al 5). Además, en esta ronda, “no visitar a familiares o amigos en cuarenta” pasa a ser una de las medidas más frecuentes (4,3 sobre 5).

Se observa un descenso muy acusado en la adherencia a la medida “utilizar la mascarilla cuando estoy con amigos”, que pasa de una media de 3,8 en la ronda anterior al 3,1 en esta ronda. Junto a esta, las medidas menos practicadas son “evitar juntar jóvenes con personas mayores en reuniones familiares”, “evitar reuniones sociales/familiares” y “desinfectar superficies”, todas con medias inferiores al 3,5.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19, se mantiene alta. En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es superior a 3 para los ítems: “decidir si debo vacunarme”, “seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse”, “entender los beneficios y riesgos de vacunarse” y “entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho”.

Valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus y la vacuna es fiable son las cuestiones percibidas como más difíciles, ambas con una media de 2,6.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha aumentado ligeramente con respecto a la ronda anterior. El 23% (frente al 19% en la ronda anterior) de la población indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día y el 38% nunca o casi nunca.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a las rondas anteriores. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,8 sobre 5), la OMS y el Ministerio de Sanidad (ambos con una media de 3,2). Las redes sociales continúan siendo las fuentes que inspiran menos confianza, con una media de 2,0.


Confianza en las instituciones

Los científicos (media: 3,8 sobre 5) y los servicios de salud (hospital, centro de salud) siguen siendo los agentes o instituciones que más confianza generan a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus, mientras que baja la ligeramente confianza en los centros educativos y las comunidades autónomas. La prensa y el transporte público siguen siendo los que menos confianza generan, con una media por debajo del 2.5 sobre 5.


Decisiones tomadas

Se mantiene el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España en un 33% y ha aumentado el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España no han sido exageradas, pasando del 55% de la ronda anterior al 61% en esta ronda.

En relación con las medidas específicas adoptadas, ha descendido el nivel de acuerdo con todas las medidas preguntadas, incluso en relación con permitir la libertad de movimiento entre provincias, que es la medida que más acuerdo genera (3,6 sobre 5). También ha bajado el acuerdo con el fin del toque de queda nocturno, con la no obligatoriedad de la mascarilla en exteriores, con que sean las comunidades autónomas las que determinen las restricciones, y con la relajación de las restricciones al ocio nocturno, siendo esta la medida que menos acuerdo genera (2,4 sobre 5).


Medidas preventivas en la población vacunada

En general, se observa un menor acuerdo con todas las medidas propuestas sobre relajar las restricciones en la población vacunada. La medida que más acuerdo genera (4,2 sobre 5) sigue siendo que los vacunados con pauta completa deban seguir cumpliendo todas las restricciones.


Síntomas compatibles con coronavirus

Preguntamos por primera vez si los encuestados habían tenido algún síntoma leve compatible con coronavirus en las últimas dos semanas, y el 89% de los encuestados contestó que no. Entre el 11% que contestó que sí, un 39% declaró que, a pesar de los síntomas, hizo vida normal y un 34% se hizo una prueba de antígenos o PCR. De los que indicaron hacer vida normal, el 88,1% refirió que se hizo una prueba de antígenos o PCR.


Vacuna

El 96% de las personas que han contestado a la encuesta han recibido alguna dosis de la vacuna. Sube la intención de vacunación en el caso de que las autoridades sanitarias recomendaran una dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19, con el 93% de los encuestados indicando que la han puesto o se la pondrían. Por primera vez preguntamos a los encuestados con hijos menores de 12 años sobre su intención de vacunarlos y el 60% dice que los vacunaría seguro.

Entre los motivos más citados para vacunarse, están proteger la salud de los demás y la propia, con un 58% y un 52% respectivamente. Llama la atención el aumento de motivos menos mencionados en rondas anteriores. Así el motivo que más ha aumentado en esta ronda con respecto a la anterior es “por motivos laborales” (de un 12% a un 27%), seguido de “para poder viajar, ir a conciertos etc.” (de un 21% a un 34% en esta ronda), “porque mis familiares y amigos quieren que me vacune” (de un 20% a un 32%) y “porque me lo ha aconsejado mi médico”, con un aumento del 10%.

Entre los encuestados ha bajado a un 2% el porcentaje de personas que dicen no querer vacunarse. El motivo más citado en esta ronda sigue siendo “puede tener riesgo para mi salud” con un 50%, seguido de “creo que la vacuna no será eficaz”, que ha aumentado del 36% en la ronda anterior al 43% en esta ronda. Sigue descendiendo el porcentaje de personas que indican que les falta información para decidir (31% en la ronda anterior frente al 24% en esta ronda) y se mantiene el de encuestados que indica que esperaría un tiempo (33%). También sigue aumentando, aunque ligeramente, el porcentaje de aquellos que no creen en las vacunas (23% actual respecto al 21%) y los que creen que tienen pocas probabilidades de contagiarse (21% frente al 19% en la ronda anterior).

Las opiniones sobre las vacunas se mantienen de una forma general estables con respecto a la ronda anterior, con un grado alto de acuerdo (3,8 sobre 5) con “la vacuna debería ser obligatoria para todos” y “no tendría dudas sobre la vacuna”.


Medidas para controlar un rebrote

Las medidas para controlar un rebrote con las que más de acuerdo está la población sigue siendo disolver botellones y multar a los participantes (media de 4,4 sobre 5), unificar la normativa a nivel nacional (3,9) y pedir certificado COVID para entrar en lugares de ocio (3,9), aumentando todas con respecto a las rondas anteriores. Reducir de nuevo el aforo de los sitios cerrados presenta un acuerdo alto, con una media de 3,7. Aumenta ligeramente el acuerdo con limitar reuniones con no convivientes (3,4) mientras se mantiene el de confinar las zonas más afectadas (3,5) y volver a cerrar el ocio nocturno (3,3). De nuevo, las medidas que generan menos acuerdo serían decretar el toque de queda (2,8, con un notable descenso) declarar otra vez el estado de alarma (2,6), el cierre de bares y restaurantes (2,5) y el instaurar un confinamiento total (2,5).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta muy ligeramente en casi todas las afirmaciones propuestas, excepto en “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19”, que es la más mencionada (3,7 sobre 5).


Celebraciones de Navidad

Preguntamos por primera vez, “si la situación de la pandemia en España se mantiene como hasta ahora, ¿cómo crees que celebrarás las fiestas de Navidad?”. Un 53% contestó que lo celebraría con la familia y amigos manteniendo todas las precauciones y un 10% aseguró que con familia y amigos sin muchas precauciones. El resto, un 38%, marcó que celebrará las fiestas solo con convivientes.



Ronda 10: encuesta realizada en febrero de 2022

Resultados más relevantes:

Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1067 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexo. El 34% de los participantes tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios superiores y la mitad de los participantes (50%) refirió estar trabajando, de los cuales el 43% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 26% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

La preocupación general respecto al coronavirus ha bajado con respecto a la ronda anterior, con un 30% de encuestados a los que le preocupa mucho o muchísimo el coronavirus (44% en la ronda 9), la preocupación más baja desde el inicio de la pandemia. La sensación de que el virus se propaga rápido también ha disminuido en esta ronda, aunque ligeramente y un 57% de la población refiere sentir que se propaga muy rápido (60% en la ronda 9). En esta ronda, solo un 10% de los encuestados percibieron que lo peor de la epidemia está por venir, frente a un 25% de la ronda anterior. Sin embargo, los sentimientos de miedo y depresión han mostrado unos niveles parecidos a los de la ronda anterior, con un 32% y un 34% de ciudadanos que manifiestan niveles altos de depresión y de miedo, respectivamente.

Las preocupaciones de la población bajan ligeramente para todas las situaciones planteadas en la encuesta, con la excepción de la preocupación por “no poder pagar las facturas”. Las situaciones que más preocupan a la población siguen siendo perder a un ser querido, infectar a la familia y la saturación de los servicios sanitarios (con una media superior a 4 en una escala del 1 al 5). Las peleas familiares por el cumplimiento de las normas y salir a la calle son las situaciones que menos preocupan a los encuestados (con una media inferior a 3).

Los ítems que miden bienestar emocional muestran un ligero empeoramiento en esta ronda con respecto a la ronda 9. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 54,1 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene el valor intermedio de bienestar emocional.


Conocimientos

El nivel de conocimiento de la población sobre el coronavirus ha descendido en esta ronda en comparación con la ronda 9. El porcentaje de encuestados que contesta correctamente a las cuestiones planteadas ha bajado para casi todos los ítems propuestos en la encuesta, excepto en “si la PCR o test es negativo, podría ser positivo al día siguiente”, que pasa del 74% al 80% de encuestados que contestan correctamente a la misma. En la pregunta “las recomendaciones de las autoridades son obligatorias” también aumentó, aunque levemente, el porcentaje de encuestados que contestó afirmativamente.

Por primera vez, se ha preguntado a los encuestados si creen que los test de antígenos hechos en casa son un método fiable para autodiagnosticar COVID-19, pregunta a la que han contestado afirmativamente el 40% de los participantes.


Percepción del riesgo y autoeficacia

El porcentaje de la población que piensa que en caso de contagiarse la enfermedad sería grave o muy grave baja en esta ronda al 19%, aunque ha aumentado ligeramente el porcentaje de encuestados que piensa que tiene muchas probabilidades de contagiarse, que es del 32% frente al 22% de la ronda anterior.

La encuesta refleja también un aumento en la percepción del riesgo de contagio algunos de los escenarios propuestos. Las situaciones en las que se perciben mayores probabilidades de contagio siguen siendo acudir a sitios concurridos en espacios cerrados y el transporte público, aunque en estas dos situaciones desciende la percepción de riesgo, mientras se mantiene en las reuniones con amigos/familiares.

La autoeficacia, entendida como la capacidad percibida de evitar el contagio, aumenta en esta ronda: un 35% de los encuestados refiere que le resulta fácil evitar el contagio (frente al 29% de la ronda anterior).


Comportamiento preventivo

La adherencia a las medidas preventivas sigue siendo muy alta, pero se aprecia descensos en casi todos los comportamientos preventivos, excepto en “utilizar la mascarilla cuando estoy con amigos”, que aumenta ligeramente. Las medidas que la población encuestada refiere practicar con más frecuencia siguen siendo usar la mascarilla, la ventilación de los espacios cerrados, usar el gel hidroalcohólico y no visitar a amigos o familiares en cuarentena (con medias superiores a 4 en una escala del 1 al 5).

Las medidas menos practicadas en esta ronda son las mismas que en las rondas anteriores: “evitar juntar jóvenes con personas mayores en reuniones familiares”, “evitar reuniones sociales/familiares” y “desinfectar superficies”, todas con medias inferiores al 3,5.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19, se mantiene alta en general, aunque ha descendido ligeramente la media de algunas preguntas. Es el caso de “decidir si debo vacunarme”, que pasa de 3,5 (en un rango de 1, muy difícil, a 4, muy fácil) en la ronda 9 a 3,4 en esta ronda, “entender los beneficios y riesgos de vacunarse”, que baja de 3,3 a 3,2, y “entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho”, que pasa de 3,2 a 3,1.

Las preguntas relativas a valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus y la vacuna es fiable son percibidas como más difíciles, con medias de 2,7 y 2,6 respectivamente.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha variado poco con respecto a la ronda anterior, manteniéndose el porcentaje de la población que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día (un 23%) y aumentando ligeramente el que no lo hace nunca o casi nunca (un 40% frente al 38% de la ronda anterior).

En esta ronda los niveles de confianza en la información han aumentado para todas las fuentes propuestas en la encuesta. La información proveniente de los profesionales sanitarios sigue siendo la mejor valorada por los encuestados (media: 3,9 sobre 5). Las siguientes fuentes de información que generan más confianza continúan siendo la OMS y el Ministerio de Sanidad (ambos con una media de 3,3). Las redes sociales continúan siendo las fuentes que inspiran menos confianza, con una media de 2,2.


Confianza en las instituciones

La confianza en las instituciones también ha aumentado en esta encuesta. Los científicos, con una media de 3,9 sobre 5, y los servicios de salud (hospital, centro de salud) siguen siendo los agentes o instituciones que más confianza generan a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus. La prensa y el transporte público siguen siendo los que menos confianza generan, aunque este último es el que mayor incremento ha mostrado (con una media de 2,5 frente a 2,2 en la ronda anterior).


Decisiones tomadas

Disminuye el porcentaje de la población que está en desacuerdo con que las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España han sido adecuadas, que pasa de un 32% en la ronda anterior a un 26%, el valor más bajo de la serie. Sin embargo, ha aumentado el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España han sido exageradas, pasando del 13% de la ronda anterior al 20% en esta ronda.

En relación con las medidas específicas adoptadas, ha aumentado notablemente el nivel de acuerdo con todas las medidas preguntadas. En esta ronda preguntamos por primera vez el acuerdo con la implementación del pasaporte COVID, que ha obtenido una media de 3,2 sobre 5, y con la obligatoriedad de utilizar la mascarilla en exteriores, que ha obtenido el acuerdo más bajo con una media de 2,8.


Medidas preventivas en la población vacunada

En general, se observa un acuerdo ligeramente superior con todas las medidas propuestas sobre relajar las restricciones en la población vacunada, en comparación con a la ronda anterior. La medida que más acuerdo genera (3,9 sobre 5) sigue siendo que los vacunados con pauta completa deban seguir cumpliendo todas las restricciones.


Vacuna

El 93% de las personas que han contestado a la encuesta han recibido alguna dosis de la vacuna. Preguntamos por primera vez por el número de dosis y un 64% de los encuestados afirma que se ha puesto ya tres dosis de la vacuna contra la COVID-19. Sin embargo, desciende la intención de vacunación en el caso de que las autoridades sanitarias recomendaran otra dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19, con el 77% de los encuestados indicando que se la pondrían (93% en la encuesta anterior). Aumenta un 4% el porcentaje de encuestados con hijos menores de 12 años que tiene intención de vacunarlos, y el 64% de los encuestados dice que los vacunaría seguro.

Varían los motivos más citados para vacunarse: “para proteger la salud de los demás” baja de un 58% en la ronda anterior y a un 22% en esta ronda, junto con “porque es lo que hay que hacer para recuperar nuestra vida normal” que pasa de un 44% en la ronda anterior a un 11 % en esta ronda. “Para proteger mi salud” pasa a ser el primer motivo con un 56% y también aumentan los motivos “para poder reunirme con amigos y familiares con seguridad” y “por motivos laborales” (45% y 31% respectivamente).

Entre las personas que dicen no querer vacunarse, ha aumentado el motivo más citado “puede tener riesgo para mi salud” hasta el 63%. El segundo motivo, más mencionado ha sido “porque no evita el contagio” con un 62%. “Porque no evita tener síntomas graves” irrumpe con un 33% y también aumenta “me falta información para decidir” y “creo que ya he pasado la COVID-19”.

En relación a las opiniones sobre las vacunas, descienden ligeramente las más mencionadas, aunque se mantienen con una media superior a 3,5 “la vacuna debería ser obligatoria para todos”, “no tendría dudas sobre la vacuna” y “cuando pienso vacunarme calculo beneficios y riesgos”.


Medidas para controlar un rebrote

En general hay un descenso en el acuerdo con las medidas para controlar un rebrote. Las que más de acuerdo está la población sigue siendo disolver botellones y multar a los participantes (media de 4 sobre 5), y unificar la normativa a nivel nacional (3,7).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta ligeramente en todas las afirmaciones propuestas, siendo las más mencionadas “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de laCOVID-19” con unas medias de 3,7 sobre 5.


Celebraciones de Navidad

Preguntamos por primera vez “¿Cómo has celebrado las fiestas de Navidad?”. Un 57% ha contestado que lo celebró solo con convivientes y un 10% que lo celebró con familia y amigos sin muchas precauciones. Antes de la navidad (ronda 9), las correspondientes cifras fueron de 37,8% (solo convivientes) y 9,6% (sin muchas precauciones).


Sospecha de COVID-19

Por segunda vez preguntamos a los encuestados si habían tenido algún síntoma leve compatible con la COVID-19 en las últimas dos semanas y el 16% de los encuestados dice que sí (un 5% más que en la última ronda). Las medidas adoptadas por los que sospecharon tener de COVID-19 aumentaron considerablemente en relación a la ronda anterior, así el 62% (frente al 34% de la ronda 9) se hizo una prueba diagnóstica; un 47% (vs. 29%) evitó ir a reuniones con familiares o amigos y un 31% (vs. 25%) se aisló hasta encontrarse bien. El porcentaje de personas que refirieron hacer vida normal a pesar de los síntomas leves bajó del 39% al 24%.



Estudio no vacunados:

Estudio preliminar RRSS

Resultados más relevantes:


Descripción de la muestra

La muestra total de 2062 participantes no vacunados o sin la pauta completa, un 57% mujeres, tenía una edad media de 42,1 años (desviación típica, DT: 12,2). El 53% de los participantes tenía entre 25 y 45 años. El 65% tenía estudios universitarios. La mayor parte de los participantes (77%) refirió estar trabajando, de los cuales el 34% indicó que trabajaba presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.

De forma similar, el grupo de participantes sin ninguna dosis (1998) estaba compuesto por un 57% de mujeres. La edad media fue de 42,2 años (DT: 12,2). El 65% de la muestra de no vacunados tenía estudios universitarios. El 82% refirió estar trabajando, principalmente en entornos de riesgo moderado de contagio (34%).


Estado vacunal de los encuestados

¿Tienes ya la pauta completa de la vacuna contra la COVID19?

De los 2312 que completaron la encuesta el 89% (n=2062) refería no tener la pauta completa. De estos, 1998 participantes (97%) no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna, 53 participantes (3%) se había puesto una dosis pero no pensaba ponerse la segunda y 11 participantes (0,5%) tenían una dosis y estaban a la espera para ponerse la segunda.


Motivos por los que no se ha completado la vacunación

A aquellos que contestaron “Tengo una dosis, pero no voy a ponerme la segunda” (n=53) se les preguntó por los motivos por los que no habían completado la pauta de vacunación. El motivo más mencionado por los encuestados es haber tenido muchos efectos adversos con la primera dosis (44%), seguido de haber pasado ya la enfermedad (22%).


Motivos para no vacunarse

A los que no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna (n=1998) se les preguntó por los motivos y el 72% de los participantes señaló que las vacunas para la COVID-19 se han desarrollado muy rápido, no son seguras o están en fase experimental. Un 50% cree que las vacunas son malas para la salud o les preocupan sus efectos secundarios. El tercer motivo más mencionado para no vacunarse es pensar que las vacunas son un negocio (44%), seguido de “estoy sano y no necesito vacunarme” (41%) y un porcentaje similar opina que las vacunas contra la COVID-19 no funcionan.

El 12% de los encuestados no se ha vacunado porque cree que el coronavirus no existe o porque piensa que las vacunas son un engaño. El 9% refiere no haberse vacunado por haber pasado la enfermedad y por lo tanto estar inmunizado. Mientras que un 9% no se vacuna porque no cree que se vaya a contagiar y un 8% indica que no se ha vacunado por problemas de salud o indicación médica.

Con un porcentaje igual o inferior al 7% de respuesta, los encuestados refieren no haberse vacunado porque no creen en las vacunas en general (7%), tienen motivos religiosos o éticos (6%), tienen miedo a los efectos secundarios (5%) y presentan desconfianza en la información o los medios y en las farmacéuticas (5%), creen solo en la medicina natural (5%) o tienen fobia a las agujas (5%).

Además, los encuestados refieren distintas razones con un porcentaje inferior al 5%, siendo las más mencionadas: estar embarazada (3%), no me gusta que me presionen/obliguen (2%), me queda lejos el centro de vacunación (2%), problemas administrativos como no tener tarjeta sanitaria (1%), miedo a perder su trabajo (1%) o “prefiero esperar” (1%).


Intención de vacunación en el futuro

Casi el 60% de los encuestados que no se ha vacunado respondió no tener intención de vacunarse en el futuro, mientras que un 33% no estaba seguro y un 8% decía tener intención de vacunarse más adelante.

A las 811 personas con dudas o con intención de vacunarse más adelante, se les preguntó en qué circunstancias se vacunarían. La mayoría (66%) indicó que se vacunará cuando pase un tiempo y compruebe que la vacuna es segura, el 24% se vacunará si puede elegir la vacuna y el 16% cuando necesite estar vacunado para poder viajar. Un 9% contestó que se vacunará cuando haya disponibilidad otras vacunas (más segura, más eficaz, con virus atenuado, intranasal, española, etc). Además, el 5% mencionó que se vacunará cuando les aseguren que acudir al centro de vacunación no tendrá consecuencias legales y cuando se tenga más información sobre los efectos secundarios o estos sean menores.


Percepción de la gravedad de la enfermedad

Entre las personas que no se han vacunado, la percepción de la gravedad de la enfermedad es baja. El porcentaje de la población que piensa que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagio es del 9% (comparando con el 24% en la población general, según la encuesta COSMO-Spain Ronda 8).


Comportamiento preventivo

Las medidas que la población no vacunada refiere practicar con más frecuencia son similares a las de la población general (encuesta COSMO-Spain Ronda 8), aunque con una adherencia a las mismas inferior: utilizar la mascarilla (64% no vacunados vs 95% población general), ventilar los espacios cerrados (59% no vacunados vs 94% población general) y la higiene de manos (47% no vacunados vs 90% población general). La adherencia es también más baja que en la población general para las medidas relacionadas con evitar los sitios concurridos (40% no vacunados vs 85% población general), guardar una distancia mínima de 2 metros (37% no vacunados vs 87% población general) o evitar reuniones sociales/familiares (15% no vacunados vs 69% población general).


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud entre la población no vacunada, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19 es en general baja. En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es igual o inferior a 3 para todos los ítems propuestos, y está por debajo de las medias de la población general (COSMO-Spain Rondas 1-8).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información entre la población no vacunada también es baja, y un 60% de los encuestados indicó que nunca o casi nunca consulta la información sobre el coronavirus, un 20% más que en la población general (COSMO-Spain Ronda 8).


Confianza en la información sobre COVID−19

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus es baja para todas las fuentes propuestas, con medias inferiores a 3 en una escala de 1 (muy poca confianza) a 5 (mucha confianza). Las tres fuentes de información que generan más confianza son los científicos (media: 2,9), Internet (2,5) y los profesionales sanitarios (2,3). Estos resultados son inferiores a los de la población general (COSMO-Spain Ronda 8), que confía principalmente en los profesionales sanitarios y los científicos (con una media en ambos de 4) e Internet se sitúa en la penúltima posición en la confianza de la información que genera.


Opiniones sobre las decisiones tomadas

La población que no se ha vacunado o no piensa completar la pauta de vacunación se muestra en desacuerdo con las medidas tomadas en España para reducir la propagación del coronavirus. Un 77% considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas y un 62% opina que han sido exageradas (frente a un 29% y un 16% respectivamente en la población general COSMO-Spain Ronda 8).



Estudio panel no vacunados

Resultados más relevantes:


Descripción de la muestra

La muestra de 1051 participantes no vacunados o sin la pauta completa, un 50% mujeres, tenía una edad media de 29,5 años (desviación típica, DT: 6,2). El 48% de los participantes tenía entre 25 y 34 años. El 47% tenía estudios secundarios o de formación profesional. La mayor parte de los participantes (55%) refirió estar trabajando, de los cuales el 38% indicó que trabajaba presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.

De forma similar, el grupo de participantes sin ninguna dosis (963) estuvo compuesto por un 51% de mujeres. La edad media fue de 29,9 años (DT: 6,3). El 48% de la muestra de no vacunados tenía estudios secundarios o de formación profesional. El 56% refirió estar trabajando, principalmente en entornos de riesgo moderado de contagio (38%).


Estado vacunal de los encuestados

¿Tienes ya la pauta completa de la vacuna contra la COVID19?

De los 1755 participantes, el 60% (n=1051) refería no tener la pauta completa. De estos, 963 participantes (92%) no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna y 88 participantes (8%) se había puesto una dosis, pero no pensaba ponerse la segunda.


Motivos por los que no se ha completado la vacunación

A aquellos que contestaron “Tengo una dosis, pero no voy a ponerme la segunda” (n=88) se les preguntaron los motivos por los que no habían completado la pauta de vacunación. Los motivos más mencionados por los encuestados es haber pasado ya la enfermedad (33%), haber estado enfermo (27%) y haber tenido muchos efectos adversos con la primera dosis (13%).


Motivos para no vacunarse

A los participantes que no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna (n=963) se les preguntaron los motivos (permitiéndose más de una respuesta), siendo la razón más mencionada que las vacunas para la COVID-19 se han desarrollado muy rápido, no son seguras o están en fase experimental (55%). El segundo motivo más mencionado para no vacunarse es pensar que las vacunas son un negocio (28.5%), seguido de “estoy sano y no necesito vacunarme” (22,3%). Con un porcentaje similar, el 22,2% cree que las vacunas son malas para la salud o les preocupan sus efectos secundarios y el 21,2% opina que las vacunas contra la COVID-19 no funcionan.

El 17,9% de los encuestados dice que no se ha vacunado por haber pasado la enfermedad y por lo tanto estar inmunizado y el 84% porque tiene fobia a las agujas.

Con un porcentaje cercano al 5% de respuesta, los encuestados refieren no haberse vacunado porque no creen en las vacunas en general (5,2%), creen que no se van a contagiar (5,2%) o por problemas de salud/indicación médica (5%).

Además, los encuestados refieren distintas razones con un porcentaje inferior al 5%, siendo las más mencionadas: creo que el coronavirus no existe (3,5%), me queda lejos el centro de vacunación (3,4%), estoy embarazada (3,2%), solo creo en la medicina natural (3,2%), y no sé qué hacer para vacunarme (3,1%).


Intención de vacunación en el futuro

El 26% de los encuestados que no se ha vacunado respondió no tener intención de vacunarse en el futuro, mientras que un 43,5% no estaba seguro y un 30,6% decía tener intención de vacunarse más adelante.

A las 717 personas con dudas o con intención de vacunarse más adelante, se les preguntó en qué circunstancias se vacunarían, permitiéndose más de una respuesta. La mayoría (57,3%) indicó que se vacunará cuando pase un tiempo y compruebe que la vacuna es segura, el 22,7% se vacunará cuando necesite estar vacunado para poder viajar y el 19% si puede elegir la vacuna. Un 10,7% contestó que se vacunará cuando les aseguren que acudir al centro de vacunación no tendrá consecuencias legales y un 9,4% cuando se pueda vacunar cerca de casa.

Además, el 8,8% mencionó que se vacunará cuando recupere su salud/termine su tratamiento, el 8% cuando sepa dónde ir y el 6,4% cuando pueda dejar su trabajo/obligaciones personales.


Percepción de la gravedad de la enfermedad

Entre las personas que no se han vacunado, la percepción de la gravedad de la enfermedad es baja. El porcentaje de la población que piensa que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagio es del 15% (comparando con el 25% en la población general, según la encuesta COSMO-Spain Ronda 9).


Comportamiento preventivo

Las medidas que la población no vacunada refiere practicar con más frecuencia son similares a las de la población general (encuesta COSMO-Spain Ronda 9), aunque con una adherencia a las mismas relativamente inferior: utilizar la mascarilla (77% no vacunados vs. 96% población general), ventilar los espacios cerrados (52% no vacunados vs. 93% población general) y la higiene de manos (49% no vacunados vs. 90% población general). La adherencia es también significativamente más baja que en la población general para las medidas relacionadas con evitar los sitios concurridos (37% no vacunados vs. 85% población general), guardar una distancia mínima de 2 metros (45% no vacunados vs. 87% población general) o evitar reuniones sociales/familiares (20% no vacunados vs. 74% población general).


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud entre la población no vacunada, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19, es algo más baja que en la población general (COSMO-Spain Rondas 1-9). En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es de 3 únicamente para “entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho” y “seguir las recomendaciones de cómo protegerse” siendo inferior a 3 en el resto de los ítems propuestos.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información entre la población no vacunada también es baja, y un 68,9% de los encuestados indicó que nunca o casi nunca consulta la información sobre el coronavirus, un 30% más que en la población general (COSMO-Spain Ronda 9).


Confianza en la información sobre COVID−19

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus es baja para todas las fuentes propuestas, con medias cercanas o inferiores a 3 en una escala de 1 (muy poca confianza) a 5 (mucha confianza). Las tres fuentes de información que generan más confianza son los científicos (media: 3,1), profesionales sanitarios (3) y los amigos (2,4). Estos resultados son significativamente inferiores a los de la población general (COSMO-Spain Ronda 9), que confía principalmente en los profesionales sanitarios y los científicos (con una media en ambos de 3,8).


Opiniones sobre las decisiones tomadas

La mayor parte de las personas que no se ha vacunado o no piensa completar la pauta de vacunación se muestra en desacuerdo con las medidas tomadas en España para reducir la propagación del coronavirus. Un 48,6% considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas y un 32.9% opina que han sido exageradas (frente a un 32% y un 13% respectivamente en la población general COSMO-Spain Ronda 9).




Entidades participantes:


Estudio de rondas:

Objetivo:

Monitorizar los conocimientos, las percepciones de riesgo, las conductas preventivas y la confianza de la población sobre las medidas adoptadas durante la epidemia COVID-19 en España.


Diseño del estudio preliminar:

Se realiza primero un estudio preliminar, con recogida de datos el 5-6 de mayo de 2020.


Muestra y recogida de datos del estudio preliminar:

El estudio se realizó entre el 5 y el 6 de mayo de 2020, estando vigente el estado de Alarma y con la mayoría de la población confinada en sus casas, aunque ya se habían tomado las primeras medidas de alivio y se podía salir a la calle según horario para las distintas edades y actividades.

La población mayor de 14 años fue invitada a contestar un cuestionario on-line distribuido aleatoriamente a través del WhatsApp y la web de la Red Colaborativa de Enfermedades Tropicales (RICET) del Instituto de Salud Carlos III. Finalmente, 3398 personas contestaron a esta encuesta.

Este estudio preliminar fue aprobado por el comité de ética del ISCIII (CEI PI 43_2020-v2).

Figura 1. Fecha de las distintas rondas del estudio COSMO-Spain, según la evolución del número de casos de covid-19 en España. Adaptado de Ministerio de Sanidad


Diseño del Estudio de rondas:

Ronda 1

El estudio se realizó entre el 27 de julio y el 3 de agosto de 2020, en plena “nueva normalidad”, con el uso obligatorio de mascarillas implantado en casi todo el país y con nuevos e importantes brotes en distintas comunidades autónomas, algunas incluso con recomendaciones específicas en cuanto a libertad de movimientos en algunas localidades o zonas.

Una muestra representativa nacional, de 1033 personas mayores de 18 años, contestó un cuestionario on-line. La selección de la muestra se realizó a través de un panel gestionado por la empresa de investigación Intercampo. Para mantener la representatividad de la muestra, se hizo una selección aleatoria por cuotas de sexo, grupos de edad, área geográfica y nivel educativo. Las personas a quienes se invitó y no contestaron, fueron sustituidas por otras de las mismas características.

Ronda 2

La encuesta se ha realizado entre los días 22 y 25 de septiembre de 2020, durante lo que se ha denominado “segunda oleada” de la pandemia de coronavirus/COVID-19. La semana anterior se había empezado el nuevo año escolar, con la reapertura de los colegios. Los casos detectados durante la semana 39 (21 a 27 de septiembre) ascendieron a 67.429 (RENAVE). El repunte de casos motivó la adopción de medidas de restricción de la actividad y la movilidad en distintas ciudades y comunidades autónomas, tales como las anunciadas el 25 de septiembre para 45 zonas básicas de salud de la Comunidad de Madrid.

La selección de la muestra se realizó a través de un panel gestionado por la empresa de investigación Intercampo que invitó a 36.316 personas a contestar la encuesta. De las 4801 que contestaron, se descartaron 302 casos por datos incompletos, 744 que no terminaron la encuesta, y 2697 por exceso de cuota, obteniéndose así la muestra representativa solicitada de 1058 personas mayores de 18 años.

Se hizo un modelo de regresión logística para analizar qué características tenían las personas que estaban de acuerdo con ponerse la vacuna de COVID-19, frente a las que estaban en desacuerdo o eran indecisas.

Ronda 3

La encuesta se ha realizado entre los días 24 y 27 de noviembre de 2020. Los casos detectados durante esa semana ascendieron a 60.462 (Informe COVID-19, 25 de noviembre de 2020, RENAVE), con una incidencia acumulada a 14 días de 307,30 (Actualización nº 260. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 27.11.2020, CCAES). Durante esa semana se mantuvieron restricciones de movilidad y limitaciones de horario y aforo en establecimientos comerciales en distintas comunidades autónomas.

El diseño muestral de la ronda 3 fue el mismo que para las rondas 1 y 2. En la ronda 3 se han invitado a 2655 personas, de las cuales contestaron 1777, lo que representa una tasa de respuesta del 67%. Se obtuvieron 1018 entrevistas completas, y se descartaron 37 por datos incompletos, 81 por exceso de cuota, 19 por cuestiones de calidad y 620 por estar la encuesta ya cerrada.

Ronda 4

La encuesta se realizó durante los días 25 de enero al 1 de febrero de 2021. Los casos detectados durante los 14 días previos fueron 368.334, con una incidencia acumulada de 783,25 (Actualización nº 305. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 04.02.2021, CCAES). Durante esa semana se mantuvieron el endurecimiento de las restricciones de movilidad y limitaciones de horario y aforo en establecimientos comerciales en distintas comunidades autónomas.

El diseño muestral de la ronda 4 fue el mismo que para las rondas 1 y 2. En la ronda 4 se han invitado a 1955 personas, de las cuales contestaron 1405, lo que representa una tasa de respuesta del 72%. Se obtuvieron 1002 entrevistas completas.

Ronda 5

La encuesta se realizó durante los días 22 al 26 de marzo de 2021. Los casos detectados durante los 14 días previos fueron 65.194, con una incidencia acumulada de 138,63 (Actualización nº 340. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 26.03.2021, CCAES). Durante esa semana, previa a la Semana Santa, se mantuvieron las restricciones de movilidad y limitaciones de horario y aforo en establecimientos comerciales en distintas comunidades autónomas.

El diseño muestral de la ronda 5 fue el mismo que para las rondas anteriores. Se invitó a 3354 personas, de las cuales contestaron 2579, lo que representa una tasa de respuesta del 76,9%. Se obtuvieron 1002 entrevistas completas.

Ronda 6

La encuesta se realizó entre los días 24 de mayo al 3 de junio de 2021. Los casos detectados durante los 14 días previos fueron 94.236, con una incidencia acumulada de 198,60 (Actualización nº 370. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 07.05.2021, CCAES). Para esta fecha, se habían administrado más de 28 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Más de 19 millones, el 40% de la población, había recibido al menos 1 dosis y más de 10 millones, el 21.6% de la población, había recibido ya la pauta completa (Gestión Integral de la Vacunación COVID-19. Informe de actividad diario. 04/06/2021, Ministerio de Sanidad).

El diseño muestral de la ronda fue el mismo que para las rondas anteriores. Se invitó a 3.364 personas, de las cuales contestaron 1.727, lo que representa una tasa de respuesta del 51,3%. Se obtuvieron 1.001 entrevistas completas. Para corregir por algunas cuotas que no se completaron, se ponderó la muestra con una eficiencia de ponderación del 97,33% y un error muestral del 3,14%.

Ronda 7

La encuesta se realizó entre los días 26 de julio al 5 de agosto de 2021. Los casos detectados durante los 14 días previos fueron 291.765, con una incidencia acumulada de 614,88 (Actualización nº 434. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 05.08.2021, CCAES). Para esta fecha, se habían administrado más de 28 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Más de 32 millones, el 70% de la población, había recibido al menos 1 dosis y más de 28 millones, el 60% de la población, había recibido ya la pauta completa (Gestión Integral de la Vacunación COVID-19. Informe de actividad diario. 05/08/2021, Ministerio de Sanidad).

El diseño muestral de la ronda fue el mismo que para las rondas anteriores. Se invitó a 3.701 personas, de las cuales contestaron 1.334, lo que representa una tasa de respuesta del 36%. Se obtuvieron 1.000 entrevistas completas. Para corregir por algunas cuotas que no se completaron, se ponderó la muestra con una eficiencia de ponderación del 99,87% y un error muestral del 3,10%.

Ronda 8

La encuesta se realizó entre los días 27 de septiembre al 4 de octubre de 2021. Los casos detectados durante los 14 días previos fueron 25.682, con una incidencia acumulada del 54,12 (Actualización nº 476. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 04.10.2021, CCAES). Para esta fecha, se habían administrado más de 70 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Alrededor de 37,7 millones de personas, el 79,5% de la población española, había recibido al menos 1 dosis y más de 36 millones, el 77,4% de la población, había recibido ya la pauta completa (Gestión Integral de la Vacunación COVID-19. Informe de actividad diario. 04/10/2021, Ministerio de Sanidad).

El diseño muestral de la ronda fue el mismo que para las rondas anteriores. Se invitó a 5334 personas, de las cuales contestaron 2557, lo que representa una tasa de respuesta del 48%. Se obtuvieron 1.042 entrevistas completas. Para corregir por algunas cuotas que no se completaron, se ponderó la muestra con una eficiencia de ponderación del 96,85% y un error muestral del 3,08%.

Ronda 9

La encuesta se realizó entre los días 30 de noviembre al 13 de diciembre de 2021. Los casos detectados durante los 14 días previos al inicio de la encuesta fueron 153.298, con una incidencia acumulada del 323,07 (Actualización nº 520. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 10.12.2021, CCAES). Para esta fecha, se habían administrado más de 77 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Alrededor de 38,4 millones de personas, el 91,4% de la población española, había recibido al menos 1 dosis y más de 37,7 millones, el 89,5% de la población, había recibido ya la pauta completa (Gestión Integral de la Vacunación COVID-19. Informe de actividad diario10/12/2021, Ministerio de Sanidad).

El diseño muestral de la ronda fue el mismo que para las rondas anteriores. Se invitó a 2894 personas, de las cuales contestaron 1794, lo que representa una tasa de respuesta del 61,9%. Se obtuvieron 1042 entrevistas completas. Para corregir por algunas cuotas que no se completaron, se ponderó la muestra con una eficiencia de ponderación del 98,42% y un error muestral del 3,05%.

Ronda 10

La encuesta se realizó entre los días 25 de febrero y 4 de marzo de 2022. Los casos detectados durante los 14 días previos al inicio de la encuesta fueron 290.544, con una incidencia acumulada del 613,15 (Actualización nº 572. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 25.02.2022, CCAES). Para esta fecha, se habían administrado más de 92 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Alrededor de 38,9 millones de personas, el 91,1% de la población mayor de 12 años, había recibido ya la pauta completa y más de 24 millones, el 50,7%, habían recibido una dosis de refuerzo (Gestión Integral de la Vacunación COVID-19. Informe de Actividad, 25/02/2022, Ministerio de Sanidad).

El diseño muestral de la ronda fue el mismo que para las rondas anteriores. Se invitó a 1302 personas, de las cuales contestaron 1118, lo que representa una tasa de respuesta del 82,9%. Se obtuvieron 1067 entrevistas completas. Para corregir por algunas cuotas que no se completaron, se ponderó la muestra con una eficiencia de ponderación del 96,8% y un error muestral del 3,02%.


Muestra y recogida de datos del estudio de rondas:

La muestra, formada por un 50% de mujeres y un 50% de hombres, para cada grupo de edad (18 a 29; 30 a 44; 45-60; +60) y para cada área geográfica, refleja la distribución de la población adulta española, según los datos del censo del Instituto Nacional de Estadística.

Este estudio fue aprobado por el comité de ética del ISCIII (CEI PI 59_2020-v2).


Cuestionario:

La encuesta recoge cuestiones tanto cuantitativas como cualitativas para examinar las percepciones de riesgo de los ciudadanos; la confianza en las autoridades sanitarias y las recomendaciones; la aceptación de las conductas recomendadas; las barreras/impulsores de las conductas recomendadas; el conocimiento y las percepciones erróneas; y el estigma. El cuestionario también recoge la situación laboral de los ciudadanos, el nivel de educación y el tamaño de la localidad (a través de su código postal).


Análisis de los datos:

El análisis de los datos se enfocará a identificar las tendencias y variaciones a medida que vaya evolucionando la epidemia.


Difusión de los resultados:

Los resultados serán publicados en esta web y presentados y discutidos con las autoridades sanitarias. Más adelante serán presentados en congresos y publicaciones científicas.



Estudio de no vacunados:

Objetivo:

Detectar y describir los grupos de población reticentes a la vacunación de COVID-19, analizando sus percepciones, actitudes y posibles barreras percibidas.


Diseño del estudio preliminar RRSS:

Estudio descriptivo transversal en el que se realizó una encuesta online dirigida a la población española no vacunada para conocer los motivos por los que no se han vacunado, así como su confianza en la información, actitudes, percepciones, prácticas y barreras percibidas ante la vacunación de COVID-19.


Muestra y recogida de datos del estudio preliminar RRSS:

La encuesta estuvo abierta entre los días 1 y 19 de octubre del 2021. Los casos detectados durante esos días fueron 19.884, con una incidencia acumulada del 41,90 (Actualización nº 486. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 19.10.2021, CCAES). Para esta fecha, se habían administrado más de 71 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Alrededor de 37,8 millones de personas, el 79,9% de la población española, había recibido al menos 1 dosis y más de 37 millones, el 78,2% de la población, había recibido ya la pauta completa (Gestión Integral de la Vacunación COVID-19. Informe de actividad diario. 19/10/2021, Ministerio de Sanidad).

La población mayor de 16 años sin vacunar contra la COVID-19 o con pauta incompleta, fue invitada a contestar un cuestionario on-line con un muestreo no probabilístico de bola de nieve, lanzado a través de WhatsApp y distintas redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn. De los 5.902 accesos a la encuesta, 4.178 estaban incompletos (no terminaron la encuesta) y 372 contenían errores o inconsistencias. Finalmente, conforman este análisis un total de 2.312 encuestas.

Este estudio preliminar fue aprobado por el Comité de Ética del ISCIII (CEI PI 61_2021-v2).


Diseño del estudio de panel:

Estudio descriptivo transversal en el que se realizó una encuesta online, a través de un panel, con preguntas relacionadas con información, actitudes, percepciones, prácticas y barreras percibidas ante la vacunación de COVID-19.


Muestra y recogida de datos del estudio de panel:

La encuesta estuvo abierta entre los días 8 y 23 de noviembre de 2021. Los casos de COVID-19 detectados durante en esos días fueron 66004, con una incidencia acumulada del 139,10 (Actualización número 509. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 23.11.2021, CCAES). Para esta fecha, se habían administrado más de 75 millones de dosis de vacunas contra la COVID-19. Alrededor de 38,2 millones de personas, el 80,69% de la población española, había recibido al menos 1 dosis, y más de 37,5 millones, el 79,1% de la población, había recibido ya la pauta completa. Además, 3,8 millones de personas habían recibido una dosis adicional de refuerzo (Gestión Integral de la Vacunación COVID-19. Informe de actividad diario. 23/11/2021, Ministerio de Sanidad).

La recogida de datos se realizó a través del panel de una empresa de estudios de mercado. Un total de 19.424 personas, de entre 18 y 40 años, fue invitado a contestar un cuestionario on-line, de las cuales contestaron 1755. Finalmente se obtuvieron 1051 entrevistas completas de personas no vacunadas o sin la pauta completa, lo que representa un 5,6% de tasa de respuesta.

Para corregir por algunas cuotas sociodemográficas que no se completaron, se ponderó la muestra con una eficiencia de ponderación del 76,79% y un error muestral del 3,02%.

Este estudio fue aprobado por el Comité de Ética del ISCIII (CEI PI 59_2020-v2_Ampliación 2021-v2).


Análisis de los datos

Además del análisis descriptivo, los resultados obtenidos en el estudio preliminar de no vacunados se compararon con los obtenidos en ronda 8 del estudio COSMO-Spain, realizado a la población general (mayoritariamente vacunada), para los siguientes apartados: percepción de la gravedad de la enfermedad, comportamiento preventivo, alfabetización en salud, búsqueda y confianza en la información sobre coronavirus y opiniones sobre las decisiones tomadas. Para el estudio de panel de no vacunados, los resultados se compararon con los de la ronda 9 del estudio COSMO-Spain. Sin embargo, hay que tener en cuenta que la metodología de los estudios es distinta.




Percepción del riesgo

La mayoría de los encuestados considera a la Covid19 una enfermedad grave o muy grave, y cree que aún podrían contagiarse. Los lugares donde los encuestados consideran que es más probable contagiarse son: al hacer la compra, en el transporte público y en el lugar de trabajo.


Conocimientos

El estudio muestra que la población tiene, en general, un buen conocimiento respecto a las formas de contagio más frecuentes, los grupos de riesgo y los síntomas del COVID-19. Además, el 97% de los encuestados contestan que las personas sin fiebre pueden ser contagiosas. Igualmente es bueno el conocimiento que los encuestados tienen sobre las medidas para reducir el contagio.


Comportamiento

La mayoría de los encuestados reportan haber seguido, hasta la fecha, las recomendaciones de las instituciones sanitarias para reducir la transmisión del COVID-19, sobre todo en lo que se refiere al lavado de manos y la distancia de seguridad (96%).


Fuentes de información

Telediarios, prensa y ruedas de prensa son las fuentes de información más utilizadas, mientras que la web del Ministerio de Sanidad, las ruedas de prensa y los telediarios son las que se consideran más fiables. Aunque la fiabilidad en la información recibida a través de las redes sociales es percibida como muy baja por la gran mayoría de los encuestados uno de cada tres refiere utilizarlas para informarse sobre el COVID-19




Descripción de la muestra

En esta ronda, han participado 1033 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos (50,1% hombres). El 30% tenían entre 30 y 44 años y un tercio de la muestra entre 45 y 60 años. El 45% tenían estudios universitarios o FP superior y la mayor parte (56%) de los participantes refirieron estar trabajando.


Preocupación

La preocupación de la población respecto a la pandemia sigue siendo elevada, un 64% dice que el coronavirus/Covid19 le preocupa mucho o muchísimo y solo un 11% de los encuestados reporta que le preocupa un poco o nada. Las principales preocupaciones de los encuestados con respecto al Covid19 son: perder a un ser querido, la gente que va sin mascarilla, la saturación de los servicios sanitarios y un nuevo confinamiento, todas con una media (M) por encima de 4, en una escala entre 1 (nada) y 5 (muchísimo). Así mismo, un 36% de los encuestados dicen tener la sensación de que el coronavirus/Covid19 les deprime.


Percepción del riesgo y contagio

En general, la percepción del riesgo sigue siendo alta, un 42% de los encuestados cree que lo peor de la pandemia está por venir o que estamos viviendo lo peor de la pandemia un 23%, y solo un 21% considera difícil/muy difícil poder evitar la infección. La percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse es también baja: un 43% considera que sería grave o muy grave. Las situaciones o actividades en las que los encuestados creen que es más fácil contagiarse son: ir a sitios concurridos y al utilizar el transporte público y las que menos, reunirse en casas particulares, trabajar fuera de casa y hacer la compra.


Conocimientos, mascarillas y alfabetización en salud

Los conocimientos sobre las formas de contagio siguen siendo adecuados, incluyendo la capacidad de contagio de las personas sin fiebre. Sobre el uso de la mascarilla, el 94% piensa que el uso de mascarillas sirve para evitar contagiar a los demás y solo el 70% señala su utilidad para protegerse de ser infectado. El 86% refiere que las mascarillas tienen que tapar la nariz y la boca pero todavía hay un 10% que cree que hay que quitarse la mascarilla para toser o estornudar.

La dificultad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus es muy variable. Más del 75% de los encuestados refiere que le es fácil o muy fácil encontrar información sobre los síntomas y las restricciones relacionadas con el coronavirus/COVID-19, averiguar qué hacer en el caso de sospechar que tiene la enfermedad, entender y seguir las restricciones y recomendaciones que dan las autoridades sobre el coronavirus/COVID-19 o decidir cuándo quedarse en casa (y no ir al trabajo/colegio/actividades sociales). La dificultad percibida aumenta a la hora de entender lo que dicen las autoridades sobre el coronavirus/COVID-19, valorar cuando necesita ir al médico por un problema sin relación con el coronavirus/COVID-19 y valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus/COVID-19 es fiable.


Comportamiento

En la última semana, las medidas más frecuentemente seguidas por los encuestados para evitar el contagio fueron usar mascarillas (91%), lavarse las manos, usar gel hidroalcohólico y guardar distancia física (84%). Además, un 32% refiere haberse quedado en casa al tener síntomas.


Fuentes de información

Telediarios, prensa (en papel y online) y ruedas de prensa, son las fuentes de información más consultadas por la población, mientras que la información procedente de los profesionales sanitarios, la OMS y el Ministerio de Sanidad son las que más confianza generan. Una vez más, las redes sociales son bastante consultadas aunque se confía poco en ellas. Los programas de debate de radio y televisión son los segundos que menos confianza generan.

Sobre el tipo de información que más le interesaría recibir los más mencionados son: la evolución del virus (21%), la vacuna (15%) y cómo prevenir el contagio (15%). Un 11% de los encuestados refieren tener suficiente información y no necesitar ninguna de forma específica.


Confianza

Preguntados sobre la confianza que les generan distintas instituciones a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus/COVID-19, los encuestados confían más en los científicos, hospitales y centros de salud (M= 3,9; 3,8 y 3,7 respectivamente, utilizando una escala del 1=muy poca confianza, al 5=mucha confianza); por igual en el Ministerio de salud y en sus Comunidades Autónomas (M=3,3); con medias cercanas al 3 están los centros educativos y la prensa, y por debajo de 3, la confianza en el trasporte público, compañías aéreas, y trenes/autobuses de larga distancia.


Decisiones tomadas hasta ahora

Al consultar con los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, utilizando unas escala del 1 (nada de acuerdo) al 5 (totalmente de acuerdo) hemos encontrado que los encuestados consideran, casi por igual, que las decisiones tomas en España para reducir la propagación del COVID19 han sido adecuadas (M=3,9) e improvisadas (M=3,8).

Al analizar hasta qué punto los encuestados están de acuerdo con las decisiones adoptadas durante la pandemia vemos que las que mayor acuerdo generan son el uso obligatorio de mascarilla, la apertura de comercios, la libertad de movimientos entre provincias y que sean las comunidades autónomas las que determinen las normativas. Las que mayor desacuerdo generan son la libertad de movimiento entre países, la apertura de gimnasios o instalaciones deportivas, la realización de eventos y espectáculos de masas y la apertura de los bares y restaurantes.


Vacuna

El 70% de las personas encuestadas dicen se pondrían una vacuna si estuviera disponible y fuera indicada, un 18% está indeciso y un 12% no se la pondría.


App de rastreo

El 59% de los encuestados dicen que se descargaría una aplicación gratuita de rastreo para el teléfono móvil, que le advirtiera si puede haber sido infectado con el coronavirus/COVID19.


Segundo brote

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno en el caso de que se produjera un segundo brote generalizado del COVID19, las medidas con más aceptación son prohibir los eventos de masas de cualquier tipo y confinar los núcleos urbanos o las provincias más afectadas. Las medidas que más desacuerdo generan serían volver a cerrar la actividad empresarial no esencial, volver a los horarios de salida y volver al Estado de Alarma.



Seleccione la variable que quiere visualizar



Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1057 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos (49,6% hombres). El 30% tenían entre 30 y 44 años y un tercio de la muestra entre 45 y 60 años. El 42% tenían estudios universitarios o FP superior y la mayor parte (55%) de los participantes refirieron estar trabajando.


Preocupación

La preocupación de la población respecto a la pandemia sigue siendo elevada: 60% de los participantes indican mucha o muchísima preocupación. Sin embargo, el nivel de preocupación ha disminuido respecto a la encuesta anterior, en la que la preocupación de la población se mantenía en niveles similares a los registrados en pleno confinamiento. Además, ha aumentado en un 3% los encuestados que dicen que el coronavirus/Covid19 les preocupa poco o nada.

Las principales preocupaciones de los encuestados con respecto a la Covid19 se mantienen similares a la ronda anterior: la saturación de los servicios sanitarios, la gente que va sin mascarilla y un nuevo confinamiento, pero aumentan la preocupación por la situación económica y laboral (“no poder pagar mis facturas” y “la conciliación laboral y familiar”). A uno de cada dos encuestados le preocupa mucho poder perder su trabajo. Además, las situaciones que menos preocupaban a la población en la ronda anterior, como la salud física y mental, salir a la calle, el cierre de centros educativos o las discusiones familiares derivadas del cumplimiento de las restricciones, también han aumentado en esta ronda.


Percepción del riesgo y contagio

En general, la percepción de la población sobre la evolución de la pandemia ha empeorado, un 47% de los encuestados cree que lo peor de la pandemia está por venir y un 31% que estamos viviendo lo peor de la pandemia. Además, un 78% de la población tiene la sensación de que el coronavirus se está propagando rápido. A nivel psicológico el porcentaje de los encuestados que afirma que la Covid19 le hace sentir deprimido se mantiene en cifras similares a la encuesta anterior (un 37%).

Sin embargo, la percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse ha descendido: un 39% considera que sería grave o muy grave (frente a un 43% de la encuesta anterior) y solo un 27% de la población cree que sus probabilidades de contagio son elevadas o muy elevadas. Por otro lado, ha aumentado 5% la población que percibe como difícil/muy difícil evitar infectarse.

Aproximadamente un 75% de los encuestados considera que existe una alta probabilidad de contagio al acudir a sitios concurridos en espacios cerrados pero la percepción del riesgo baja cuando el sitio, a pesar de ser concurrido, es un espacio abierto (52%).

Utilizar el transporte público, reunirse con familiares o amigos en casa o acudir a un centro sanitario siguen siendo situaciones en las que la precepción del riesgo de contagiarse es alta. Finalmente, el 48% de la población cree que es probable contagiarse en los centros educativos y el 45% al trabajar presencialmente.


Conocimientos, cuarentenas y alfabetización en salud

En general los conocimientos sobre las formas de contagio son adecuados y se mantienen altos desde el confinamiento, aunque el porcentaje de personas que piensan que las personas sin fiebre no son contagiosas ha aumentado, llegando al 24% en esta ronda. Sobre el uso de la mascarilla, el conocimiento ha ido mejorando a lo largo del tiempo pero sigue habiendo un 9% que cree que hay que quitarse la mascarilla para toser o estornudar. Además, un 12% de la población cree que la vacuna de la gripe sirve para prevenir el coronavirus y que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia.

En relación a las cuarentenas y los confinamientos, el 95% de la población sabe que si tiene síntomas se tiene que quedar en casa. A las preguntas sobre qué harían en caso de ser contacto estrecho de un positivo, el 74% llamaría inmediatamente al Centro de Salud o al teléfono de información para seguir sus indicaciones y el 54% se aislaría inmediatamente a la espera de ver si desarrolla síntomas. Sin embargo, un 17% se aislaría en casa pero no de su familia y un 12% dice que haría vida normal. Hay un 3% de la población que no sabe lo que debería hacer.

La facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta. Un 78% de los encuestados refiere que le es fácil o muy fácil encontrar información que necesita sobre el coronavirus/COVID-19 y más del 80% afirma que le es fácil o muy fácil entender y seguir las recomendaciones sobre cuándo debería quedarse en casa, así como entender y seguir las restricciones y recomendaciones que dan las autoridades sobre cómo protegerse.

La dificultad percibida aumenta a la hora valorar cuándo necesita ir al médico por un problema sin relación con el coronavirus/COVID-19 y al valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus/COVID-19 es fiable.


Comportamiento

La adherencia a las medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias sigue siendo alta. Durante la semana previa a la encuesta, las medidas de prevención que la población dice haber realizado “siempre” siguen siendo por este orden: usar mascarillas (90%), lavarse las manos y/o usar gel hidroalcohólico (85%), ventilar los espacios cerrados (84%) y guardar distancia física de 2 metros (80%).

Evitar el transporte público es una medida considerada como preventiva por el 72%, a pesar de que la gran mayoría de los encuestados ha retomado el trabajo presencial.

Aunque solo el 68% de la población dice haber evitado las reuniones sociales y familiares, es un porcentaje acorde con la probabilidad de contagio en estas reuniones manifestada por los encuestados.

También la desinfección de superficies, como pomos de las puertas y timbres, parece que se han establecido como rutina para el 55% de la población.


Fuentes de información

A pesar del tiempo transcurrido desde el inicio de la pandemia, algo más del 40% de la población busca información sobre el coronavirus/COVID19 entre 4 y 5 veces al día. Las fuentes de información consultadas han variado poco en estos meses. Actualmente, los telediarios, internet y la prensa, siguen siendo las fuentes de información más consultadas por la población, mientras que la información procedente de los profesionales sanitarios, la OMS y el Ministerio de Sanidad continúan siendo las que más confianza generan. Una vez más, las redes sociales son bastante consultadas aunque se confía poco en ellas y lo mismo ocurre con los programas de debate de radio y televisión.


Confianza

Preguntados sobre la confianza que les generan distintas instituciones a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus/COVID-19, la población vuelve a confiar más en los científicos (69%), hospitales (58%) y centros de salud (54%); y un poco más en el Ministerio de Salud (42%) que en sus Comunidades Autónomas (39%) Ha aumentado la población que tiene confianza en los centros educativos en un 5%, pero la prensa y el transporte público siguen siendo las fuentes de información que menos confianza generan.


Decisiones tomadas hasta ahora

Al consultar a los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, ha bajado en un 3% los que consideran que las decisiones tomadas han sido adecuadas. Por otro lado, el 63% de los encuestados no considera exageradas las medidas tomadas hasta la fecha.

En consonancia con la ronda anterior, las medidas adoptadas durante la pandemia que mayor acuerdo generan son el uso obligatorio de mascarilla (80% de acuerdo) y las restricciones de aforo y horario en bares, restaurantes y locales de ocio: únicamente un 10% de la población dice estar en desacuerdo con las restricciones de aforo en bares y restaurantes y un 14% dice estar en desacuerdo con las restricciones de horarios en locales de ocio.

Con la apertura de los centros educativos está de acuerdo el 42% de los encuestados. Mantener la libertad de movimientos entre provincias es considerada una buena medida para el 40% de los encuestados en el momento de la encuesta, mientras que la libertad de movimientos entre países genera más desacuerdo. Aunque también se considera acertada, ha aumentado la población en desacuerdo con que sean las comunidades autónomas las que determinen las normativas. Finalmente, la población en desacuerdo con la prohibición de fumar en la vía pública es solo del 22%.


Vacuna

En la ronda 1, realizada a finales de julio, el 70% de los encuestados decía estar de acuerdo en vacunarse si hubiera una vacuna disponible y fuera indicada. Sin embargo, en esta segunda ronda, las personas dispuestas a ponerse una vacuna contra la Covid19 si estuviera disponible mañana mismo solo es del 43%. Las principales razones por las que la población dice, en la ronda 2, que no se pondría la vacuna son: “puede tener riesgos para mi salud” (59%); “me pondría una segunda o tercera, no la primera” (37%) y “creo que no será eficaz” (16%).

Los resultados del modelo de regresión logística indican que las mujeres muestran casi el doble de probabilidad (odds ratio, OR: 1,94) de estar en desacuerdo en vacunarse o indecisas que los hombres. Además, las personas que valoran la enfermedad por coronavirus como leve tienen el doble de probabilidad (OR=2,10) de estar en desacuerdo en vacunarse que los que valoran la enfermedad como grave. Los que no tienen confianza en los científicos tienen un 45% menos de probabilidad (OR=0,45) de querer vacunarse que los que tienen confianza. Los que no se preocupan por el coronavirus/COVID-19 presentan el doble de probabilidad de no querer vacunarse o estar indecisos (OR=2,05) que los que se preocupan. Finalmente, las personas que no están preocupadas por la gente que no usa mascarillas presentan casi el triple de probabilidad de estar en desacuerdo con vacunarse o ser indecisas (OR=2,97) que las personas con esta preocupación.


App de rastreo

En relación al uso de una aplicación gratuita de rastreo para el teléfono móvil, que le advirtiera si puede haber sido infectado con el coronavirus/COVID19 el porcentaje de la población que dice que se la descargaría se mantiene en más del 55%.


Segundo brote

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno en el caso de que se produjera un segundo brote generalizado del COVID19, la medida con más aceptación es “unificar la normativa y las restricciones a nivel nacional” con un 63% de la población totalmente de acuerdo; seguida de confinar a las zonas más afectadas (62%). Ha subido la población que estaría de acuerdo con volver a proclamar el estado de alarma a casi un 50% y un 43% está de acuerdo con que habría que volver a confinar a toda la población. La medida que más desacuerdo genera sería confinar a los mayores de 70 años, con un 43% de la población en desacuerdo.



Seleccione la variable que quiere visualizar



Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1018 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución igual por sexos. El 33% tenía entre 45 y 60 años. El 43,1% tenía estudios universitarios y la mayor parte (56,7%) de los participantes refirió estar trabajando, de los cuales el 27,7% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.


Preocupación y situación de la pandemia

La preocupación de la población respecto a la pandemia sigue siendo elevada: el 59% de los participantes indican mucha o muchísima preocupación, manteniéndose respecto a la ronda 2. Las principales preocupaciones de los encuestados con respecto a la COVID-19 se mantienen similares a las rondas anteriores: perder a un ser querido (93%), la saturación de los servicios sanitarios (91%) y la gente que va sin mascarilla (85%). En esta ronda aumenta la preocupación por la propia salud física y mental y disminuye la preocupación por un nuevo confinamiento.

Se mantiene el porcentaje de participantes que cree que la pandemia se está propagando rápido (79%). A nivel psicológico, el porcentaje de los encuestados que afirma que la COVID-19 le hace sentir deprimido ha aumentado ligeramente respecto a la encuesta anterior (un 42%).

Un 31% de los encuestados cree que lo peor de la pandemia está por venir y un 47% que estamos viviendo lo peor de la pandemia.


Conocimientos

En general los conocimientos sobre el coronavirus en general, las formas de contagio y las medidas preventivas son adecuados y se mantienen altos. El porcentaje de personas que piensan que las personas sin fiebre pueden ser contagiosas ha aumentado, llegando al 92% en esta ronda, y el 96% sabe que la enfermedad se transmite por gotas al toser y hablar. En relación a las cuarentenas y los confinamientos, más del 95% de la población sabe que si tiene síntomas se tiene que quedar en casa y que si es contacto estrecho debe aislarse. Casi todos los encuestados saben que la mascarilla tiene que tapar nariz y boca, y un 94% que mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz y que hay que lavarse las manos antes y después de usar la mascarilla.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse ha descendido: un 36% considera que sería grave o muy grave (frente a al 43% y 39% de las encuestas anteriores) y solo un 26% de la población cree que sus probabilidades de contagio son elevadas o muy elevadas, igual que en la ronda 2.

Los lugares con más probabilidad de contagio percibida son los sitios concurridos en espacios cerrados (81%), el transporte público (72%) y las reuniones con familiares o amigos (59%).

El 24% de los encuestados manifiesta que es muy difícil conseguir evitar infectarse por el coronavirus, un porcentaje que se mantiene similar al de las rondas anteriores.


Medidas preventivas

La adherencia a las medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias sigue siendo alta. Las medidas de prevención que la población dice haber realizado “siempre” siguen siendo por este orden: usar mascarillas (93%), ventilar los espacios cerrados (87%) y utilizar el gel hidroalcohólico (86%). Respecto a las rondas anteriores, han disminuido ligeramente los comportamientos de lavado de manos, guardar la distancia de seguridad, evitar tocarse ojos, nariz y boca con las manos sucias, evitar reuniones sociales y familiares y desinfectar superficies. La aplicación Radar-COVID es la medida preventiva menos usada.


Mascarillas

El tipo de mascarilla más usada habitualmente es la mascarilla quirúrgica (44%), seguida por la mascarilla FFP2 (26%). Es de destacar que el 60% de los encuestados indica que mira la etiqueta para ver si la mascarilla cumple la normativa antes de comprarla.


Alfabetización en salud

La facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta. En un rango de 1 (muy difícil) a 5 (muy fácil), seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse alcanza una media de 3,27, averiguar qué hacer cuando sospecha que tiene coronavirus llega a una media de 3,19, y entender las recomendaciones sobre cuándo debería quedarse en casa tiene una media de 3,13. Sin embargo, los participantes tienen más dificultades en valorar cuándo ir al médico (media de 2,69) y si la información de los medios es fiable (media de 2,34).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha bajado respecto a la ronda anterior, el 34% indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día, cuando en la ronda 2 era del 41%. Los telediarios, internet y la prensa nacional siguen siendo las fuentes de información más consultadas por la población. La información procedente de los profesionales sanitarios, la OMS y el Ministerio de Sanidad continúan siendo las que más confianza generan. Una vez más, las redes sociales son bastante consultadas aunque se confía poco en ellas y lo mismo ocurre con internet y con los programas de debate. El índice de relevancia (frecuencia x confianza) más alto lo alcanzan los telediarios (0,47) e internet (0,38), aunque estos valores son un poco más bajos que en la ronda 2.


Confianza en las instituciones

Las instituciones que generan más confianza en la población, a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus/COVID-19, son las mismas que en rondas anteriores: en un rango de 1, muy poca confianza, a 5, mucha confianza los científicos (con una media de 3,9), hospitales (media de 3,57) y centros de salud (media de 3,36). Ha aumentado la población que tiene confianza en los centros educativos en un 5%, pero la prensa y el transporte público siguen siendo las que menos confianza generan.


Decisiones tomadas

Al consultar a los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, ha bajado en un 3% los que consideran que las decisiones tomadas han sido adecuadas, aunque el 63% de los encuestados no considera exageradas las medidas tomadas hasta la fecha.

Las medidas adoptadas durante la pandemia que mayor acuerdo generan, en un rango que va de 1, no de acuerdo, a 5, de acuerdo, son el uso obligatorio de mascarilla (una media de 4,5), el toque de queda nocturno (media de 3,74), la prohibición de reuniones de más de 6 personas (media de 3,7). Ha aumentado el grado de acuerdo con la apertura de los centros educativos, pasando de una media de 3,21 en la ronda 2 a 3,59 en la ronda 3. La medida que menos acuerdo suscita es la libertad de movimiento entre países (media de 2,2).


Vacuna

El porcentaje de personas dispuestas a ponerse una vacuna contra la COVID-19 si estuviera disponible mañana mismo es del 39%, lo que representa una disminución con respecto a la ronda 2 (43%). También ha disminuido en un 7% la población que dice que “no tendría dudas sobre la vacuna, si está recomendada es que es segura”. Las principales razones por las que la población no se pondría la vacuna son: “me pondría una segunda o tercera, no la primera” (52%) y “puede tener riesgos para mi salud” (48%).


App de rastreo

En relación al uso de una aplicación gratuita de rastreo para el teléfono móvil, que le advirtiera si puede haber sido infectado con el coronavirus/COVID19 el porcentaje de la población que dice que se la descargaría se mantiene, como en la ronda anterior, en más del 55%.


Medidas en caso de rebrote

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno en el caso de que se produjera un rebrote generalizado del COVID19, la medida con más aceptación es unificar la normativa y las restricciones a nivel nacional (media de 3,83, en un rango que va de 1, nada de acuerdo, a 5, totalmente de acuerdo) seguido de confinar las zonas más afectadas (media de 3.5). Las medidas que menos acuerdo generan son confinar solo los fines de semana (media de 2,17) y confinar a los mayores de 70 años (media de 2,09).


Fatiga pandémica y costes

Como novedad en esta ronda 3, se ha preguntado a los participantes sobre su nivel de fatiga pandémica. En un rango de 1 (nada de acuerdo) a 5 (totalmente de acuerdo), las afirmaciones más mencionadas son “estoy cansado/a de los debates sobre la COVID-19”, con una media de 3,88, seguido por “estoy harto/a de oír hablar de COVID-19”, con una media de 3,52. Sin embargo, los encuestados no refieren cansancio debido a las limitaciones para proteger a los más vulnerables ni que hayan perdido las ganas de luchar contra la enfermedad (medias de 2,07 y 2,01, respectivamente). En general, los encuestados manifiestan una responsabilidad moral a la hora de cumplir con las recomendaciones (media de 4,42), y no creen que se pierda tiempo al seguir las recomendaciones y restricciones (media de 2,27).








Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1002 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 33% tenía entre 45 y 60 años. El 42% tenía estudios universitarios y la mayor parte (58%) de los participantes refirió estar trabajando, de los cuales el 30% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.


Preocupación y situación de la pandemia

La preocupación de la población respecto a la pandemia ha aumentado: el 67% de los participantes indican mucha o muchísima preocupación, el más alto de las 4 rondas. Entre las principales preocupaciones de los encuestados con respecto a la COVID-19 también han aumentado la preocupación por la saturación de los servicios sanitarios con una media de 4,63 (sobre 5) y la gente que va sin mascarilla (4,51). En esta ronda vuelve a aumentar la preocupación por la propia salud física y mental y a descender la preocupación por un nuevo confinamiento.

También aumenta el porcentaje de participantes que cree que la pandemia se está propagando rápido (92%), así como el porcentaje de los encuestados que afirma que la COVID-19 le hace sentir deprimido (50%) o le produce miedo (47%).

Además, un 54% de los encuestados cree que estamos viviendo lo peor de la pandemia, la más alta de todas las rondas.


Conocimientos

En general los conocimientos sobre el coronavirus, las formas de contagio y las medidas preventivas son adecuados y se mantienen altos. Ha aumentado a un 96% el porcentaje de población que sabe que mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz así como que los que afirman que las recomendaciones de las autoridades son de obligado cumplimiento (89%). La mayoría de los encuestados saben también que si tiene síntomas se tiene que quedar en casa (97%) y que si es contacto estrecho debe aislarse (96%).


Pruebas de detección

En esta ronda se ha preguntado sobre los conocimientos y prácticas de la población sobre las pruebas para la detección y diagnóstico del coronavirus. El 54% de la población considera estar bien informada sobre las diferentes pruebas existentes. Además, el 78% afirma que si el resultado de la PCR o del test de antígenos es positivo, “definitivamente tengo el coronavirus”, el 81% afirma que “si el resultado es negativo, podría ser positivo al día siguiente” y finalmente el 90% niega que si el resultado es negativo eso significa que 'puedo reunirme con amigos y familiares sin adoptar medidas de seguridad'.

En relación a si se han realizado una PCR o test de antígenos durante los últimos dos meses, un 72% responde que no. Del 28% que responde que sí, las razones más frecuentes fueron por ser contacto de un positivo (25%), por motivos de trabajo y por tener síntomas un 15%, y por acudir a la campaña de cribado en su localidad o barrio 12%, entre otros.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de los encuestados sobre la gravedad que tendría la enfermedad en caso de contagiarse sigue siendo baja, solo un 36% considera que sería grave o muy grave. Ha aumentado ligeramente la población que cree que sus probabilidades de contagio son elevadas o muy elevadas a un 32%, frente al 26% de rondas anteriores.

También ha aumentado la percepción de probabilidad de contagio según lugar y actividad. Los lugares con más probabilidad de contagio percibida siguen siendo los sitios concurridos en espacios cerrados, que alcanza el 85%, y el transporte público (75%). Sin embargo, son las reuniones con familiares o amigos las que mayor aumento de percepción de contagio registran en relación a las rondas anteriores, llegando a un 71%.

Igualmente aumentan los encuestados que manifiestan que es muy difícil conseguir evitar infectarse por el coronavirus, llegando al 30%, el porcentaje más alto de todas las rondas.


Medidas preventivas

La adherencia a las medidas preventivas recomendadas por las autoridades sanitarias también ha aumentado en esta ronda. Las medidas de prevención que la población dice haber realizado “siempre” son: usar mascarillas (94%), aumentando también la población que dice utilizar la mascarilla cuando está con amigos (87%), y utilizar el gel hidroalcohólico (86%). No visitar a familiares o amigos en cuarentena, guardar la distancia de seguridad, evitar el transporte público y evitar las reuniones sociales o familiares también han aumentado en esta ronda.


Mascarillas

Aunque el tipo de mascarilla más utilizada sigue siendo la mascarilla quirúrgica, ha descendido un poco (40%), mientras que la mascarilla FFP2 ha pasado a ser utilizada por el 37% de la población (frente al 26% de la ronda anterior). También han aumentado los encuestados que indican que miran la etiqueta para ver si la mascarilla cumple la normativa antes de comprarla (75%).


Alfabetización en salud

La facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta, aunque ha disminuido ligeramente en esta ronda. En un rango de 1 (muy difícil) a 4 (muy fácil), seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse baja a una media de 3,23, averiguar qué hacer cuando sospecha que tiene coronavirus baja a una media de 3,15 y entender las restricciones baja a 2,6. Sin embargo la facilidad percibida para entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho de un positivo es alta, con una media de 3,15, al igual que la facilidad para decidir si debe vacunarse (3,15). Sin embargo, la población tiene más dificultades para entender los beneficios y riesgos de vacunarse (2,96), encontrar información sobre las vacunas (2,59) o valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre las vacunas es fiable (2,3).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de consulta de información sobre el coronavirus ha aumentado respecto a la ronda anterior, de un 34% a un 38% de las personas que indican que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día. La información procedente de los profesionales sanitarios y la OMS continúa siendo las que más confianza genera. Una vez más se confía poco en las redes sociales, internet y los programas de debate.


Confianza en las instituciones

Las instituciones que generan más confianza en la población son las mismas que en rondas anteriores: en un rango de 1 a 5, los participantes indican tener mucha confianza en los científicos, con una media de 3,9, la única que ha aumentado en esta ronda); los hospitales (media de 3,5) y los centros de salud (media de 3,2). La confianza en el resto de las instituciones ha continuado su descenso, menos la relativa a la prensa, que se mantiene con una media de 2,3.


Decisiones tomadas

Al consultar a los encuestados sobre su opinión sobre las decisiones tomadas hasta la fecha en relación al coronavirus/COVID-19, ha bajado en un 8% los que consideran que las decisiones tomadas han sido adecuadas en comparación con la ronda anterior, mientras que el 72% de los encuestados no considera exageradas las medidas tomadas hasta la fecha.

Las medidas adoptadas durante la pandemia que mayor acuerdo generan, en un rango de 1, no de acuerdo, a 5, de acuerdo, son el uso obligatorio de mascarilla (una media de 4,6), el toque de queda nocturno (media de 3,9) y la prohibición de reuniones con no-convivientes (media de 3,6). Ha aumentado el grado de acuerdo con la limitación del movimiento entre provincias, pasando de una media de 3,4 en la ronda 3 a 3,6 en la ronda 4, y ha descendido la conformidad con que sean las CCAA las que determinen las normativas (3,14 a 2,99).


Vacuna

El porcentaje de personas dispuestas a ponerse una vacuna contra la COVID-19, si estuviera disponible mañana mismo, ha aumentado del 39% al 72%. También ha aumentado hasta un 62% la población que dice que “no tendría dudas sobre la vacuna, si está recomendada es que es segura”. Como novedad, un 55% de la población considera que habría que sancionar a las personas que no siguen las recomendaciones de vacunación. Las razones por las que la población no se pondría la vacuna también han descendido, ya que en la ronda anterior un 52% de la población afirmaba que “me pondría una segunda o tercera, no la primera” frente a un 17% en esta ronda y lo mismo ocurre con la afirmación de que “puede tener riesgos para mi salud”, que ha pasado de ser contestada por un 48% de la población a solo un 26%. “Me falta información para decidir” es ahora la principal razón para no ponerse la vacuna, para el 54% de la población.


Medidas ante el aumento de casos

Al preguntar sobre las medidas que debería tomar el gobierno ante el aumento de casos de COVID19, en un rango de 1, nada de acuerdo, a 5, totalmente de acuerdo, la medida con más aceptación es unificar la normativa y las restricciones a nivel nacional (media de 3,84), seguida de confinar las zonas más afectadas (3.32) y adelantar el toque de queda (3,20). La posibilidad de confinar solo los fines de semana ha pasado de una media de 2,17 en la ronda 3, a una de 2,47 en la ronda 4. Confinar a los mayores de 70 años sigue siendo la medida que menos acuerdo genera, con una media de 1,92.


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica se ha hecho notar con el empeoramiento de la evolución de la epidemia, aumentando en todas las opciones planteadas. En un rango de 1 (nada de acuerdo) a 5 (totalmente de acuerdo), las afirmaciones más mencionadas son “estoy cansado/a de los debates sobre la COVID-19”, con una media de 3,91, seguido por “estoy harto/a de oír hablar de COVID-19”, con una media de 3,62 y “me siento en tensión tratando de seguir todas las recomendaciones” con una media de 3,04 en esta.


Reuniones familiares y ocio

Se preguntó a la población sobre las reuniones familiares en los días festivos durante las navidades y el 70% dice haber celebrado Año Nuevo solo con sus convivientes, entre un 36% dice haber celebrado Nochebuena con no-convivientes de un núcleo familiar y un 5% dice haberse reunido con no-convivientes de varios grupos familiares en Nochevieja. Respecto a los demás días festivos, el porcentaje de personas que se reunió solo con los convivientes fue entre 68% en el día de Reyes y 60% en Nochebuena.

Finalmente, se le preguntó a la población si, en los últimos dos meses, habían estado más de 15 minutos en el interior de un bar/restaurante sin mascarilla y un 24% contestó que sí. De estos, el 34% afirma que sí estaban ocupadas todas las mesas del interior del bar/restaurante


Participación social

En esta ronda también se preguntó a la población si ha participado en redes comunitarias para apoyar a sus vecinos durante la pandemia y el 77% responde no haber participado. En relación a si han recibido apoyo de su comunidad por necesidades de salud o sociales que hayan podido surgir durante la pandemia el 73,4% contestó que no.








Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1002 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 34% de los encuestados tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (56%) refirió estar trabajando, de los cuales el 22% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo alto de contagio. El 29% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

En esta ronda la preocupación de los participantes por el coronavirus ha disminuido (52% indicaron que el coronavirus/COVID-19 les preocupa mucho/muchísimo, frente al 67% de la ronda anterior), al igual que la sensación de que el virus se propaga rápido (69% respondieron que el coronavirus se propaga rápido, frente al 92% en la ronda 4), y el sentimiento de depresión (44% de los encuestados manifestaron sentirse deprimidos, frente al 50% de la ronda anterior). El sentimiento de miedo se mantiene (41%) respecto a la ronda anterior.

El grado de preocupación también ha bajado para las distintas situaciones planteadas, excepto para “un nuevo confinamiento” (media: 3,88 sobre 5 puntos), “no poder pagar mis facturas” (3,53) y “perder mi trabajo” (3,16), que aumentan ligeramente.

Por primera vez, la mitad de los encuestados cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado y solo un 23% aún cree que lo peor de la pandemia está por venir.


Conocimientos

El grado de conocimiento baja ligeramente con respecto a la ronda anterior, particularmente en las preguntas: “el coronavirus se transmite por el aire” (82% de los encuestados responde correctamente, frente al 85% en la ronda anterior), “si soy contacto estrecho debo aislarme” (94% responde correctamente, 96% en la ronda anterior), y “hay que lavarse las manos antes y después de usar la mascarilla” (91% responde correctamente, 96% en la ronda 4). El porcentaje de encuestados que cree incorrectamente que puede hacer vida normal si es contacto estrecho pasa del 6% en la ronda 4 al 8% en la ronda 5.


Pruebas de detección

Sin embargo, en esta ronda aumenta el número de personas que dice sentirse bien informado sobre las pruebas de detección del coronavirus (54% al 56%), pero baja el número de personas que muestra un conocimiento correcto sobre las pruebas. Mientras que disminuye el número de personas que se ha realizado PCR o tests de antígenos (28 al 21%).


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de gravedad de enfermedad también baja con respecto a las rondas anteriores: únicamente el 35% de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. La percepción de probabilidad de contagio en general, también es la más baja de todas las rondas, ya que solo el 25% de los encuestados cree que tiene muchas probabilidades de contagiarse. La percepción de probabilidad de contagio en situaciones específicas disminuye para todas las situaciones, particularmente en relación a sitios concurridos en lugares cerrados, que pasa de una media de 4,35 sobre 5 en la ronda anterior a 4,17 en la ronda actual, y en reuniones con amigos y familiares (de 3,97 a 3,81). La autoeficacia aumenta a valores similares a la primera ronda, con un 29% de encuestados que cree que es fácil evitar contagiarse.


Medidas preventivas

Se observa una ligera bajada en la frecuencia de cumplimiento de todas las medidas preventivas, excepto en el uso de gel hidroalcohólico (se mantiene) y ventilar espacios cerrados (aumenta ligeramente). Utilizar mascarillas sigue siendo la medida más usada (media: 4,7).


Mascarillas

El uso de mascarillas FFP2 aumenta del 37 al 46% y disminuye el de mascarillas quirúrgicas, del 44% al 35%. Se mantiene en el 75% la proporción de personas que indica que se fija en si las mascarillas cumplen la normativa al comprarlas.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud aumenta en los siguientes aspectos: entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho (media: 3,18 en un rango de 1, muy difícil, a 4 muy fácil), cuando se sospecha que tiene coronavirus (3,17), valorar cuándo necesita ir al médico (2,76), entender las restricciones que dan las autoridades (2,65), encontrar información sobre las vacunas (2,62), y averiguar si la información de los medios en general (2,31) y sobre las vacunas (2,32) es fiable. Sin embargo, baja en cuanto a: decidir si debo vacunarme (3,09), entender los riesgos y beneficios de vacunarse (2,93) y encontrar información sobre el coronavirus (2,93).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información baja progresivamente, y solo el 27% de los encuestados indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día (38% en la ronda anterior).

La confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus baja para casi todas las fuentes. Sin embargo, la confianza en el Ministerio de Sanidad, las ruedas de prensa y redes sociales sube respecto a la ronda anterior. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,95 sobre 5), la OMS (3,15) y el Ministerio de Sanidad (3,12).


Confianza en las instituciones

La confianza sube para casi todas las instituciones, excepto para los científicos, aunque se mantienen como los que más confianza generan (media: 3,84 sobre 5) y en la prensa, que baja hasta una media de 2,35.


Decisiones tomadas

Baja la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado en España no han sido adecuadas (del 56% en la ronda 4 al 45% en la ronda 5). Aumentan las personas que consideran que las decisiones adoptadas han sido exageradas en relación a la ronda anterior (de un 8% a un 15%), alcanzando cifras similares a la ronda 1 (julio de 2020).

En relación a medidas específicas, el grado de acuerdo ha bajado para el uso obligatorio de mascarilla (media: 4,46 sobre 5), aunque sigue siendo la medida que más acuerdo genera. También ha descendido el acuerdo con el toque de queda nocturno (3,76), y limitar movimiento entre provincias (3,42). Ha aumentado el grado de acuerdo con la apertura de centros educativos y que sean las CCAA las que determinen las normativas.


Percepción de cumplimiento de normativa

Se pregunta por primera vez sobre la percepción en el cumplimiento de las normas por parte de la sociedad española en general y el 60% de los encuestados cree que la mayoría de la población española cumple las normativas, aunque el 75% de los encuestados cree que la mayoría de los españoles se quita la mascarilla en las reuniones familiares y el 63% cree que la mayoría de los españoles se reúne con no convivientes en lugares cerrados.


Vacuna

El 8% de los encuestados ha recibido ya alguna dosis de la vacuna. De los que no han recibido la vacuna, aumenta el porcentaje de personas que dicen que se la pondrían (74% frente al 72% en la ronda anterior). Los motivos más mencionados por los que dicen no querer vacunarse son: falta de información (57% lo indican) y que puede tener riesgos para la salud (52%). Los motivos para querer vacunarse son proteger su propia salud (81% lo indican) y la de los demás (73%).


Medidas ante el aumento de casos

En caso de otro rebrote, las medidas con más acuerdo son unificar la normativa a nivel nacional (media: 3,92 sobre 5, con un aumento del acuerdo respecto a la media de la ronda anterior), prohibir las reuniones con no convivientes (3,61), y confinar las zonas más afectadas (3,53, con aumento del acuerdo con respecto a la ronda anterior).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta ligeramente para todas las afirmaciones, siendo mayor el aumento en “estoy perdiendo las ganas de luchas contra la COVID-19”. Las afirmaciones más mencionadas siguen siendo “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de COVID-19”.


Medidas específicas para Semana Santa

En el momento de la encuesta, justo una semana antes de la Semana Santa, el 44% percibe las medidas tomadas para la Semana Santa como adecuadas (26% nada adecuadas) y el 95% dice que se quedará en casa. Del 5% que dice que saldrá, la mayor parte (55%) saldrá fuera de la provincia, el 51% se alojará en hotel/camping/casa rural, y el 82% viajará solo o con la unidad familiar.


Reuniones familiares y ocio

Ha aumentado la proporción de personas que ha estado más de 15 minutos en el interior de un bar o restaurante (24% al 27%). De los que han ido a bares/restaurantes, el 81% cree que se cumplían las recomendaciones de aforo y distancia entre mesas y comensales.


Participación social

La participación social en redes comunitarias ha bajado respeto a la ronda anterior, con un 76% de personas que indica que no ha participado (73% en la ronda 4). Ha aumentado del 77% al 79% los encuestados que indican que no han necesitado de apoyo comunitario para necesidades de salud o sociales debido a la pandemia.








Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1001 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 34% tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (52%) refirió estar trabajando, de los cuales el 48,5% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 23,5% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

De nuevo, y van ya dos rondas consecutivas, la preocupación por el coronavirus ha disminuido en la población (48% indicaron que el coronavirus/COVID-19 les preocupa mucho/muchísimo en esta ronda, frente al 52% de la ronda anterior), al igual que la sensación de que el virus se propaga rápido (43% respondieron que el coronavirus se propaga rápido, frente al 69% en la ronda 5), y el sentimiento de depresión (36% de los encuestados manifestaron sentirse deprimidos, frente al 44% de la ronda anterior). Sin embargo, el sentimiento de miedo se mantiene (40%) respecto a las rondas anteriores.

El grado de preocupación también sigue bajando para la mayoría de las distintas situaciones planteadas, excepto, una vez más para las preocupaciones económicas y familiares como “la conciliación laboral y familiar” (media: 3,6 sobre 5 puntos), “no poder pagar mis facturas” (3,6) y “perder mi trabajo” (3,16), que aumentan ligeramente. Por primera vez preguntamos sobre la preocupación de la población sobre las nuevas cepas de coronavirus y esta se sitúa entre las cuatro preocupaciones más mencionadas, con una media de 4,1.

Una vez más, aumenta el porcentaje de encuestados que cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado, alcanzando en esta ronda el 77%, y solo un 11% aún cree que lo peor de la pandemia está por venir.

Por primera vez se preguntó a la población cómo se había sentido durante las últimas dos semanas con la escala WHO-5 Well Being Index. En una escala de 1 (nunca) a 5 (todo el tiempo), los encuestados obtuvieron una media de 2,7 en la pregunta “me he sentido alegre y de buen humor” y de 2,6 en la pregunta “Mi vida cotidiana ha estado llena de cosas que me interesan”. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 52 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica un valor moderado de bienestar emocional.


Conocimientos

El grado de conocimiento sigue bajando ligeramente en la mayoría de las respuestas propuestas con respecto a las rondas anteriores, particularmente en las preguntas: “Si se es PCR o test es negativo hoy, podría ser positivo al día siguiente” (75% de los encuestados responde correctamente, frente al 81% de hace dos rondas), “el coronavirus se transmite por el aire” (77% de los encuestados responde correctamente, frente al 85% de hace dos rondas), “mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz” (93% responde correctamente, 95% en la ronda anterior), y “la mascarilla debe tapar nariz y boca” (96% responde correctamente, 98% en la ronda 5). El porcentaje de encuestados que cree incorrectamente que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia pasa del 6% en la ronda 5 al 9% en esta ronda y también crecen los que erróneamente creen que la mascarilla se debe quitar para toser o estornudar, de un 5% a un 7% en esta ronda.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de gravedad de enfermedad ha seguido bajando con respecto a las rondas anteriores, y solo el 31% de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. La percepción de probabilidad de contagio en general es la más baja de todas las rondas: únicamente el 16% de los encuestados cree que tiene muchas probabilidades de contagiarse.

La percepción de probabilidad de contagio en situaciones específicas también muestra esta tendencia a la baja. Por ejemplo, la percepción de probabilidad de contagio en sitios concurridos en lugares cerrados pasa de una media de 4,2 sobre 5 en la ronda 5 a 4,1 en esta ronda; en el transporte público pasa de 3,9 a 3,8; y en reuniones con amigos y familiares, pasa de 3,8 a 3,7.

La autoeficacia aumenta, consiguiendo los valores más altos de todas las rondas: un 36% de los encuestados cree que es fácil evitar contagiarse.


Comportamiento preventivo

Utilizar mascarillas sigue siendo la medida más usada (media: 4,7), y aumenta ligeramente en relación a la ronda anterior, como también sucede con ventilar espacios cerrados y desinfectar superficies. Sin embargo, en el resto de medidas preventivas se observan disminuciones en la frecuencia de cumplimiento, particularmente en el uso del gel hidroalcohólico, el uso de mascarilla cuando se está con amigos, guardar la distancia física, no ir a sitios concurridos, evitar el transporte público y evitar reuniones familiares y sociales.


Alfabetización en salud

Por otra parte, la alfabetización en salud continua la tendencia creciente de rondas anteriores. Destaca el aumento que experimentan las cuestiones relativas a la vacunación: decidir si debo vacunarme pasa de una media de 3,1 (en un rango de 1, muy difícil, a 4, muy fácil) en la ronda 5 a 3,3 en esta ronda; entender los riesgos y beneficios de la vacunación pasa de 2,9 a 3,1; encontrar información sobre las vacunas pasa de 2,6 a 2,8; y valorar si la información que dan los medios sobre las vacunas es fiable pasa de 2,3 a 2,5.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información también baja progresivamente, y más de un tercio de la población indica que nunca o casi nunca consulta la información sobre coronavirus.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a la ronda anterior. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,9 sobre 5), la OMS (3,2) y el Ministerio de Sanidad (3,1).


Confianza en las instituciones

La confianza también se mantiene para todas las instituciones, subiendo ligeramente la confianza en los científicos, los centros educativos y las comunidades autónomas, siendo de nuevo los científicos los mejor valorados (media: 3,9 sobre 5).


Decisiones tomadas

Sube el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España, y baja la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas (del 45% en la ronda 5 al 36% en la ronda 6) así como el porcentaje de personas que piensan que las decisiones han sido exageradas.

El acuerdo con la eliminación del toque de queda es bajo (con una media de 3,1 sobre 5), y desciende el acuerdo con la finalización del estado de alarma. Sin embargo, ha aumentado el grado de acuerdo con mantener la libertad de movimiento entre países, que pasa de una media de 2 en la ronda anterior a 2.7 en la ronda actual.


Cumplimiento de normativa

La percepción de los encuestados sobre el grado de cumplimiento a la normativa por parte del resto de la población española no ha sufrido cambios importantes en comparación con la encuesta anterior. El 62% de los encuestados cree que la mayoría de la población española cumple las normativas, aunque el 75% de los encuestados cree que la mayoría de los ciudadanos se quita la mascarilla en las reuniones familiares y el 64% cree que la mayoría de las personas se reúne con no convivientes en lugares cerrados.


Vacuna

El 37% de los encuestados ha recibido ya alguna dosis de la vacuna. Aumenta considerablemente el porcentaje de personas que dicen que se la pondrían (85% frente al 74% en la ronda anterior; esta cifra incluye a los que se han vacunado). En los encuestados que dicen no querer vacunarse, los motivos más frecuentemente mencionados son similares a la ronda anterior: falta de información (56% lo indican) y que puede tener riesgos para la salud (50%). Los motivos para querer vacunarse son proteger su propia salud (80% lo indican) y la de los demás (76%).

Por primera vez se ha preguntado a los que tienen hijos menores de 18 años si vacunarían a sus hijos si hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada para ellos y el 65% han respondido que los vacunaría seguro.

En esta ronda hemos analizado otros aspectos relevantes relacionados con la vacunación como la información recibida sobre la vacuna y la satisfacción con el proceso de vacunación. La satisfacción es adecuada para todos los aspectos evaluados. La satisfacción es muy alta (superior a 4 en una escala con rango entre 1, poco satisfecho, y 5, muy satisfecho) para “el tiempo de espera hasta la citación”, “el método de citación”, “el acceso al lugar de la vacunación y “el tiempo de espera en el sitio de la vacunación”. La información recibida durante la vacunación es el ítem que peor valoración obtiene (3,8 sobre 5). Un 14% de los vacunados refiere no haber sido informado sobre la vacuna que le habían administrado.


Medidas preventivas en la población vacunada

Por primera vez se ha preguntado a los participantes su opinión sobre la posibilidad de que en un futuro se permitiera a los vacunados con la pauta completa realizar distintas actividades.

En un rango de 1 (nada de acuerdo) al 5 (totalmente de acuerdo), la población opina que los vacunados deberían seguir cumpliendo con todas las restricciones del coronavirus en los espacios públicos, en el lugar de trabajo y en presencia de personas de riesgo (media de 4,1 sobre 5). La medida de relajación que más consenso genera es que los vacunados puedan moverse sin restricciones dentro de España (media 3,4) y la que menos acuerdos genera sería la posibilidad de que los vacunados no hicieran cuarentena, ni test/PCR en caso de ser contacto directo de un positivo (media 2,1).


Medidas para controlar un rebrote

En caso de otro rebrote, las medidas con las que más de acuerdo está la población serían unificar la normativa a nivel nacional (media de 3.9 sobre 5), confinar las zonas más afectadas (3,7) y prohibir reuniones con no convivientes (3,6), y las medidas que generan menos acuerdo serían el cierre de locales de ocio y el instaurar un confinamiento total (con medias de 2,9 y 2,8, respectivamente).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica ha disminuido para todas las afirmaciones, siendo mayor el descenso en “me siento en tensión tratando de seguir todas las recomendaciones”. Las afirmaciones más mencionadas siguen siendo “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de COVID-19”.








Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1000 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexos. El 34% tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (57%) refirió estar trabajando, de los cuales el 48% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 20% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

Mientras que la sensación de que el virus se está propagando rápido ha pasado de un 43% en la ronda anterior a un 77% en esta última ronda, la preocupación por el coronavirus ha aumentado muy poco, solo un 1% más de los encuestados (el 49%) indicaron que el coronavirus/COVID-19 les preocupa mucho/muchísimo. Tampoco ha variado el sentimiento de depresión (el 36% de los encuestados manifestaron sentirse deprimidos) y desciende, también ligeramente, el sentimiento de miedo al 39%.

El grado de preocupación también se mantiene para la mayoría de las distintas situaciones planteadas. Sube ligeramente la preocupación por las nuevas cepas de coronavirus y la preocupación por la salud física y mental, siendo la preocupación que más sube la de “las peleas familiares por el cumplimiento de las normas” que pasa de un 2,9 de media a 3,1 (5=mayor preocupación). Por primera vez preguntamos sobre la preocupación de la población de “infectar a mi familia” y esta se convierte en la segunda preocupación más mencionada, con una media de 4,4. La única preocupación que desciende en esta ronda es “la gente que va sin mascarilla” que pasa de una media 4,3 en la ronda anterior a 4,1 en esta.

En esta ronda, disminuye el porcentaje de encuestados que cree que lo peor de la pandemia ya ha pasado, pasando del 77% en la ronda anterior al 54%, y aumenta al 21% los que creen que lo peor de la pandemia está por venir.

Tampoco hay gran variación en la escala WHO-5 de bienestar, con la que se pregunta a la población cómo se ha sentido durante las últimas dos semanas. En una escala de 1 (nunca) a 5 (todo el tiempo), los encuestados mantienen una media de 2,7 en la pregunta “me he sentido alegre y de buen humor”, aumentando dos décimas en la pregunta “Mi vida cotidiana ha estado llena de cosas que me interesan”. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 53 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene un valor moderado de bienestar emocional.


Conocimientos

El grado de conocimiento sigue siendo alto, aunque continúan bajando las respuestas correctas en la mayoría de las cuestiones propuestas con respecto a las rondas anteriores, particularmente en las preguntas: “las recomendaciones de las autoridades sanitarias son obligatorias” (el 82% de los encuestados responde correctamente frente al 87% de la ronda anterior), y “el coronavirus se transmite por el aire” (74% de los encuestados responde correctamente, frente al 77% de hace dos rondas). Sin embargo, aumenta el conocimiento de “Si se es PCR o test es negativo hoy, podría ser positivo al día siguiente” (79% de los encuestados responde correctamente, frente al 75% de hace la ronda anterior). Por primera vez preguntamos sobre si “las personas vacunadas pueden contagiarse de coronavirus” contestando que sí el 93% de los encuestados.

El porcentaje de encuestados que cree incorrectamente que los síntomas aparecen en cuanto uno se contagia se mantiene en 9% y descienden los que erróneamente creen que “si soy contacto estrecho debo hacer vida normal”, pasando de un 7% en la ronda anterior a un 5% en esta.


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción de gravedad de enfermedad sigue bajando con respecto a las rondas anteriores y solo el 27% de los participantes considera que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagiarse. A pesar del aumento de casos, la percepción de probabilidad de contagio sube muy ligeramente, pasando de un 17% en la ronda anterior a un 18% los encuestados que creen que tienen muchas probabilidades de contagiarse.

La percepción de probabilidad de contagio se mantiene con respecto a la ronda anterior en la mayoría de las situaciones planteadas, siendo la percepción de probabilidad de contagio en espacios concurridos cerrados la que tiene la media más alta (4,1). La percepción de la probabilidad de contagio en espacios concurridos abiertos es la única que aumenta muy ligeramente pasando de una media de 3,2 en la ronda anterior a 3,3 en esta.

La autoeficacia percibida disminuye con respecto a la ronda anterior ya que un 27% de los encuestados cree que es fácil evitar contagiarse, frente al 36% de la ronda anterior.


Comportamiento preventivo

No ha habido mucha variación en la mayoría de los comportamientos preventivos, aunque el uso de mascarilla cuando se está con amigos y el evitar reuniones sociales familiares han disminuido a 4,1 y 3,4 de media respectivamente. Por primera vez hemos preguntado sobre comportamientos como “usar la mascarilla al aire libre” y “evitar juntar jóvenes con personas mayores” y ambas se sitúan entre los comportamientos menos frecuentes con una media de 3,9 y 3,8 (sobre 5).


Alfabetización en salud

Por otra parte, la alfabetización en salud mantiene una ligera la tendencia creciente, destacando un aumento en las cuestiones relativas a la vacunación: decidir si debo vacunarme pasa de una media de 3,3 (en un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil”) en la ronda anterior a 3,4 en esta ronda; entender los riesgos y beneficios de la vacunación pasa de 3,1 a 3,2; encontrar información sobre las vacunas pasa de 2,8 a 3,0; entender las restricciones pasa de un 2,7 a un 2,8 y valorar si la información que dan los medios sobre las vacunas es fiable pasa de 2,5 a 2,6.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información aumenta con respecto a las dos rondas anteriores, y casi un tercio de la población indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a la ronda anterior. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,9 sobre 5), la OMS y el Ministerio de Sanidad (3,2), aumentando una décima esta última fuente.


Confianza en las instituciones

La confianza en los servicios de salud se mantiene mientras que sube ligeramente la confianza en el Ministerio de Sanidad, en el Gobierno Central y en el transporte público. Por otro lado, baja ligeramente la confianza en los centros educativos, la comunidad autónoma y los científicos, aunque estos últimos permanecen como los mejor valorados a la hora de abordar el coronavirus (media: 3,8 sobre 5).


Decisiones tomadas

Baja ligeramente el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España, aumentando la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas (del 36% en la ronda 6 al 41% en la ronda 7, por debajo del 56% de la ronda 4). Aumenta el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España no han sido exageradas (60%).

En relación con las medidas específicas adoptadas, desciende en general el nivel de acuerdo con la mayoría de las medidas preguntadas. La medida que más acuerdo genera en esta ronda es permitir la libertad de movimiento entre provincias con una media de 3,4 (sobre 5). La segunda decisión que más acuerdo genera es que sean las comunidades autónomas las que determinen las restricciones.


Cumplimiento de normativa

La percepción de los encuestados sobre el grado de cumplimiento a la normativa por parte del resto de la población española ha cambiado en comparación con la encuesta anterior. Ha descendido el porcentaje de participantes que cree que la mayoría de la población española cumple las normativas (del 62% en la ronda 6 al 53% en la ronda 7). Además, ha aumentado el porcentaje que cree que la mayoría de las personas se reúne con no convivientes en lugares cerrados (73% frente a 64% en la ronda anterior) y el porcentaje que cree que la mayoría de los ciudadanos se quita la mascarilla en las reuniones familiares (del 75% en la ronda 6 al 79% en la ronda 7).


Vacuna

Sigue aumentando considerablemente el porcentaje de encuestados que ya han recibido alguna dosis de la vacuna (85%), así como el porcentaje de personas que dicen que se vacunarían (93% frente al 85% en la ronda anterior; esta cifra incluye a los que se han vacunado). Entre los encuestados que dicen no querer vacunarse, ha descendido el porcentaje de personas que indican que les falta información para decidir (del 56% en la ronda 6 al 40% en la ronda 7) y el porcentaje que indica que puede tener riesgos para su salud (del 50% en la ronda 6 al 45% en la ronda 7). Ha aumentado el porcentaje en los que creen que la vacuna no será eficaz (del 15% en la ronda 6 al 27% en la ronda 7), aquellos que no creen en las vacunas (13% respecto a 9% en la ronda anterior) y los que creen que tienen pocas probabilidades de contagiarse (15% frente al 9% en la ronda anterior).

Ha aumentado el porcentaje de encuestados que responden que vacunarían seguro a sus hijos si hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada para ellos (65% en la ronda 6 y 71% en la ronda 7).

También se han analizado otros aspectos relevantes relacionados con la vacunación como la información recibida sobre la vacuna y la satisfacción con el proceso de vacunación. La satisfacción es adecuada para todos los aspectos evaluados, aunque ha habido un ligero descenso respecto a la ronda anterior en todas las preguntas. La satisfacción es muy alta (superior a 4 en una escala con rango entre 1, poco satisfecho, y 5, muy satisfecho) para “el tiempo de espera hasta la citación”, “el método de citación”, “el acceso al lugar de la vacunación y “el tiempo de espera en el sitio de la vacunación”. La información recibida durante la vacunación sigue siendo el ítem que peor valoración obtiene (3,7 sobre 5). Se observa un ligero aumento en porcentaje de los vacunados que refiere no haber sido informado sobre la vacuna que le habían administrado (16% frente al 14% en la ronda anterior).


Medidas preventivas en la población vacunada

Ha descendido el grado de acuerdo medio sobre la posibilidad de que en un futuro se permitiera a los vacunados con la pauta completa realizar distintas actividades.

Se observa un aumento en el grado medio de acuerdo sobre que los vacunados deberían seguir cumpliendo con todas las restricciones del coronavirus en los espacios públicos, en el lugar de trabajo y en presencia de personas de riesgo (media de 4,3 en la ronda 7). La medida de relajación que más consenso genera es que los vacunados puedan moverse sin restricciones dentro de España (media 3,2) y la que menos acuerdos genera sería la posibilidad de que los vacunados no hicieran cuarentena, ni test/PCR en caso de ser contacto directo de un positivo (media 2,0).


Medidas para controlar un rebrote

En caso de otro rebrote, las medidas con las que más de acuerdo está la población serían disolver botellones y multar a los participantes (media de 4,5 sobre 5), unificar la normativa a nivel nacional (3,9), controlar el aforo de playas y parques (3,8), confinar las zonas más afectadas (3,7), limitar reuniones con no convivientes (3,7) y volver a cerrar el ocio nocturno (3,6). Las medidas que generan menos acuerdo serían declarar otra vez el estado de alarma (2,8), el cierre de bares y restaurantes (2,6) y el instaurar un confinamiento total (2,5).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta ligeramente en casi todas las afirmaciones excepto en las afirmaciones más mencionadas “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de COVID-19” que siguen en descenso.


Vacaciones de verano

En esta ronda se preguntó sobre lo que harán los encuestados durante las vacaciones de verano y el 63% responde que se quedará en casa. Entre los que dicen que se irán de viaje, el 72% asegura que viajará fuera de su provincia o comunidad autónoma y el 79% que lo hará solo o con su unidad familiar, un 17% dice que se alojarán con otros grupos familiares y un 14% con un grupo de amigos.








Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1042 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexo. El 34% de los participantes tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (54%) refirió estar trabajando, de los cuales el 47% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 22% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

En esta ronda del estudio la preocupación general respecto al coronavirus baja notablemente y por primera vez desde el inicio de la pandemia menos del 39% de la población refiere niveles altos de preocupación (frente un 49% de la ronda anterior). La sensación de que el virus se propaga rápido también ha descendido en esta ronda a los niveles más bajos desde que se iniciaron las encuestas y solo un 28 % de la población refiere sentir que se propaga muy rápido. Los sentimientos de miedo y depresión también alcanzan las frecuencias más bajas en esta ronda, con un 34% y un 31% de ciudadanos que manifiestan sensaciones altas de miedo y depresión, respectivamente.

Las preocupaciones de la población bajan para todas las situaciones planteadas en la encuesta con la excepción de la preocupación por “perder a un ser querido” y “no poder pagarlas las facturas”, que se mantienen. Las situaciones que más preocupan a la población siguen siendo perder a un ser querido, infectar a la familia y la saturación de los servicios sanitarios (con una media superior a 4, en una escala del 1 al 5). Las peleas familiares por el cumplimiento de las normas y salir a la calle son las situaciones que menos preocupan a los encuestados (todas con una media igual o menor a 3).

En esta ronda ha aumentado notablemente el optimismo respecto a la situación de la pandemia, y un 80% de los encuestados perciben que lo peor ya ha pasado (frente a un 54% de la ronda anterior).

Los ítems que miden bienestar emocional muestran una ligera mejora en esta ronda, consolidándose la tendencia al alza de la salud mental. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 55,3 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene un valor intermedio de bienestar emocional.


Conocimientos

El nivel de conocimiento sobre el coronavirus sigue descendiendo en esta ronda. El porcentaje de la población que contesta correctamente a las cuestiones planteadas baja para todos los ítems propuestos en la encuesta, excepto para la afirmación “el coronavirus se transmite por el aire”, que se identifica como correcta por tres cuartas partes de los encuestados en las dos rondas.

Este empeoramiento en el conocimiento es especialmente acusado para los ítems: “Mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz”, “El COVID−19 se contagia por gotas al toser/hablar”, “Las recomendaciones de las autoridades son obligatorias” y “Si PCR o test es negativo, podría ser positivo al día siguiente” (en los que el porcentaje de población que responde correctamente disminuye más de un 3% respecto a la ronda anterior).

Es de destacar el porcentaje de la población que incorrectamente piensa que “Si el resultado de un test es negativo, puedo reunirme con amigos y familiares sin medidas de seguridad”, que aumenta de un 7,2% en la ronda anterior a un 12,3% en la actual. También se incrementa notablemente el porcentaje de los que erróneamente creen que los síntomas aparecen en cuanto te contagias (del 9,1% al 9,5%) y que la mascarilla se debe quitar para toser o estornudar (del 4,9% al 6,1%).


Percepción del riesgo y autoeficacia

La percepción del riesgo disminuye tanto en lo referente a la probabilidad de contagio como en la gravedad de la enfermedad. El porcentaje de la población que piensa que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagio desciende de un 27% a un 24% respecto a la encuesta anterior, y solo un 17% piensa que tiene muchas probabilidades de contagiarse, frente al 18% de la ronda anterior.

La encuesta refleja también el descenso en la percepción de riesgo de contagio en escenarios concretos. Las situaciones en las que se percibe mayores probabilidades de contagio siguen siendo acudir a sitios concurridos en espacios cerrados, el transporte público y las reuniones con amigos/familiares.

La autoeficacia, entendida como la capacidad percibida de evitar el contagio, ha mejorado y en esta ronda un 32% de los encuestados refiere que les resulta fácil evitar el contagio (frente al 27% de la ronda anterior).


Comportamiento preventivo

La adherencia a las medidas preventivas sigue siendo muy alta, pero se aprecia un ligero descenso en el comportamiento preventivo, que resulta más acusado en la utilización correcta de la mascarilla. Las medidas que la población encuestada refiere practicar con más frecuencia siguen siendo usar mascarilla, la higiene de manos y la ventilación (con medias superiores a 4 en una escala del 1 al 5). La adherencia es más baja para las medidas “evitar reuniones sociales/familiares” y “desinfectar superficies”.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID19 es alta y en general mantiene la tendencia creciente de las últimas encuestas. En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es superior a 3 para los ítems: “Decidir si debo vacunarme”, “Seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse”, “Entender los beneficios y riesgos de vacunarse” y “Entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho”.

Valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus y la vacuna es fiable son las cuestiones percibidas como más difíciles, con medias de 2,6 y 2,7 respectivamente.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha disminuido con respecto a la ronda anterior, ya que solo el 19% de la población indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día y el 40% nunca o casi nunca.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a las rondas anteriores. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,9 sobre 5), la OMS (3,3) y el Ministerio de Sanidad (3,2).


Confianza en las instituciones

La confianza en los servicios de salud (hospital, centro de salud) se mantiene, mientras que sube la confianza en el Ministerio de Sanidad, centros educativos, Comunidades Autónomas y en el transporte público. Los científicos siguen siendo los que generan más confianza a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus (media: 3,8 sobre 5).


Decisiones tomadas

Ha aumentado el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España, aumentando la proporción de personas que considera que las decisiones que se han tomado han sido adecuadas (33% en esta ronda frente al 26% en la ronda 7). Por otra parte, ha disminuido el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España no han sido exageradas, pasando del 60% de la ronda 7 al 55% en esta ronda.

En relación con las medidas específicas adoptadas, en general ha aumentado el nivel de acuerdo con la mayoría de las medidas preguntadas, sobre todo en relación con permitir la libertad de movimiento entre provincias, que es la medida que más acuerdo genera (3,9 sobre 5). También ha subido el acuerdo con que sean las comunidades autónomas las que determinen las restricciones, con el fin del toque de queda nocturno y con la no obligatoriedad de la mascarilla en exteriores. Como novedad, en esta ronda se ha preguntado por el nivel de acuerdo con la relajación de restricciones en el ocio nocturno, con un 2,8 sobre 5.


Medidas preventivas en la población vacunada

En general, se observa un aumento en el nivel de acuerdo medio con todas las medidas propuestas, particularmente el acuerdo con que los vacunados con pauta completa puedan moverse sin restricciones dentro de España (media de 3,6 sobre 5) y en la Unión Europea (3,3 sobre 5). Sin embargo, baja el nivel de acuerdo con que los vacunados con pauta completa deban seguir cumpliendo todas las restricciones, aunque sigue siendo la medida que más acuerdo genera (4,1 sobre 5).


Vacuna

Un 93% de las personas que han contestado a la encuesta dicen haber recibido alguna dosis de la vacuna. El 85% de ellos indican que se les ha informado sobre el tipo de vacuna administrada. La satisfacción es adecuada para todos los aspectos relevantes relacionados con la vacunación evaluados, aumentando en todos ellos con respecto a la ronda anterior. La satisfacción es muy alta (superior a 4 en una escala con rango entre 1, poco satisfecho, y 5, muy satisfecho) para “el tiempo de espera hasta la citación”, “el método de citación”, “el acceso al lugar de la vacunación y “el tiempo de espera en el sitio de la vacunación”.

Entre los motivos más citados para vacunarse, están proteger la propia salud y la de los demás, aunque en ambos casos se observa una disminución en el porcentaje de encuestados que lo indican con respecto a las rondas anteriores. Por el contrario, aumenta el número de encuestados para los que el poder reunirse con familiares y amigos es un motivo de vacunación (del 43% en la ronda 7 al 49% en la ronda 8).

Por primera vez se ha preguntado sobre la intención de vacunación en el caso de que las autoridades sanitarias recomendaran una dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19, y el 89% de los encuestados indican que sí se la pondrían.

Entre los encuestados hay un 5% que dice no querer vacunarse, al igual que en la ronda anterior. Entre los motivos de no vacunación, ha descendido el porcentaje de personas que indican que les falta información para decidir (31% en la ronda 8 frente al 40% en la ronda anterior) y el de encuestados que indica que esperaría un tiempo (33% en esta ronda frente al 37% en la ronda anterior). Ha aumentado el porcentaje de los que creen que la vacuna puede tener riesgos para su salud (51% en esta ronda frente al 45%), de los que creen que la vacuna no será eficaz (36% en esta ronda frente al 27%), aquellos que no creen en las vacunas (21% actual respecto al 13%) y los que creen que tienen pocas probabilidades de contagiarse (19% frente al 15% en la ronda anterior).

Ha disminuido ligeramente el porcentaje de encuestados que responden que vacunarían seguro a sus hijos si hubiera una vacuna contra la COVID-19 recomendada para ellos (69% en esta ronda frente al 71% en la ronda anterior).


Medidas para controlar un rebrote

Las medidas para controlar un rebrote con las que más de acuerdo está la población serían disolver botellones y multar a los participantes (media de 4,3 sobre 5), unificar la normativa a nivel nacional (3,7), confinar las zonas más afectadas (3,5), controlar el aforo de playas y parques (3,5), limitar reuniones con no convivientes (3,4), volver a cerrar el ocio nocturno (3,3) y pedir certificado COVID para entrar en lugares de ocio (3,3). Las medidas que generan menos acuerdo serían declarar otra vez el estado de alarma (2,6), el cierre de bares y restaurantes (2,5) y el instaurar un confinamiento total (2,5).


Fatiga pandémica

Los ítems que miden la fatiga pandémica muestran valores medios similares a la ronda anterior o disminuyen ligeramente.








Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1049 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexo. El 34% de los participantes tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios universitarios y la mayor parte de los participantes (61%) refirió estar trabajando, de los cuales el 48% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 25% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

En esta ronda del estudio la preocupación general respecto al coronavirus ha subido ligeramente con respecto a la ronda 8: el 44% de los encuestados indicaron que les preocupa mucho/muchísimo, frente al 39% de la ronda anterior. La sensación de que el virus se propaga rápido también ha aumentado en esta ronda y un 60% de la población refiere sentir que se propaga muy rápido (28% en la ronda 8). En esta ronda un 25% de los encuestados percibieron que lo peor de la epidemia está por venir, frente a un 11% de la ronda anterior. Sin embargo, los sentimientos de miedo y depresión han mostrado unos niveles parecidos a los de la ronda anterior, con un 36% y un 32% de ciudadanos que manifiestan niveles altos de miedo y depresión, respectivamente.

Las preocupaciones de la población suben ligeramente para todas las situaciones planteadas en la encuesta con la excepción de la preocupación por “perder mi trabajo”. Las situaciones que más preocupan a la población siguen siendo perder a un ser querido, infectar a la familia y la saturación de los servicios sanitarios (con una media superior a 4 en una escala del 1 al 5). Las peleas familiares por el cumplimiento de las normas y salir a la calle son las situaciones que menos preocupan a los encuestados (todas con una media igual o menor a 3).

Los ítems que miden bienestar emocional muestran una ligera mejora en esta ronda, consolidándose la tendencia al alza de la salud mental en todos los ítems excepto en “Me he sentido tranquilo/a y relajado/a”, que descendió algo con respecto a la ronda 8. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 55,1 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene un valor intermedio de bienestar emocional.


Conocimientos

El nivel de conocimiento sobre el coronavirus ha mejorado en esta ronda. El porcentaje de la población que contesta correctamente a las cuestiones planteadas ha aumentado para algunos de los ítems propuestos en la encuesta. Destacan las cuestiones: “las personas vacunadas pueden contagiarse de coronavirus”, que pasa del 93,5% al 96,3%; “mantener la distancia de seguridad es una medida eficaz”, que pasa del 89,8% al 94,4%; “el COVID−19 se contagia por gotas al toser/hablar”, que sube del 87,9% al 90,4% y “los casos que no tienen síntomas pueden ser contagiosos”, que pasa del 87,6” al 90,3%. Como novedad, en esta ronda se introdujo la pregunta “usar mascarilla en interiores es fundamental para evitar la transmisión”, a la que ha respondido correctamente el 93,7% de los encuestados.

El porcentaje de población que incorrectamente piensa que “si el resultado de un test es negativo, puedo reunirme con amigos y familiares sin medidas de seguridad” ha aumentado del 12,3% en la ronda anterior al 13,6% en la actual. También se incrementa notablemente el porcentaje de los que erróneamente creen que “si soy contacto estrecho debo hacer vida normal”, del 5,6% al 8,9%.


Percepción del riesgo y autoeficacia

El porcentaje de la población que piensa que en caso de contagiarse la enfermedad sería grave o muy grave se mantiene en niveles parecidos a la encuesta anterior (25%), y aumenta ligeramente el porcentaje de encuestados que piensa que tiene muchas probabilidades de contagiarse, que es del 22% frente al 17% de la ronda anterior.

La encuesta refleja también un aumento en la percepción del riesgo de contagio en todos los escenarios propuestos. Las situaciones en las que se perciben mayores probabilidades de contagio siguen siendo acudir a sitios concurridos en espacios cerrados, el transporte público y las reuniones con amigos/familiares.

La autoeficacia, entendida como la capacidad percibida de evitar el contagio, disminuye en esta ronda: un 29% de los encuestados refiere que le resulta fácil evitar el contagio (frente al 32% de la ronda anterior).


Comportamiento preventivo

La adherencia a las medidas preventivas sigue siendo muy alta, pero se aprecia un ligero descenso en casi todos los comportamientos preventivos, excepto en “no visitar a familiares o amigos en cuarentena”, que pasa de una media de 4 (sobre 5) en la ronda 8 al 4,3 en esta ronda. Las medidas que la población encuestada refiere practicar con más frecuencia siguen siendo usar la mascarilla, la higiene de manos y la ventilación (con medias superiores a 4 en una escala del 1 al 5). Además, en esta ronda, “no visitar a familiares o amigos en cuarenta” pasa a ser una de las medidas más frecuentes (4,3 sobre 5).

Se observa un descenso muy acusado en la adherencia a la medida “utilizar la mascarilla cuando estoy con amigos”, que pasa de una media de 3,8 en la ronda anterior al 3,1 en esta ronda. Junto a esta, las medidas menos practicadas son “evitar juntar jóvenes con personas mayores en reuniones familiares”, “evitar reuniones sociales/familiares” y “desinfectar superficies”, todas con medias inferiores al 3,5.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19, se mantiene alta. En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es superior a 3 para los ítems: “decidir si debo vacunarme”, “seguir las recomendaciones sobre cómo protegerse”, “entender los beneficios y riesgos de vacunarse” y “entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho”.

Valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus y la vacuna es fiable son las cuestiones percibidas como más difíciles, ambas con una media de 2,6.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha aumentado ligeramente con respecto a la ronda anterior. El 23% (frente al 19% en la ronda anterior) de la población indica que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día y el 38% nunca o casi nunca.

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus se mantiene en niveles similares a las rondas anteriores. Las tres fuentes de información que generan más confianza continúan siendo los profesionales sanitarios (media: 3,8 sobre 5), la OMS y el Ministerio de Sanidad (ambos con una media de 3,2). Las redes sociales continúan siendo las fuentes que inspiran menos confianza, con una media de 2,0.


Confianza en las instituciones

Los científicos (media: 3,8 sobre 5) y los servicios de salud (hospital, centro de salud) siguen siendo los agentes o instituciones que más confianza generan a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus, mientras que baja la ligeramente confianza en los centros educativos y las comunidades autónomas. La prensa y el transporte público siguen siendo los que menos confianza generan, con una media por debajo del 2.5 sobre 5.


Decisiones tomadas

Se mantiene el acuerdo con las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España en un 33% y ha aumentado el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España no han sido exageradas, pasando del 55% de la ronda anterior al 61% en esta ronda.

En relación con las medidas específicas adoptadas, ha descendido el nivel de acuerdo con todas las medidas preguntadas, incluso en relación con permitir la libertad de movimiento entre provincias, que es la medida que más acuerdo genera (3,6 sobre 5). También ha bajado el acuerdo con el fin del toque de queda nocturno, con la no obligatoriedad de la mascarilla en exteriores, con que sean las comunidades autónomas las que determinen las restricciones, y con la relajación de las restricciones al ocio nocturno, siendo esta la medida que menos acuerdo genera (2,4 sobre 5).


Medidas preventivas en la población vacunada

En general, se observa un menor acuerdo con todas las medidas propuestas sobre relajar las restricciones en la población vacunada. La medida que más acuerdo genera (4,2 sobre 5) sigue siendo que los vacunados con pauta completa deban seguir cumpliendo todas las restricciones.


Síntomas compatibles con coronavirus

Preguntamos por primera vez si los encuestados habían tenido algún síntoma leve compatible con coronavirus en las últimas dos semanas, y el 89% de los encuestados contestó que no. Entre el 11% que contestó que sí, un 39% declaró que, a pesar de los síntomas, hizo vida normal y un 34% se hizo una prueba de antígenos o PCR. De los que indicaron hacer vida normal, el 88,1% refirió que se hizo una prueba de antígenos o PCR.


Vacuna

El 96% de las personas que han contestado a la encuesta han recibido alguna dosis de la vacuna. Sube la intención de vacunación en el caso de que las autoridades sanitarias recomendaran una dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19, con el 93% de los encuestados indicando que la han puesto o se la pondrían. Por primera vez preguntamos a los encuestados con hijos menores de 12 años sobre su intención de vacunarlos y el 60% dice que los vacunaría seguro.

Entre los motivos más citados para vacunarse, están proteger la salud de los demás y la propia, con un 58% y un 52% respectivamente. Llama la atención el aumento de motivos menos mencionados en rondas anteriores. Así el motivo que más ha aumentado en esta ronda con respecto a la anterior es “por motivos laborales” (de un 12% a un 27%), seguido de “para poder viajar, ir a conciertos etc.” (de un 21% a un 34% en esta ronda), “porque mis familiares y amigos quieren que me vacune” (de un 20% a un 32%) y “porque me lo ha aconsejado mi médico”, con un aumento del 10%.

Entre los encuestados ha bajado a un 2% el porcentaje de personas que dicen no querer vacunarse. El motivo más citado en esta ronda sigue siendo “puede tener riesgo para mi salud” con un 50%, seguido de “creo que la vacuna no será eficaz”, que ha aumentado del 36% en la ronda anterior al 43% en esta ronda. Sigue descendiendo el porcentaje de personas que indican que les falta información para decidir (31% en la ronda anterior frente al 24% en esta ronda) y se mantiene el de encuestados que indica que esperaría un tiempo (33%). También sigue aumentando, aunque ligeramente, el porcentaje de aquellos que no creen en las vacunas (23% actual respecto al 21%) y los que creen que tienen pocas probabilidades de contagiarse (21% frente al 19% en la ronda anterior).

Las opiniones sobre las vacunas se mantienen de una forma general estables con respecto a la ronda anterior, con un grado alto de acuerdo (3,8 sobre 5) con “la vacuna debería ser obligatoria para todos” y “no tendría dudas sobre la vacuna”.


Medidas para controlar un rebrote

Las medidas para controlar un rebrote con las que más de acuerdo está la población sigue siendo disolver botellones y multar a los participantes (media de 4,4 sobre 5), unificar la normativa a nivel nacional (3,9) y pedir certificado COVID para entrar en lugares de ocio (3,9), aumentando todas con respecto a las rondas anteriores. Reducir de nuevo el aforo de los sitios cerrados presenta un acuerdo alto, con una media de 3,7. Aumenta ligeramente el acuerdo con limitar reuniones con no convivientes (3,4) mientras se mantiene el de confinar las zonas más afectadas (3,5) y volver a cerrar el ocio nocturno (3,3). De nuevo, las medidas que generan menos acuerdo serían decretar el toque de queda (2,8, con un notable descenso) declarar otra vez el estado de alarma (2,6), el cierre de bares y restaurantes (2,5) y el instaurar un confinamiento total (2,5).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta muy ligeramente en casi todas las afirmaciones propuestas, excepto en “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19”, que es la más mencionada (3,7 sobre 5).


Celebraciones de Navidad

Preguntamos por primera vez, “si la situación de la pandemia en España se mantiene como hasta ahora, ¿cómo crees que celebrarás las fiestas de Navidad?”. Un 53% contestó que lo celebraría con la familia y amigos manteniendo todas las precauciones y un 10% aseguró que con familia y amigos sin muchas precauciones. El resto, un 38%, marcó que celebrará las fiestas solo con convivientes.








Descripción de la muestra

En esta ronda han participado 1067 personas residentes en España, mayores de 18 años, con una distribución similar por sexo. El 34% de los participantes tenía entre 45 y 60 años. El 32% tenía estudios superiores y la mitad de los participantes (50%) refirió estar trabajando, de los cuales el 43% indicó que trabaja presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio. El 26% de los encuestados indicó que su situación económica había empeorado en los últimos 3 meses.


Preocupación y situación de la pandemia

La preocupación general respecto al coronavirus ha bajado con respecto a la ronda anterior, con un 30% de encuestados a los que le preocupa mucho o muchísimo el coronavirus (44% en la ronda 9), la preocupación más baja desde el inicio de la pandemia. La sensación de que el virus se propaga rápido también ha disminuido en esta ronda, aunque ligeramente y un 57% de la población refiere sentir que se propaga muy rápido (60% en la ronda 9). En esta ronda, solo un 10% de los encuestados percibieron que lo peor de la epidemia está por venir, frente a un 25% de la ronda anterior. Sin embargo, los sentimientos de miedo y depresión han mostrado unos niveles parecidos a los de la ronda anterior, con un 32% y un 34% de ciudadanos que manifiestan niveles altos de depresión y de miedo, respectivamente.

Las preocupaciones de la población bajan ligeramente para todas las situaciones planteadas en la encuesta, con la excepción de la preocupación por “no poder pagar las facturas”. Las situaciones que más preocupan a la población siguen siendo perder a un ser querido, infectar a la familia y la saturación de los servicios sanitarios (con una media superior a 4 en una escala del 1 al 5). Las peleas familiares por el cumplimiento de las normas y salir a la calle son las situaciones que menos preocupan a los encuestados (con una media inferior a 3).

Los ítems que miden bienestar emocional muestran un ligero empeoramiento en esta ronda con respecto a la ronda 9. Los participantes obtuvieron una puntuación media total de 54,1 puntos (rango de 0 a 100) en el cuestionario WHO-5, lo que indica que se mantiene el valor intermedio de bienestar emocional.


Conocimientos

El nivel de conocimiento de la población sobre el coronavirus ha descendido en esta ronda en comparación con la ronda 9. El porcentaje de encuestados que contesta correctamente a las cuestiones planteadas ha bajado para casi todos los ítems propuestos en la encuesta, excepto en “si la PCR o test es negativo, podría ser positivo al día siguiente”, que pasa del 74% al 80% de encuestados que contestan correctamente a la misma. En la pregunta “las recomendaciones de las autoridades son obligatorias” también aumentó, aunque levemente, el porcentaje de encuestados que contestó afirmativamente.

Por primera vez, se ha preguntado a los encuestados si creen que los test de antígenos hechos en casa son un método fiable para autodiagnosticar COVID-19, pregunta a la que han contestado afirmativamente el 40% de los participantes.


Percepción del riesgo y autoeficacia

El porcentaje de la población que piensa que en caso de contagiarse la enfermedad sería grave o muy grave baja en esta ronda al 19%, aunque ha aumentado ligeramente el porcentaje de encuestados que piensa que tiene muchas probabilidades de contagiarse, que es del 32% frente al 22% de la ronda anterior.

La encuesta refleja también un aumento en la percepción del riesgo de contagio algunos de los escenarios propuestos. Las situaciones en las que se perciben mayores probabilidades de contagio siguen siendo acudir a sitios concurridos en espacios cerrados y el transporte público, aunque en estas dos situaciones desciende la percepción de riesgo, mientras se mantiene en las reuniones con amigos/familiares.

La autoeficacia, entendida como la capacidad percibida de evitar el contagio, aumenta en esta ronda: un 35% de los encuestados refiere que le resulta fácil evitar el contagio (frente al 29% de la ronda anterior).


Comportamiento preventivo

La adherencia a las medidas preventivas sigue siendo muy alta, pero se aprecia descensos en casi todos los comportamientos preventivos, excepto en “utilizar la mascarilla cuando estoy con amigos”, que aumenta ligeramente. Las medidas que la población encuestada refiere practicar con más frecuencia siguen siendo usar la mascarilla, la ventilación de los espacios cerrados, usar el gel hidroalcohólico y no visitar a amigos o familiares en cuarentena (con medias superiores a 4 en una escala del 1 al 5).

Las medidas menos practicadas en esta ronda son las mismas que en las rondas anteriores: “evitar juntar jóvenes con personas mayores en reuniones familiares”, “evitar reuniones sociales/familiares” y “desinfectar superficies”, todas con medias inferiores al 3,5.


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19, se mantiene alta en general, aunque ha descendido ligeramente la media de algunas preguntas. Es el caso de “decidir si debo vacunarme”, que pasa de 3,5 (en un rango de 1, muy difícil, a 4, muy fácil) en la ronda 9 a 3,4 en esta ronda, “entender los beneficios y riesgos de vacunarse”, que baja de 3,3 a 3,2, y “entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho”, que pasa de 3,2 a 3,1.

Las preguntas relativas a valorar si la información que dan los medios de comunicación sobre el coronavirus y la vacuna es fiable son percibidas como más difíciles, con medias de 2,7 y 2,6 respectivamente.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información ha variado poco con respecto a la ronda anterior, manteniéndose el porcentaje de la población que consulta la información sobre coronavirus varias veces al día (un 23%) y aumentando ligeramente el que no lo hace nunca o casi nunca (un 40% frente al 38% de la ronda anterior).

En esta ronda los niveles de confianza en la información han aumentado para todas las fuentes propuestas en la encuesta. La información proveniente de los profesionales sanitarios sigue siendo la mejor valorada por los encuestados (media: 3,9 sobre 5). Las siguientes fuentes de información que generan más confianza continúan siendo la OMS y el Ministerio de Sanidad (ambos con una media de 3,3). Las redes sociales continúan siendo las fuentes que inspiran menos confianza, con una media de 2,2.


Confianza en las instituciones

La confianza en las instituciones también ha aumentado en esta encuesta. Los científicos, con una media de 3,9 sobre 5, y los servicios de salud (hospital, centro de salud) siguen siendo los agentes o instituciones que más confianza generan a la hora de abordar los desafíos que supone el coronavirus. La prensa y el transporte público siguen siendo los que menos confianza generan, aunque este último es el que mayor incremento ha mostrado (con una media de 2,5 frente a 2,2 en la ronda anterior).


Decisiones tomadas

Disminuye el porcentaje de la población que está en desacuerdo con que las decisiones tomadas para reducir la propagación del coronavirus en España han sido adecuadas, que pasa de un 32% en la ronda anterior a un 26%, el valor más bajo de la serie. Sin embargo, ha aumentado el porcentaje de personas que piensan que las decisiones que se han tomado en España han sido exageradas, pasando del 13% de la ronda anterior al 20% en esta ronda.

En relación con las medidas específicas adoptadas, ha aumentado notablemente el nivel de acuerdo con todas las medidas preguntadas. En esta ronda preguntamos por primera vez el acuerdo con la implementación del pasaporte COVID, que ha obtenido una media de 3,2 sobre 5, y con la obligatoriedad de utilizar la mascarilla en exteriores, que ha obtenido el acuerdo más bajo con una media de 2,8.


Medidas preventivas en la población vacunada

En general, se observa un acuerdo ligeramente superior con todas las medidas propuestas sobre relajar las restricciones en la población vacunada, en comparación con a la ronda anterior. La medida que más acuerdo genera (3,9 sobre 5) sigue siendo que los vacunados con pauta completa deban seguir cumpliendo todas las restricciones.


Vacuna

El 93% de las personas que han contestado a la encuesta han recibido alguna dosis de la vacuna. Preguntamos por primera vez por el número de dosis y un 64% de los encuestados afirma que se ha puesto ya tres dosis de la vacuna contra la COVID-19. Sin embargo, desciende la intención de vacunación en el caso de que las autoridades sanitarias recomendaran otra dosis adicional de la vacuna contra la COVID-19, con el 77% de los encuestados indicando que se la pondrían (93% en la encuesta anterior). Aumenta un 4% el porcentaje de encuestados con hijos menores de 12 años que tiene intención de vacunarlos, y el 64% de los encuestados dice que los vacunaría seguro.

Varían los motivos más citados para vacunarse: “para proteger la salud de los demás” baja de un 58% en la ronda anterior y a un 22% en esta ronda, junto con “porque es lo que hay que hacer para recuperar nuestra vida normal” que pasa de un 44% en la ronda anterior a un 11 % en esta ronda. “Para proteger mi salud” pasa a ser el primer motivo con un 56% y también aumentan los motivos “para poder reunirme con amigos y familiares con seguridad” y “por motivos laborales” (45% y 31% respectivamente).

Entre las personas que dicen no querer vacunarse, ha aumentado el motivo más citado “puede tener riesgo para mi salud” hasta el 63%. El segundo motivo, más mencionado ha sido “porque no evita el contagio” con un 62%. “Porque no evita tener síntomas graves” irrumpe con un 33% y también aumenta “me falta información para decidir” y “creo que ya he pasado la COVID-19”.

En relación a las opiniones sobre las vacunas, descienden ligeramente las más mencionadas, aunque se mantienen con una media superior a 3,5 “la vacuna debería ser obligatoria para todos”, “no tendría dudas sobre la vacuna” y “cuando pienso vacunarme calculo beneficios y riesgos”.


Medidas para controlar un rebrote

En general hay un descenso en el acuerdo con las medidas para controlar un rebrote. Las que más de acuerdo está la población sigue siendo disolver botellones y multar a los participantes (media de 4 sobre 5), y unificar la normativa a nivel nacional (3,7).


Fatiga pandémica

La fatiga pandémica aumenta ligeramente en todas las afirmaciones propuestas, siendo las más mencionadas “estoy cansado de los debates sobre la COVID-19” y “estoy harto de oír hablar de laCOVID-19” con unas medias de 3,7 sobre 5.


Celebraciones de Navidad

Preguntamos por primera vez “¿Cómo has celebrado las fiestas de Navidad?”. Un 57% ha contestado que lo celebró solo con convivientes y un 10% que lo celebró con familia y amigos sin muchas precauciones. Antes de la navidad (ronda 9), las correspondientes cifras fueron de 37,8% (solo convivientes) y 9,6% (sin muchas precauciones).


Sospecha de COVID-19

Por segunda vez preguntamos a los encuestados si habían tenido algún síntoma leve compatible con la COVID-19 en las últimas dos semanas y el 16% de los encuestados dice que sí (un 5% más que en la última ronda). Las medidas adoptadas por los que sospecharon tener de COVID-19 aumentaron considerablemente en relación a la ronda anterior, así el 62% (frente al 34% de la ronda 9) se hizo una prueba diagnóstica; un 47% (vs. 29%) evitó ir a reuniones con familiares o amigos y un 31% (vs. 25%) se aisló hasta encontrarse bien. El porcentaje de personas que refirieron hacer vida normal a pesar de los síntomas leves bajó del 39% al 24%.








Descripción de la muestra

La muestra total de 2062 participantes no vacunados o sin la pauta completa, un 57% mujeres, tenía una edad media de 42,1 años (desviación típica, DT: 12,2). El 53% de los participantes tenía entre 25 y 45 años. El 65% tenía estudios universitarios. La mayor parte de los participantes (77%) refirió estar trabajando, de los cuales el 34% indicó que trabajaba presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.

De forma similar, el grupo de participantes sin ninguna dosis (1998) estaba compuesto por un 57% de mujeres. La edad media fue de 42,2 años (DT: 12,2). El 65% de la muestra de no vacunados tenía estudios universitarios. El 82% refirió estar trabajando, principalmente en entornos de riesgo moderado de contagio (34%).


Estado vacunal de los encuestados

¿Tienes ya la pauta completa de la vacuna contra la COVID19?

De los 2312 que completaron la encuesta el 89% (n=2062) refería no tener la pauta completa. De estos, 1998 participantes (97%) no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna, 53 participantes (3%) se había puesto una dosis pero no pensaba ponerse la segunda y 11 participantes (0,5%) tenían una dosis y estaban a la espera para ponerse la segunda.


Motivos por los que no se ha completado la vacunación

A aquellos que contestaron “Tengo una dosis, pero no voy a ponerme la segunda” (n=53) se les preguntó por los motivos por los que no habían completado la pauta de vacunación. El motivo más mencionado por los encuestados es haber tenido muchos efectos adversos con la primera dosis (44%), seguido de haber pasado ya la enfermedad (22%).


Motivos para no vacunarse

A los que no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna (n=1998) se les preguntó por los motivos y el 72% de los participantes señaló que las vacunas para la COVID-19 se han desarrollado muy rápido, no son seguras o están en fase experimental. Un 50% cree que las vacunas son malas para la salud o les preocupan sus efectos secundarios. El tercer motivo más mencionado para no vacunarse es pensar que las vacunas son un negocio (44%), seguido de “estoy sano y no necesito vacunarme” (41%) y un porcentaje similar opina que las vacunas contra la COVID-19 no funcionan.

El 12% de los encuestados no se ha vacunado porque cree que el coronavirus no existe o porque piensa que las vacunas son un engaño. El 9% refiere no haberse vacunado por haber pasado la enfermedad y por lo tanto estar inmunizado. Mientras que un 9% no se vacuna porque no cree que se vaya a contagiar y un 8% indica que no se ha vacunado por problemas de salud o indicación médica.

Con un porcentaje igual o inferior al 7% de respuesta, los encuestados refieren no haberse vacunado porque no creen en las vacunas en general (7%), tienen motivos religiosos o éticos (6%), tienen miedo a los efectos secundarios (5%) y presentan desconfianza en la información o los medios y en las farmacéuticas (5%), creen solo en la medicina natural (5%) o tienen fobia a las agujas (5%).

Además, los encuestados refieren distintas razones con un porcentaje inferior al 5%, siendo las más mencionadas: estar embarazada (3%), no me gusta que me presionen/obliguen (2%), me queda lejos el centro de vacunación (2%), problemas administrativos como no tener tarjeta sanitaria (1%), miedo a perder su trabajo (1%) o “prefiero esperar” (1%).


Intención de vacunación en el futuro

Casi el 60% de los encuestados que no se ha vacunado respondió no tener intención de vacunarse en el futuro, mientras que un 33% no estaba seguro y un 8% decía tener intención de vacunarse más adelante.

A las 811 personas con dudas o con intención de vacunarse más adelante, se les preguntó en qué circunstancias se vacunarían. La mayoría (66%) indicó que se vacunará cuando pase un tiempo y compruebe que la vacuna es segura, el 24% se vacunará si puede elegir la vacuna y el 16% cuando necesite estar vacunado para poder viajar. Un 9% contestó que se vacunará cuando haya disponibilidad otras vacunas (más segura, más eficaz, con virus atenuado, intranasal, española, etc). Además, el 5% mencionó que se vacunará cuando les aseguren que acudir al centro de vacunación no tendrá consecuencias legales y cuando se tenga más información sobre los efectos secundarios o estos sean menores.


Percepción de la gravedad de la enfermedad

Entre las personas que no se han vacunado, la percepción de la gravedad de la enfermedad es baja. El porcentaje de la población que piensa que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagio es del 9% (comparando con el 24% en la población general, según la encuesta COSMO-Spain Ronda 8).


Comportamiento preventivo

Las medidas que la población no vacunada refiere practicar con más frecuencia son similares a las de la población general (encuesta COSMO-Spain Ronda 8), aunque con una adherencia a las mismas inferior: utilizar la mascarilla (64% no vacunados vs 95% población general), ventilar los espacios cerrados (59% no vacunados vs 94% población general) y la higiene de manos (47% no vacunados vs 90% población general). La adherencia es también más baja que en la población general para las medidas relacionadas con evitar los sitios concurridos (40% no vacunados vs 85% población general), guardar una distancia mínima de 2 metros (37% no vacunados vs 87% población general) o evitar reuniones sociales/familiares (15% no vacunados vs 69% población general).


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud entre la población no vacunada, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19 es en general baja. En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es igual o inferior a 3 para todos los ítems propuestos, y está por debajo de las medias de la población general (COSMO-Spain Rondas 1-8).


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información entre la población no vacunada también es baja, y un 60% de los encuestados indicó que nunca o casi nunca consulta la información sobre el coronavirus, un 20% más que en la población general (COSMO-Spain Ronda 8).


Confianza en la información sobre COVID−19

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus es baja para todas las fuentes propuestas, con medias inferiores a 3 en una escala de 1 (muy poca confianza) a 5 (mucha confianza). Las tres fuentes de información que generan más confianza son los científicos (media: 2,9), Internet (2,5) y los profesionales sanitarios (2,3). Estos resultados son inferiores a los de la población general (COSMO-Spain Ronda 8), que confía principalmente en los profesionales sanitarios y los científicos (con una media en ambos de 4) e Internet se sitúa en la penúltima posición en la confianza de la información que genera.


Opiniones sobre las decisiones tomadas

La población que no se ha vacunado o no piensa completar la pauta de vacunación se muestra en desacuerdo con las medidas tomadas en España para reducir la propagación del coronavirus. Un 77% considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas y un 62% opina que han sido exageradas (frente a un 29% y un 16% respectivamente en la población general COSMO-Spain Ronda 8).








Descripción de la muestra

La muestra de 1051 participantes no vacunados o sin la pauta completa, un 50% mujeres, tenía una edad media de 29,5 años (desviación típica, DT: 6,2). El 48% de los participantes tenía entre 25 y 34 años. El 47% tenía estudios secundarios o de formación profesional. La mayor parte de los participantes (55%) refirió estar trabajando, de los cuales el 38% indicó que trabajaba presencialmente en entornos con riesgo moderado de contagio.

De forma similar, el grupo de participantes sin ninguna dosis (963) estuvo compuesto por un 51% de mujeres. La edad media fue de 29,9 años (DT: 6,3). El 48% de la muestra de no vacunados tenía estudios secundarios o de formación profesional. El 56% refirió estar trabajando, principalmente en entornos de riesgo moderado de contagio (38%).


Estado vacunal de los encuestados

¿Tienes ya la pauta completa de la vacuna contra la COVID19?

De los 1755 participantes, el 60% (n=1051) refería no tener la pauta completa. De estos, 963 participantes (92%) no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna y 88 participantes (8%) se había puesto una dosis, pero no pensaba ponerse la segunda.


Motivos por los que no se ha completado la vacunación

A aquellos que contestaron “Tengo una dosis, pero no voy a ponerme la segunda” (n=88) se les preguntaron los motivos por los que no habían completado la pauta de vacunación. Los motivos más mencionados por los encuestados es haber pasado ya la enfermedad (33%), haber estado enfermo (27%) y haber tenido muchos efectos adversos con la primera dosis (13%).


Motivos para no vacunarse

A los participantes que no se habían puesto ninguna dosis de la vacuna (n=963) se les preguntaron los motivos (permitiéndose más de una respuesta), siendo la razón más mencionada que las vacunas para la COVID-19 se han desarrollado muy rápido, no son seguras o están en fase experimental (55%). El segundo motivo más mencionado para no vacunarse es pensar que las vacunas son un negocio (28.5%), seguido de “estoy sano y no necesito vacunarme” (22,3%). Con un porcentaje similar, el 22,2% cree que las vacunas son malas para la salud o les preocupan sus efectos secundarios y el 21,2% opina que las vacunas contra la COVID-19 no funcionan.

El 17,9% de los encuestados dice que no se ha vacunado por haber pasado la enfermedad y por lo tanto estar inmunizado y el 84% porque tiene fobia a las agujas.

Con un porcentaje cercano al 5% de respuesta, los encuestados refieren no haberse vacunado porque no creen en las vacunas en general (5,2%), creen que no se van a contagiar (5,2%) o por problemas de salud/indicación médica (5%).

Además, los encuestados refieren distintas razones con un porcentaje inferior al 5%, siendo las más mencionadas: creo que el coronavirus no existe (3,5%), me queda lejos el centro de vacunación (3,4%), estoy embarazada (3,2%), solo creo en la medicina natural (3,2%), y no sé qué hacer para vacunarme (3,1%).


Intención de vacunación en el futuro

El 26% de los encuestados que no se ha vacunado respondió no tener intención de vacunarse en el futuro, mientras que un 43,5% no estaba seguro y un 30,6% decía tener intención de vacunarse más adelante.

A las 717 personas con dudas o con intención de vacunarse más adelante, se les preguntó en qué circunstancias se vacunarían, permitiéndose más de una respuesta. La mayoría (57,3%) indicó que se vacunará cuando pase un tiempo y compruebe que la vacuna es segura, el 22,7% se vacunará cuando necesite estar vacunado para poder viajar y el 19% si puede elegir la vacuna. Un 10,7% contestó que se vacunará cuando les aseguren que acudir al centro de vacunación no tendrá consecuencias legales y un 9,4% cuando se pueda vacunar cerca de casa.

Además, el 8,8% mencionó que se vacunará cuando recupere su salud/termine su tratamiento, el 8% cuando sepa dónde ir y el 6,4% cuando pueda dejar su trabajo/obligaciones personales.


Percepción de la gravedad de la enfermedad

Entre las personas que no se han vacunado, la percepción de la gravedad de la enfermedad es baja. El porcentaje de la población que piensa que la enfermedad sería grave o muy grave en caso de contagio es del 15% (comparando con el 25% en la población general, según la encuesta COSMO-Spain Ronda 9).


Comportamiento preventivo

Las medidas que la población no vacunada refiere practicar con más frecuencia son similares a las de la población general (encuesta COSMO-Spain Ronda 9), aunque con una adherencia a las mismas relativamente inferior: utilizar la mascarilla (77% no vacunados vs. 96% población general), ventilar los espacios cerrados (52% no vacunados vs. 93% población general) y la higiene de manos (49% no vacunados vs. 90% población general). La adherencia es también significativamente más baja que en la población general para las medidas relacionadas con evitar los sitios concurridos (37% no vacunados vs. 85% población general), guardar una distancia mínima de 2 metros (45% no vacunados vs. 87% población general) o evitar reuniones sociales/familiares (20% no vacunados vs. 74% población general).


Alfabetización en salud

La alfabetización en salud entre la población no vacunada, entendida como facilidad percibida por los encuestados a la hora de encontrar, comprender, evaluar y aplicar la información relativa al coronavirus/COVID-19, es algo más baja que en la población general (COSMO-Spain Rondas 1-9). En un rango de 1 “muy difícil” a 4 “muy fácil” la media es de 3 únicamente para “entender qué hacer cuando se es un contacto estrecho” y “seguir las recomendaciones de cómo protegerse” siendo inferior a 3 en el resto de los ítems propuestos.


Búsqueda de información sobre coronavirus

La frecuencia de búsqueda de información entre la población no vacunada también es baja, y un 68,9% de los encuestados indicó que nunca o casi nunca consulta la información sobre el coronavirus, un 30% más que en la población general (COSMO-Spain Ronda 9).


Confianza en la información sobre COVID−19

En líneas generales, la confianza en las fuentes de información sobre el coronavirus es baja para todas las fuentes propuestas, con medias cercanas o inferiores a 3 en una escala de 1 (muy poca confianza) a 5 (mucha confianza). Las tres fuentes de información que generan más confianza son los científicos (media: 3,1), profesionales sanitarios (3) y los amigos (2,4). Estos resultados son significativamente inferiores a los de la población general (COSMO-Spain Ronda 9), que confía principalmente en los profesionales sanitarios y los científicos (con una media en ambos de 3,8).


Opiniones sobre las decisiones tomadas

La mayor parte de las personas que no se ha vacunado o no piensa completar la pauta de vacunación se muestra en desacuerdo con las medidas tomadas en España para reducir la propagación del coronavirus. Un 48,6% considera que las decisiones que se han tomado no han sido adecuadas y un 32.9% opina que han sido exageradas (frente a un 32% y un 13% respectivamente en la población general COSMO-Spain Ronda 9).







Listado actualizado de noticias sobre COSMO-SPAIN

Ronda 8

(25/10/2021) iLeón
(25/10/2021) Valencia Plaza
(25/10/2021) Diario de Sevilla
(22/10/2021) ElNacional.cat
(22/10/2021) Expansión
(21/10/2021) NIUS
(21/10/2021) Agencia EFE
(21/10/2021) El Español
(21/10/2021) El faro de Ceuta
(21/10/2021) Qué!

Ronda 5

(13/04/2021) RTVE
(13/04/2021) El País
(13/04/2021) La Opinión de Murcia
(13/04/2021) El Periódico
(13/04/2021) ElDiario.es
(13/04/2021) CádizDirecto.com
(13/04/2021) HuffingtonPost.es
(13/04/2021) Diario Médico
(13/04/2021) SaludADiario.es
(13/04/2021) Diario Farma
(19/04/2021) BuscandoRespuestas.com

Ronda 4

(13/02/2021) Andalucía Información
(13/02/2021) Agencia SINC
(13/02/2021) La Vanguardia
(13/02/2021) ileón
(13/02/2021) El Español
(13/02/2021) infoLibre
(13/02/2021) Redacción Médica

Ronda 3

(23/12/2020) El País
(15/12/2020) Valencia plaza
(14/12/2020) Redacción Médica
(14/12/2020) Voz pópuli
(14/12/2020) ConSalud.es
(14/12/2020) eldiario.es

Ronda 2

Noticias destacadas:

(22/10/2020) La Vanguardia
(22/10/2020) Público
(22/10/2020) El Heraldo
(22/10/2020) La Voz de Galicia
(22/10/2020) Agencia SINC
(23/10/2020) La Razón
(23/10/2020) ABC
(26/10/2020) Radio Murcia (Entrevista a María Falcón a partir del minuto 20)
(29/10/2020) En JAKE ETB (Entrevista a María Romay-Barja) abrir con Firefox o Chrome


Otras noticias:

(22/10/2020) 20 minutos
(22/10/2020) Infosalus
(22/10/2020) Maldita Ciencia
(22/10/2020) CatalunyaPress
(22/10/2020) Salamanca TV
(22/10/2020) Qué
(23/10/2020) Acta Sanitaria
(23/10/2020) Granada Digital

Ronda 1

Noticias destacadas:

(25/08/2020) El País
(26/08/2020) Agencia EFE
(25/08/2020) Agencia SINC
(25/08/2020) Presidencia del Gobierno

Otras noticias:

(02/09/2020) El dia Segovia
(01/09/2020) Radio Nacional de España, programa “Por tres razones”, entrevista a Maria João Forjaz a partir del minuto 44.
(31/08/2020) Canal Sur Radio, programa “La tarde con Mariló Maldonado”, entrevista a Maria João Forjaz el 31/08/2020, a las 15:00.
(31/08/2020) Diario Córdoba
(29/08/2020) Cambio 16
(29/08/2020) El Confidencial
(27/08/2020) EDM radio
(27/08/2020) El Español
(26/08/2020) Gaceta Médica
(26/08/2020) Agencia EFE
(26/08/2020) La Hora digital
(26/08/2020) Notícias 8 Islas Canarias
(26/08/2020) Somos Pacientes
(25/08/2020) Qué!
(25/08/2020) Infosalus
(25/08/2020) Agencia SINC
(25/08/2020) Heraldo
(25/08/2020) La Voz Digital
(25/08/2020) El Mirón de Soria
(25/08/2020) Voz Populi
(25/08/2020) Hoy Digital
(25/08/2020) El Expresso (Puerto Rico)
(25/08/2020) Cuidad Real Digital
(25/08/2020) Q’arentena
(25/08/2020) InfoLibre
(25/08/2020) Murcia.com
(25/08/2020) El Confidencial
(25/08/2020) Euronews
(25/08/2020) El País
(25/08/2020) Ministerio de Ciencia e Innovación
(25/08/2020) Presidencia del Gobierno
(25/08/2020) Ministerio de Sanidad

Estudio preliminar:

(18/08/2020) ABC
(08/08/2020) Salud a Diario
(08/08/2020) Noticias de Navarra
(07/08/2020) El Diario
(07/08/2020) El Plural
(07/08/2020) Burgos noticias
(07/08/2020) Agencia SINC


Si quiere contactar con nosotros puede hacerlo escribiendo a: cosmo-spain@isciii.es


Este estudio está coordinado por el Instituto de Salud Carlos III, en colaboración con la Universidad de Murcia, la Univerdsidad de Cádiz, el Ministerio de Sanidad y la Organización Mundial de la Salud